Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CUESTIONAN LA CONSTRUCCION DEL VALLADO

Artistas vuelven a la carga por las rejas del Argentino

Elevaron un pedido ante el Instituto Cultural para que se frene la obra y no descartan recurrir a la Justicia

Artistas vuelven a la carga por las rejas del Argentino

La construcción del enrejado alrededor del Teatro Argentino avanza a paso firme, pero la medida genera polémica. Artistas y vecinos volvieron a exigir una salida alternativa

Artistas, trabajadores de la cultura y vecinos nucleados en el grupo “Teatro Argentino sin rejas” volvieron a la carga para cuestionar la construcción de un vallado de 400 metros alrededor del coliseo de 9 y 51. Lo hicieron a través de la presentación de una solicitud de cese de las obras de enrejamiento perimetral del edificio, elevada al Instituto Cultural provincial, ante lo que consideraron “la falta de respuestas” al pedido de una audiencia con las autoridades.

La realización del festival artístico “#TeatroArgentinoSinRejas”, el pasado 1 de agosto, poco parece haber afectado la decisión de las autoridades del Teatro, que siguieron adelante con la construcción del cerco perimetral.

Por eso ahora, quienes se oponen a esa obra -impulsada para ponerle freno al vandalismo sobre el edificio- enviaron una nota dirigida al presidente del Instituto Cultural, Jorge Telerman, exigiendo el freno del enrejado y en la que advierten que hasta podrían ir a la Justicia.

“Creemos que la voluntad de diálogo entre las partes es fundamental para encontrar una salida consensuada al conflicto, por lo que el 5 de agosto habíamos presentando un pedido de audiencia” con las autoridades, explicaron desde “Teatro Argentino sin rejas”. Pero al no obtener respuestas, agregaron, “nos vimos en la obligación de avanzar con el pedido formal”.

“Consideramos que ese enrejado tiene un impacto de profunda negatividad en el uso que la comunidad hace del espacio público, que debería concretarse como un espacio de pertenencia, sociabilidad e identificación para todos los sectores y grupos que componen la comunidad”, indicaron.

A la vez estimaron que la idea de enrejar el edificio es “unilateral y arbitraria”.

En otro de los tramos del comunicado, el grupo de artistas, trabajadores y vecinos enfatizó que el enrejado “vulnera el espíritu del proyecto arquitectónico original que, como recuerda el Colegio de Arquitectos de la Provincia “propone integrarse con la ciudad que lo cobija a través de sus espacios de asociación, siendo su plaza pública el corazón de la idea arquitectónica y un aspecto muy especialmente ponderado por el jurado del mismo”.

María Gabriela de la Cruz, una de las integrantes del grupo que se reúne todos los miércoles a las 15 en el Teatro para abordar esta cuestión, explicó a EL DIA que también exigieron que se provea una “copia certificada del acto administrativo correspondiente a la adjudicación y ejecución” de la construcción del enrejado, además del permiso de obra pertinente.

Por último, desde el grupo no descartaron la posibilidad de recurrir a la vía legal para frenar la obra. En el comunicado advirtieron que “en caso de respuesta negativa u omisión por parte del Instituto Cultural” se reservan “el derecho a recurrir a la justicia en lo contencioso administrativo”.

 

4 meses
tomará la concreción del trabajo e implicará para la Provincia un desembolso de unos cinco millones de pesos

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...