Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |DESTACADO DE LA CARTELERA VIRTUAL
“Las Encadenadas”: un thriller teatral atravesado por una historia real

La obra de Juan Mako, que se teje alrededor de la inundación que hizo desaparecer Villa Epecuén, se mostrará online

“Las Encadenadas”: un thriller teatral atravesado por una historia real

Cecile Caillón ganó el Luisa Vehil por su actuación en “Las Encadenadas”

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

12 de Agosto de 2020 | 05:18
Edición impresa

En esta cuarentena por la pandemia se ha visto de todo: desde obras de grandes producciones filmadas con una única y lejana cámara fija, en los que se dificulta no sólo visibilizar personajes y acciones en un lejano escenario sino también escuchar con nitidez sus diálogos, hasta otras puestas más chicas pero que le hicieron más fácil su visionado al espectador, en tanto le permitía no ganar sino no perder más de lo que la virtualidad ya le había quitado a esas piezas teatrales.

Dentro de esta última línea, y como una de las mejores producciones que se verán seguramente en esta cuarentena, está “Las Encadenadas”, de Juan Mako, filmada a tres cámaras en full HD -a cargo de El Pájaro Films- y que, tras frenar su tercera temporada, luego de un gran paso por la cartelera marplatense, volverá al ruedo de manera online.

Apropiándose de la histórica inundación que acabó con Villa Epecuén a mediados de los ochenta, para construir sobre esos cimientos una sórdida historia en clave de thriller, “Las Encadenadas” se mostrará desde el viernes a las 20 y hasta el lunes siguiente en el mismo horario en el Abasto Social Club -donde la pieza se estrenó en 2018 y donde realizó dos temporadas a sala llena-, a través del sistema de gorra virtual con entradas a partir de $100, que se pueden comprar por Alternativa Teatral.

La obra está protagonizada por Mónica Driollet (Graciela) y Cecile Caillón (Esther), aunque también hay un tercer personaje que compartieron durante las funciones Diego Torben y Claudio Depirro (Arismendi); este último el que aparece en el registro fílmico.

En escena, es una tarde noche cualquiera de un verano cualquiera en el cementerio municipal del pueblo de Carhué, en el límite con Epecuén, provincia de Buenos Aires. Ante el acecho de una tormenta incipiente y cansadas de la rutina, dos mujeres encargadas del crematorio intentan terminar lo antes posible su jornada laboral. De repente el llamado de su jefe genera que aquellas heridas, ruinas y cenizas del pasado se remuevan y vuelvan a salir a luz.

A partir de ahí, Mako, que es licenciado en Dirección Escénica en la UNA, construyó “una obra que, con cierto formato de teatro documental, dialoga como un acercamiento a la historia de una catástrofe predecible y evitable, como una mirada singular y totalmente ficticia sobre el universo de tres personajes; y como una visión de mundo que atraviesa la memoria, lo político y lo estético en su carácter transformador”.

En diálogo con EL DIA, el joven actor y director contó que comenzó a gestar esta obra en 2013, como parte de un ejercicio de dramaturgia de la UNA, en donde muy “arbitrariamente” perfiló el universo con el que quería trabajar: dos empleadas de un cementerio público que, mientras meten cuerpos al horno, y guardan las cenizas en las urnas, se pasan recetas de cocina mientras Sergio Denis musicaliza esas escenas que rayan lo absurdo por su sordidez.

Y con este esqueleto Mako buscó para vestirlo un traje verdadero, el de la inundación de Villa Epecuén en 1985, sobre la que sus abuelos le habían contado de chico, dado que su familia paterna es oriunda de Carhué, donde ubicó el escenario, tan incómodamente real como bien logrado.

Para poder darle más peso a su historia, Mako se metió en el barro, para escarbar aún más de lo que había obtenido con sus recuerdos y con sus navegaciones en la web. “A partir de ahí comencé un trabajo de campo e investigación más profundo sobre lo que pasó en Villa Epecuén, hasta que en 2017 pude viajar a Carhué, visitar las ruinas, hablar con ex habitantes de la zona y terminar de moldear la dramaturgia lo cual creía fundamental antes de empezar a ensayar, para que la obra tuviera la fuerza, la consistencia y el respeto que necesitaba”, reveló.

Es interesante destacar el clima espeso que, de punta a punta, se siente en la obra, en la que encaminándose al desenlace la tensión comienza a subir y va in crescendo tanto en el escenario (o en la pantalla) como en el espectador. Para los que habitamos La Plata, este argumento, desde lo simbólico, resuena fuerte, por ese hecho trágico que, como a algunos de estos personajes, les cuenta todavía superar, y que los hace sentir “encadenados”, de cierta manera, a ese pasado doloroso.

Hacer un thriller en el teatro no es habitual ni tampoco fácil pero en la obra de Mako, que venía trabajando en el género de la mano de otras experiencias, se lo siente natural. En “Las Encadenadas”, que puede enmarcarse “dentro de un realismo con ciertos elementos del grotesco y la tragedia”, admitió el joven dramaturgo que “quizás la enorme influencia de las series que hoy consumimos, que casi todas funcionan dentro de los códigos que establece el suspenso, fue un condicionante”. Sin embargo, nada se forzó sino que, por el contrario, “fue dándose este estilo junto con la trama y lo que la dramaturgia iba narrando”.

En este sentido, remarcó que “el mayor desafío fue que los actores y las actrices entren en ese código de actuación sin solemnizarlo ni parodiarlo, eso que tiene el cine que uno se la cree más porque parece más a la vida misma... Para entender lo que estamos contando, para no juzgar a los personajes, sino comprenderlos en su accionar y por ende poder conmovernos con ellos en términos de ficción”.

Consultado en relación a cómo vive esta situación inédita, lamentó el director el freno que esta cuarentena por la pandemia significó para el sector, pero se mostró contento con terminar esta tercera temporada bajo la modalidad online, algo que, más allá de los debates sobre si es teatro o es otra cosa, les permite llevar la esencia de su obra a destinos a los que quizás les sería difícil llegar. “Y también lo hacemos por necesidad, tanto nuestra como artistas en este duro momento, como también en colaboración con las salas teatrales que tantos gastos y poco apoyo tienen hoy”, cerró Mako.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla