Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Policiales |Fueron 62 víctimas fatales
Hubo armas de fuego en el 61 por ciento de los crímenes cometidos en 2020

En un año marcado por el encierro a raíz de la pandemia, se duplicaron los asesinatos con respecto a 2019. Drogas y peleas, las causas más comunes. Las balas, presentes en el 90% de los robos con víctimas fatales

Hubo armas de fuego en el 61 por ciento de los crímenes cometidos en 2020
17 de Enero de 2021 | 03:17
Edición impresa

El cuanto menos extraño 2020 terminó con una extensa lista de crímenes cometidos en la Región, que duplica a la del año anterior y posee características que la distinguen al menos de los últimos tres períodos. Son 62 las personas asesinadas. De esos hechos, 34 tuvieron lugar durante la cuarentena o aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Los móviles varían y en casos siguen bajo investigación pero dos cuestiones sobresalen del resto: la cantidad de homicidios vinculados a peleas -desde rencillas hasta disputa de territorio en casos de comercialización de estupefacientes- y el fuerte descenso de los femicidios en comparación a términos anteriores, cuando, en contrapartida, los episodios de violencia de género aumentaron de forma considerable.

Del total de los crímenes, 34 ocurrieron en el marco de algún tipo de contienda. La gran mayoría resueltas a tiros. En tanto, a diferencia de lo sucedido en 2018 y 2019 (con ocho muertes cada uno), en el 2020 se registraron dos femicidios y un travesticidio.

CUESTIÓN DE ARMAS Y RIÑAS

Al grave problema de duplicar la cantidad de muertes violentas en 12 meses se agrega uno que “no tiene una única explicación”, según afirmó un Policía en actividad consultado por EL DIA. No obstante, relacionó esa circunstancia a “que hay más violencia en la sociedad y está la modalidad de que ‘tiran por tirar’”.

Se trata de la presencia cada vez más notable de armas de fuego en la calle. A su vez, esto se traduce en más enfrentamientos a los tiros, asaltos con revólveres o pistolas y en delincuentes abatidos por vecinos o efectivos policiales. Basta confrontar los números de 2017 al 31 de diciembre de 2020. Así, en más del 61 por ciento de los crímenes reconocidos el año pasado se utilizaron armas de fuego, y en 15 hechos cuchillos, facas o puntas caseras.

Más de 30 hechos se vinculan a enfrentamientos de narcos o cuestiones territoriales

Los registros de este diario indican que 11 personas fallecieron por el accionar del gatillo y 13 recibieron puñaladas fatales durante 2019. Un año antes, la cuenta daba 20 a 19, respectivamente. En ambos casos, el porcentaje en cuanto a la utilización de armas de fuego difiere en mucho con los 38 (en cinco incidentes estuvieron implicados agentes de la ley) del 2020.

El abogado Julián Alfie es coordinador del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip), una de las organizaciones que integra la Red Argentina contra el Desarme (RAD). En la presentación de un informe, meses atrás, señaló que “las pistolas están diseñadas para matar -a diferencia de las armas blancas que tienen otros usos-, tienen mayor letalidad y requieren menos esfuerzo del agresor. Son un problema grave cuando hablamos de violencia de género y femicidios, y hay que derribar el mito de que se utilizan poco para matar mujeres, ya que son usadas en 1 de cada 4 femicidios”. Desde la RAD aseguran que en el país el 98 por ciento de los usuarios de armas de fuego son hombres.

Por otra parte, de los 34 crímenes originados por peleas callejeras, familiares, vecinales o por la pugna de los sectores en los que se vende droga, la relación es similar, aunque el puñal también es un recurso muy usado en esas situaciones.

El micro tráfico, con todo lo que acarrea, fue uno de los protagonistas: “Falta prevención, política pública para que esto no pase. El narcotráfico fue creciendo en el país desde 1990; a partir de ahí, todo lo que ocurrió posibilitó el caldo de cultivo para el crimen organizado”, explicó en diálogo con este medio Héctor Muzzio, abogado, ex policía y experto en seguridad.

“Lo que ocurre -continuó- te da la pauta de que el narco desarrolla todo su poderío a través de la violencia y con armas de fuego. Para generar y cuidar su espacio, es probable que se maten entre ellos, entre bandas antagónicas”. Asimismo, señaló que “este tipo de bandas del crimen organizado trabajan en comunidades donde la densidad poblacional es alta, porque el delincuente se ‘camufla’ con los bienhechores para pasar desapercibido”.

El este y el oeste de la Región son las zonas donde se registraron más homicidios

 

Con todo, el extremo se observa sobre todo en los robos, donde de 17 asesinatos el plomo y la pólvora estuvieron presentes en el 90 por ciento. A las 9.30 del 1 de enero, Jorge Pecchiari fue asesinado a tiros frente a su esposa María Amieva, en la casa que compartían en 37 entre 120 y 121, del barrio Hipódromo. Tenía 77 años. Y lo mataron dos ladrones que ingresaron aprovechando que el jubilado les abrió la puerta porque solía darles cartones.

Treinta días después, otros dos motochorros ejecutaron a otro jubilado de la misma edad, Ramón Rodríguez, en su casa de 14 y 74. La víctima era policía e intentó resistirse. Otro de los hechos de la lista es el asesinato del camionero Damián Gerónimo, de 40 años, quien fue ultimado de un tiro en la cara el 5 de junio pasado, cuando salía de una quinta en la que había cargado verduras, en 232 y 38. Motochorros lo abordaron para sacarle la plata. Demoraron a un par de sospechosos, pero fueron excarcelados por falta de pruebas.

El 6 de septiembre, Matías “Papu” Ríos, de 20 años, murió al tirotearse con policías de civil que intentaron detenerlo después de que asaltó una pizzería de 1 y 77 con otros tres cómplices. Andaban en motos y venía de cometer un raid por locales del mismo rubro, reconstruyeron los investigadores. También iba en una moto el adolescente de 16 años que, junto con un compinche, redujeron a un policía federal para sacarle la suya cuando viajaba por diagonal 74 hacia la casa de Juan Pablo “Pata” Medina, en Villa del Plata, para custodiarla. El menor cayó muerto, con la mochila y la moto del policía, a unas 10 cuadras de allí, en Punta Lara. El Federal estuvo detenido un par de días y fue excarcelado, aunque sigue imputado por “homicidio”.

A Carlos Julián Álvarez Allende lo balearon la noche del 4 de noviembre dos motochorros “disfrazados de delivery” que lo abordaron en una estación de servicio de 7 y 99. Por el hecho hay dos aprehendidos. Damian Silva (22) murió de un disparo en Punta Lara, en 11 entre 114 y 116. Sospechan que, minutos antes, había entrado a robar a una casa de la zona.

Por último, Santiago Stirz (34) iba a juntarse con amigos y dos motochorros lo ejecutaron en un infructuoso asalto. Lo venían siguiendo y le dispararon en la cabeza en 47 entre 20 y 21.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla