Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Política y Economía |La vuelta a las aulas en capital, desde el 17 de febrero y con polémica
Tras la amenaza gremial, en el gobierno porteño advierten por descuentos a docentes que paren

Lo confirmó la ministra de Educación de ese distrito, luego de que un sindicato anticipara que hará “retención de servicios”

Tras la amenaza gremial, en el gobierno porteño advierten por descuentos a docentes que paren

la vuelta a clases en capital es resistida por algunos gremios / web

25 de Enero de 2021 | 01:32
Edición impresa

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires ratificó ayer que descontará el día a los docentes que no concurran a las escuelas a partir del 17 de febrero, fecha pautada para el retorno a las aulas en ese distrito. Así lo anticipó ayer la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, luego de que el gremio UTE-Ctera anunciara una “retención de tareas” para ese día: “Dicen que habrá retención de servicios, pero es una medida de fuerza y cada vez que hay una medida de fuerza, al docente que no trabaja sin tener una licencia justificada se le descuenta el día”, explicó la funcionaria.

La semana pasada, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó la fecha para el regreso presencial (y escalonado) a las aulas, con un mínimo de 4 horas por día y en burbujas sanitarias. Un plan que contempla la vuelta de los alumnos de los jardines maternales, el nivel inicial y el primer ciclo de Primaria (primero, segundo y tercer grado) y primer ciclo de Secundaria (primero y segundo año) desde el 17 de febrero. En tanto, se prevé que el 22 de febrero se sume el resto de la matrícula de primaria y que una semana después, el 1º de marzo, lo haga todo la secundaria, tanto de escuelas públicas como privadas.

Pero, en plena suba de contagios por coronavirus, la medida es resistida por algunos gremios. Los primeros en alzar la voz fueron el secretario general del sindicato Ademys, Jorge Adaro, quien auguró que las aulas serán “burbujas de hacinamiento”, y la secretaria general de UTE, Angélica Graciano, para quien “los anuncios demuestran que [las autoridades capitalinas] desconocen el funcionamiento de las escuelas y no tienen idea de cómo es dar una clase con 30 estudiantes”.

En cambio, Acuña ponderó el operativo retorno -“elaborado con docentes, directivos y especialistas en educación”- como “algo posible, realista y necesario, porque los chicos estuvieron un año sin clases”.

La funcionaria defendió también que se pusieron a disposición de los establecimientos educativos “todos los elementos de higiene y salud” necesarios para prevenir contagios y, si bien reconoció que “la escuela a la que volvemos” no es la misma que conocíamos antes de la pandemia, “tampoco es la del año pasado, ya que la regla va a ser la presencialidad y la excepción la educación remota”. En ese sentido, confió en que “vamos a tener clases el 17 de febrero”.

Ese mismo día empezarán en los colegios bonaerenses las actividades de intensificación de la enseñanza (para los alumnos que tuvieron más dificultades para sostener el vínculo con sus maestras el año pasado y requieren de apoyo escolar), “apuntando a la mayor presencialidad posible”, tal como explicaron a EL DIA fuentes de la Dirección General de Cultura y Educación sobre ese regreso que anticipará el inicio mayoritario de las clases, previsto para el 1º de marzo.

En ese sentido, el gobernador, Axel Kicillof, ratificó ayer que este año aspira a “empezar con alguna forma de presencialidad”, en el marco de lo que la Provincia denomina “plan jurisdiccional para el regreso seguro a clases presenciales”. Una iniciativa que contempla la vuelta de los alumnos de primaria y secundaria con un sistema mixto, entre el aula y la virtualidad, para evitar la concentración de personas en un sistema escolar con unos 10.000 establecimientos educativos y 3.300.000 estudiantes, el más grande del país.

Al referirse a esa vuelta, Kicillof aprovechó además para responder a las críticas por el caótico ciclo lectivo que pasó: “Es una paparruchada decir que el año pasado no hubo clases. Hubo clases a distancia, en algunos casos atenuada”, disparó en declaraciones radiales, para después confirmar que “este año lo que planteamos inicialmente es vacunar a los docentes de grupos de riesgo (un universo de unos 28.000 trabajadores) que no podrían participar de un esquema de presencialidad. Estamos viendo de vacunar primero a los que tienen enfermedades preexistentes”.

Precisamente la vacunación y el plan para la retorno a las aulas fueron los temas excluyentes de la reunión virtual que el Gobernador mantuvo el viernes con referentes de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (Suteba, Feb, Sadop, Udocba y Amet). Sindicatos que, a diferencia de lo que ocurre en Capital y tal como anticipó EL DIA, descartaron la realización de medidas de fuerza que obstaculicen el inicio del calendario escolar en tiempo y forma: “No está en análisis”, dijeron por caso desde la Feb. Y en Suteba justificaron: “Mientras que el gobierno porteño no construyó las garantías sanitarias para cada uno de los anuncios que hizo, la Provincia creó el año pasado, en largos meses de trabajo y debate, un plan jurisdiccional” para el regreso a las clases presenciales.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla