Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Deportes |ESTUDIANTES DERROTÓ 1-0 A TALLERES CON UN GOL EN EL MINUTO 48
Desahogo y resurrección: Pincha en el final del partido

Se sacó la mufa en la última jugada del partido. Una volea de Heredia le dio los tres puntos, para romper una racha negativa y volver a sumar en la tabla acumulada

Martín Cabrera

Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

15 de Agosto de 2022 | 05:10
Edición impresa

Es verdad que el partido que Estudiantes tenía más ganas de ganar era el del jueves. Es verdad que la derrota ante Paranaense (con eliminación) dolió muchísimo. Es verdad que ayer no jugó bien. Pero también es verdad que el triunfo ante Talleres, agónico, fue un bálsamo y tan necesario como el agua, para romper una racha de cinco partidos sin victorias y 470 minutos sin goles a favor. Estudiantes se puso de pie, se sacó la bronca y mira con mejor perspectiva el futuro gracias a ese gol de Leonardo Heredia en el minuto 48, cuando parecía que el cero otra vez lo iba a castigar.

No jugó bien el equipo de Ricardo Zielinski, al que los hinchas ovacionaron con su nombre luego del pitazo final de Nicolás Lamolina. Equivocó el esquema y los nombres en el primer tiempo, no tuvo respuesta futbolística en cancha y recién las últimas modificaciones le dieron otra impronta. Por eso la victoria llegó en la última jugada, del mismo modo que hace cuatro días atrás pero a la inversa.

En el inicio el esquema 3-4-1-2 no funcionó y el DT tuvo que modificarlo

 

Ahora el Pincha quedó mejor parado en la lucha por volver a jugar una copa internacional. Sigue en zona de Sudamericana pero más cerca de la Libertadores, con medio torneo por delante y un plantel largo que le permitirá presentar lo mejor en pos del objetivo. Sin Copa Argentina ni Libertadores de por medio parece ser casi una obligación volver a jugar esa competencia que tanto les gusta a los hinchas.

En el primer tiempo se vio lo peor del local. La línea de tres defensores duró un rato nomás. Castro nunca sintió la posición de marca y la presencia de Valoyes por izquierda obligó a Emmanuel Mas a estar siempre atrás. El equipo lució partido y por eso el DT decidió poner a Agustín Rogel como lateral por derecha y adelantó al otro uruguayo.

Talleres manejó más y mejor la pelota. Y tuvo las mejores oportunidades de gol, con un remate de Pizzini desde afuera y una volea de Rodrigo Garro dentro del área. Pudo, tranquilamente, queda en desventaja Estudiantes en ese primer tiempo.

También se pudo haber quedado con un jugador menos, cuando Leandro Díaz le aplaudió en la cara un fallo a Nicolás Lamolina pese a estar amonestado. El árbitro no se animó a expulsarlo y el Ruso lo sacó en el entretiempo. Una irresponsabilidad del delantero que pudo haberle costado caro al equipo.

En el segundo tiempo Estudiantes mejoró un poco. Siempre siguió detrás de la pelota que manejó la visita, pero al menos se plantó unos metros más adelante y lastimó con más ganas que fútbol. En el complemento tuvo al menos cuatro situaciones claras de gol.

Adentro Eros Mancuso para forma más normal a la defensa y al equipo. Salió Luciano Lollo, cansado y el Loco Díaz, tal vez castigado por su reacción desafortunada que recién se mencionaba.

Los ingresos de Rollheiser, Zapiola y Heredia le dieron otra impronta a Estudiantes

 

El exBoca, que no se mostró muy elástico en algunas jugadas y falló sorprendentemente dos laterales, fue partícipe de dos jugadas de gol. Un desborde suyo terminó con un cabezazo de Zuqui a centímetros del palo izquierdo de Herrera. Otro centro fue el del gol, que rechazó un defensor de Talleres y devolvió Mas para que Heredia, con un preciso zurdazo, marcara el 1-0 que tanto se festejó por jugadores, cuerpo técnico e hinchas.

También había podido marcar Estudiantes con una buena contra que inició el Corcho Rodríguez para Mauro Méndez, que bajó de pecho y habilitó a Mauro Boselli. El delantero definió con clase ante la salida del arquero y la pelota se estrelló en el travesaño.

Además pudo ser del Pincha con otro desborde, pero por la izquierda, que encontró a Zuqui ingresando sin marca por el segundo palo, el derecho. La pelota cruzó todo el arco y se fue a centímetros del poste de la T.

Parecía que la noche estaba marcada con otro resultado sin sabor, una nueva presentación sin triunfos ni goles. Pero apareció el “salvador” Heredia para convertir el gol que hizo explotar a los hinchas, que se sacaron toda la bronca de la derrota por la Libertadores. Volver a jugarla es la obsesión y los tres puntos asoman como fundacionales para iniciar una remontada. Plantel tiene, estructura también. Pero tenía que ganar y anoche, con sufrimiento, lo hizo para resurgir de sus propias cenizas. El Pincha de Zielinski parece estar de regreso.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla