Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $141,50
Dólar Turista $247,63
Dólar Blue $295,00
Euro $143,32
Riesgo País 2458
Opinión |Editorial
Necesidad de que la Policía enfrente a la ola de delitos que aflige a la Región

Necesidad de que la Policía enfrente a la ola de delitos que aflige a la Región
4 de Julio de 2022 | 04:14
Edición impresa

En los últimos meses reapareció la acción de los roba-ruedas en la Región, con ataques y sustracciones a vehículos estacionados, en episodios que según registran las crónicas se registran a cualquier hora del día, en distintos sectores del casco urbano y la periferia. Se trata, por cierto, de otra faceta de la inseguridad general que agobia a la población.

La información ofrecida en ediciones anteriores aludió a la existencia de una banda que usa un vehículo de marca, modelo y color identificados por numerosos testimonios que, en el último caso denunciado, actúo en la zona de 41 y 30, en el barrio de La Loma. Tal como quedó grabado en una cámara vecinal, el robo se comete con el empleo del conocido “criquet humano”, mediante el cual levantan el vehículo y en cuestión de segundos aflojan las tuercas y roban las llantas del rodado, para desaparecer en forma rápida del lugar.

Los datos hablan de una sucesión de episodios similares, ante los cuales la Policía debiera actuar con mayor eficacia. En primer lugar, una mayor presencia de patrulleros y de rondas policiales pareciera ser una fórmula que puede resultar eficaz para prevenir el accionar delictivo.

Siempre se ha puesto de relieve en esta columna que la inseguridad creciente que se vive desde hace muchos años en nuestra zona y, en realidad, en casi todo el país se ha presentado mediante oleadas de modalidades delictivas dominantes.

En esa sucesión de delitos que durante un tiempo se pusieron de moda, pueden mencionarse el robo de pasacasetes, la piratería del asfalto, las entraderas y salideras bancarias o la sustracción de cables de distintas redes de servicios, en las que cada uno de esas figuras delictivas alcanzó grados de repercusión social que obligaron finalmente a las autoridades a combatirlo, en algunos casos con éxito.

Esta situación, en forma particularizada, se encuentra planteada ahora con el accionar de los activos “roba-ruedas”.

Más allá de la anarquía que caracteriza a la acción de los delincuentes –sobre todo en los últimos tiempos, en los que la droga induce muchas veces a desmesuras antes no conocidas-, existe, sin embargo, un mínimo de congruencia a partir de la reiteración de determinados tipos de delitos.

La fuerza policial debiera aprovechar estas “oleadas” preferenciales y, de ese modo, sumar indicios que permitan una mayor prevención.

Es verdad que existen situaciones complejas y que combatir a la delincuencia no es tarea sencilla. Sin embargo, el área de Seguridad debiera promover en la población conocimientos y consejos sobre las mejores formas de prevenir y de actuar frente a estas olas delictivas. En alguna oportunidad, especialistas en seguridad ofrecieron la sugerencia de estacionar los autos casi “apretados” al cordón. Se sabe que, en esta modalidad, los ladrones suelen elegir como blanco a las ruedas que están del lado de las veredas, porque es menos peligrosa la operación que hacerlo sobre las que dan a la calle y además porque es menos visible el lado de las veredas.

En tanto que algunos especialistas en seguridad ofrecen sugerencias como, por ejemplo, la de estacionar los autos casi “apretados” al cordón. Se sabe que en este delito, los ladrones suelen elegir como blanco a las ruedas que están contra las veredas, en primer lugar porque es más peligroso hacerlo sobre las que están del lado de la calle y segundo porque es menos visible el lateral de la vereda. Al apretar el vehículo contra el cordón, se dificulta y mucho la maniobra de retiro del neumático, según sugirieron.

Está probado que, cuando la Policía lo quiere y se decide a actuar, la ola de delitos se mitiga. Es una realidad probada en varios casos. Sólo hace falta que la fuerza empiece a demostrarlo no sólo en este delito, sino a través de una política integral de vigilancia que no deje dudas acerca la intención policial de hacer descender en forma ostensible los altos niveles de inseguridad reinantes.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla