Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Deportes |YA ESTÁ EN OCTAVOS, DONDE LA EXIGENCIA SERÁ MAYOR
Fueron tan importantes los dos goles de Soldano como las atajadas de Rey

Martín Mendinueta

Martín Mendinueta
@firmamendinueta

30 de Junio de 2022 | 05:10
Edición impresa

Sólo el fútbol puede explicar de un modo creíble que Gimnasia ganó en Rafaela por los dos goles de Franco Soldano y, en el mismo plano de relevancia, por las excelentes intervenciones de Rodrigo Rey.

Jugando bien en el primer tiempo y de un modo preocupante durante el capítulo final, el Lobo de Pipo hilvanó su undécimo partido invicto. La racha sin conocer la derrota es impactante y, más allá de los matices que tuvo el partido de ayer, ratifica que el equipo tiene alta la autoestima.

Que Franco Soldano haya sido el artillero ante Flandria representa un frasco de vitaminas enorme para su confianza. El ahora nueve titular necesitaba imperiosamente festejar goles de su autoría.

Gimnasia ya no es aquella formación cargada de dudas e inseguridades que conoció Gorosito cuando arribó a Estancia Chica. Hoy, aún con bajones pronunciados como el del segundo tiempo ante el modesto Flandria, su estatus colectivo le permite proyectar un futuro alejado de viejas urgencias y horribles preocupaciones.

Este Lobo rápido para atacar por las bandas se hace respetar en cualquier escenario y el hecho de ganar seguido le ha inyectado confianza pura a todos sus jugadores.

Tiene bastante para repasar en el ejercicio autocrítico de la intimidad, especialmente el comportamiento de su mediocampo cuando pareció perder la brújula y empezó a correr detrás de la pelota que manejaba el rival.

un arquero sobrio, rendidor y de gran valor para el grupo

Rodrigo Rey, el mejor del equipo triunfador, supo convertirse en una muralla. La misma seriedad que demuestra durante los partidos es la que identifica su comportamiento en la vida interna del plantel.

Así como Alemán y Tarragona se han ganado un lugar preponderante en las preferencias de los hinchas, el perfil humano y profesional del arquero ha hecho que todos lo quieran. Quienes vieron el partido saben perfectamente lo que significó cada una de sus atajadas. Cuando Flandria atacó con sano criterio e indudable convicción, fue Rey (y también un gran cruce de Guillermo Enrique) el garante de ese 1 a 0 que parecía escaparse.

Nadie puede adelantar hasta dónde llegará esta etapa positiva, pero sí muchos señalan las razones que han elevado al Lobo de un modo considerable.

Gorosito le encontró el punto justo al equipo. Alemán está bien. Tarragona rendía fenomenal hasta su lesión. Sosa ha levantado un montón. La dupla Morales-Piris cumple con sobriedad. Soldano empezó a embocarla. Y Rodrigo Rey cuida el arco con una eficacia elogiable. Por todo lo enunciado, Gimnasia está feliz como hacía mucho no ocurría.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla