Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Policiales |A LA HORA DE LA CENA
Se llevaron hasta la cocina: feroz asalto armado en Lisandro Olmos

Cuatro delincuentes irrumpieron de forma violenta en una vivienda ubicada en ruta 36 y 613 cuando sus dueños se disponían a comer. Tras sembrar el terror con amenazas y golpes, se apoderaron de dinero, un plasma y una moto

Se llevaron hasta la cocina: feroz asalto armado en Lisandro Olmos

La zona donde se produjo el brutal golpe contra una familia perteneciente a la colectividad boliviana / Street View

9 de Agosto de 2022 | 01:35
Edición impresa

Una pareja perteneciente a la colectividad boliviana vivió el pasado domingo por la noche un terrorífico momento en su vivienda ubicada en la zona de ruta 36 y calle 613, en Lisandro Olmos, tras ser sorprendida por cuatro ladrones muy violentos, aunque se sospecha que pudo haber un quinto involucrado cumpliendo los roles de “campana” y chofer del clan delictivo.

Según fuentes oficiales, además del robo de pertenencias y destrozos en el inmueble, los dos damnificados fueron sometidos a una feroz golpiza.

Luego, los delincuentes huyeron con un monto cercano a los 28 mil pesos, un plasma de 32 pulgadas, una cocina y la motocicleta que recién había adquirido la familia: una Gilera Azul de 110 cc.

Pero antes de apoderarse de este botín, los intrusos lanzaron un sorpresivo y despiadado ataque contra los moradores de la vivienda. Sin necesidad alguna.

En esas circunstancias, ni tiempo le dieron a la pareja para que pudiera reaccionar y ponerse a resguardo o dar aviso a la Policía.

El hecho ocurrió cerca de las 22.30 horas, cuando las víctimas se disponían a cenar.

Tras preparar la comida, la dueña de casa se estaba dirigiendo a una habitación para avisarle a su pareja que la mesa estaba servida cuando un estruendo la dejó estupefacta.

Era la puerta principal que había sido abierta de una patada. Tras el ruido, cuatro sujetos ingresaron a la morada.

El intempestivo ingreso por sí solo infundió terror a las víctimas que de forma inmediata se subordinaron a la voluntad de los delincuentes con tal de no sufrir consecuencias adversas.

Pese a la actitud dócil de los damnificados, los ladrones reforzaron el clima de nerviosismo e incertidumbre con amenazas de muerte y mostrando las armas que portaban.

Sin preámbulos, dos individuos comenzaron a interrogar al propietario, mientras los restantes registraban la casa.

“Venimos a buscar la plata”, aclararon los ladrones antes de desplegar todo un arsenal de torturas contra el hombre al que agredieron en varias oportunidades con el objetivo de “ablandarlo”.

Ante la negativa de la víctima a los requerimientos expuestos, los sujetos volvieron a manifestarle que emplearían acciones irreversibles si no colaboraba.

Ante el tenor del amedrentamiento, una y otra vez el hombre indicó que no tenía más que 30 mil pesos en su poder y que se encontraba muy lejos de ser una persona acaudalada.

Incluso, para que se convencieran de que lo que decía era verdad, les pidió que revisaran su casa.

La seguridad con la que habló el hombre le puso fin al hostigamiento.

Pero, considerando que 28 mil pesos era un botín muy magro para todo el despliegue que habían montado, dos de los malvivientes desconectaron la cocina que hacía tan sólo unos minutos había estado siendo utilizada por la mujer y la cargaron a un auto que estaba esperando en la calle.

Minutos después, hicieron lo propio con el plasma.

Cuando parecía que la pesadilla llegaba a su fin, la pareja debió sufrir otra dura afrenta.

Uno de los sujetos se percató de que había una llave colgada en la pared y fue así como se terminaron apoderando del vehículo que estaba estacionado debajo de un techo.

Una motocicleta marca Gilera de color azul, que hacía pocos meses había pasado a formar parte del patrimonio familiar, terminó en poder de estos sujetos.

Según precisaron fuentes policiales, minutos después de que los ladrones abandonaran la escena, una ambulancia del SAME se hizo presente en el domicilio para trasladar al dueño de casa al hospital Melchor Romero quien se encontraba con mareos y confusión producto de la golpiza a la que había sido sometido.

Se informó que en dicho nosocomio, la víctima fue atendida por varios golpes que presentaba en la cabeza. Confirmaron al mismo tiempo que se encuentra fuera de peligro.

Por estas horas la Policía continúa analizando las imágenes de cámaras de seguridad recopiladas en la zona con el objetivo de hallar alguna pista que pueda conducir a dilucidar la identidad de los involucrados en el violento episodio.

En tanto, se expuso que a raíz del hecho se generó una causa por “robo en poblado y en banda y lesiones leves” que será atendida por la UFI Nº 6 a cargo del fiscal Marcelo Carlos Romero.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla