Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Espectáculos |Aniversario cinematográfico
James Bond Sesenta años de espionaje, glamour y música

La saga del Agente 007 cumple seis décadas en la pantalla grande, y lo celebra con un documental que retrata cómo se construyeron sus emblemáticas bandas sonoras. Además, sus películas aterrizan en Amazon Prime Video gracias a un millonario arreglo con MGM

James Bond Sesenta años de espionaje, glamour y música

SEAN CONNERY, EL PRIMER jAMES BOND

5 de Octubre de 2022 | 02:23
Edición impresa

El 5 de octubre de 1962 se estrenaba en los cines ingleses “Dr. No”, primera adaptación de las novelas de Ian Fleming al cine. Desde entonces, esa fecha marca el Día de James Bond, un aniversario en el marco del cual todas sus películas llegarán a la plataforma Amazon Prime Video, acompañadas de un documental que retrata un aspecto clave de la franquicia: su música.

Dirigida por Mat Whitecross, “El sonido de 007” (“The Sound of 007”), que se estrena hoy en el servicio de streaming, abre el telón de la extraordinaria historia de seis décadas de música de James Bond, llevando a los espectadores a un viaje desde el “Dr. No” de Sean Connery hasta la última salida de Daniel Craig en “Sin tiempo para morir”. El relato recorre la increíble historia de la música, con apasionantes sucesos reales detrás de las melodías y de las caras famosas que han grabado algunas de las bandas sonoras más queridas del cine.

“El personaje de James Bond no pasa mucho tiempo hablando de lo que hace o de cómo se siente. Por lo que la música siempre ha tenido que darte una idea de lo que sucede dentro de Bond. La adrenalina, la tensión, la alegría y la ansiedad entre otros sentimientos, puedes percibirlos cuando escuchas el tema bomba”; expresó Barbara Broccoli, productora, en el tráiler oficial. Al respecto, una vez el compositor británico de música de cine y televisión, John Barry dijo que no era la melodía, sino la actitud. Y eso se convirtió en el estilo Bond.

la huella Bond aparece desde el primer filme de la saga, “Dr. No”, con un tema de apertura que oscila entre la calma y la adrenalina. “Sin música, James Bond no habría alcanzado el nivel de culto que tiene”, explica Cyril Roux, editor de la casa de vinilos Diggers Factory. Desde entonces, la historia de la banda sonora de Bond está repleta de nombres ilustres, desde Paul McCartney a Adele, pero, además, está marcada también por la polémica: la historia recuerda el nombre del británico John Barry, compositor ganador de cinco premios Oscar por bandas sonoras como “África mía” y “Danza con lobos”, como el creador del tema de Bond, pero el esbozo original pertenece a Monty Norman, un autor menos conocido. Los productores de la película le pidieron a Barry que retocara el trabajo de Norman.En total, Barry firmará el “tema de James Bond” en doce películas (entre 1962 y 1987). John Barry, que comparte iniciales con James Bond, “es la base musical de la saga”, resume Stéphane Lerouge, que trabajó con el maestro británico.

Un paso más allá y un golpe de gracia fue cuando los productores decidieron ponerle letra a la canción de la película. “Goldfinger” (1964) propulsó a la cantante Shirley Bassey a la cima de la lista de ventas. La británica es la única intérprete que ha participado en tres filmes de Bond: además de “Goldfinger”, “Los diamantes son eternos” (1971) y “Moonraker” (1979).

Para Barry, “Bassey pega perfectamente con el estilo de la música de Bond”. En “Goldfinger”, el maestro le pidió que mantuviera lo más alto posible la nota final: “Cuando terminamos pensé que iba a morir (risas)”, recuerda Bassey, un esfuerzo que le valió su primer éxito. En “Moonraker”, Bassey no era la primera opción, pero lo “hice por John Barry”, explicó. Los otros candidatos nunca verían la luz.

Tras una primera época bajo la batuta de Barry, el destino de la música de Bond estará ligado a otra “B”, junto a las estrellas de la galaxia Beatles. George Martin, productor histórico del cuarteto de Liverpool, toma el relevo de John Barry en “Vive y deja morir” (1973) y Paul McCartney, con su esposa y su nueva banda, Wings, firman la canción principal.

“Live And Let Die”, que luego sería versionada por Guns N’Roses, supone una “cesura”, en palabras de Stéphane Lerouge, porque representa la separación entre el compositor del tema de apertura de la película y de la canción principal.

Un cambio que cerrará para siempre la presencia de Barry en la saga (doce películas después). Barry había previsto una última participación en “El mañana nunca muere” (1997), pero abandonó el barco antes “ya que contractualmente no le garantizaban hacer el tema principal”, afirma Lerouge.

Ya entrados en el siglo XXI, la cantante británica Adele causó sensación con su impronta soul en “Skyfall” (2012), Óscar a la mejor canción original. “Fue un choque”, subraya Cyril Roux. “Soy fan de Daniel Craig, que tiene ese lado animal de Sean Connery, y esta música le va a la perfección”.

“Barry forjó los canones de Bond, su espectro (juego de palabras con el nombre de la organización enemiga de 007, Spectre) sobrevuela toda la música: la canción ‘Skyfall’ es el mejor y más reciente homenaje, en un estilo neobarriano”, profundiza Stéphane Lerouge. Y para la última aparición de Daniel Craig, en “Sin tiempo para morir” (2021) los productores escogieron a Billie Eilish, plebiscitada por Shirley Bassey: “hizo un buen trabajo”.

ADEMÁS, LAS PELÍCULAS

En honor al aniversario de la franquicia, además, Prime Video, la plataforma de Amazon, dispondrá desde hoy de las 25 películas de James Bond. La librera firmó un convenio con MGM, y debió desembolsar 8,500 millones de dólares por la franquicia que tuvo a Sean Connery y a Daniel Craig como los máximos exponentes del Agente 007.

Es uno de los tantos eventos en el marco del Día de James Bond, que tendrá hoy, además, el cierre de una espectacular subasta donde varios elementos de las películas se pusieron a disposición del público. Entre ellos, por ejemplo, una réplica del Aston Martin DB5 que sirvió para las acrobacias de la película de James Bond “Sin tiempo para morir”, que ya fue vendida el miércoles por casi 3 millones de libras esterlinas en una subasta de caridad.

La subasta, organizada por la casa Christie’s para celebrar los 60 años de Bond en el cine, alcanzó 6.103.500 libras (6.631.453 dólares) por 25 lotes, según la cuenta oficial de James Bond en Twitter, @007. Los fondos recaudados se destinarán a 45 asociaciones, incluidas la fundación del príncipe Carlos (antes de convertirse en rey) y Médicos Sin Fronteras.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla