Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Casi seis de cada diez embarazos en la Región no son planificados

La cifra trepa al 70% cuando se trata de adolescentes. Cada día, 272 chicas se convierten en madres en nuestro país

Casi seis de cada diez embarazos en la Región no son planificados

Las cifras de embarazo no planificado crecen y se tornan problemáticas entre adolescentes / shutterstock

1 de Octubre de 2018 | 02:46
Edición impresa

En América Latina y el Caribe, cerca de tres de cada cuatro embarazos adolescentes no son buscados, y casi la mitad termina en abortos. En nuestra región, cerca del 60 por ciento de los embarazos no son planificados, cifra que sube al 70 por ciento cuando se trata de adolescentes (chicas de entre 10 y 19 años), de acuerdo a los últimos datos difundidos por la Secretaría de Salud de la Nación, según la cual cada día 272 adolescentes se convierten en madres en Argentina.

Según los datos oficiales de la Secretaría, se calcula que la tasa de embarazo adolescente en el país es de un 13,3% (un 0,3% en menores de 15 años) y, según el último relevamiento del área sanitaria, se estima que el 13,7 por ciento de todos los nacimientos del país son producto de embarazos en la adolescencia.

Frente a esto, los especialistas consideran fundamental trabajar en la prevención y en difundir el conocimiento, acceso y uso consistente y eficaz de la anticoncepción. Tal es así que, de acuerdo a quienes trabajan en la temática, si las adolescentes que necesitan métodos anticonceptivos los utilizaran, el número de embarazos en ese grupo etario en América Latina bajaría de 3.6 millones al año a 2.4 millones al año. Esa reducción del 43% de embarazos adolescentes a su vez, redundaría en 400 mil menos partos no intencionales, 600 mil menos abortos de los cuales casi todos se realizan en forma insegura, y 200 mil menos pérdidas de embarazos no intencionales.

CAMPAÑA

Resulta tan determinante la prevención y es cada vez más complejo el tema que, a la luz de estos nuevos datos, Unicef y varias ONG llevaron a cabo en los últimos días una serie de actividades por redes sociales en todo el país con motivo de la Semana de Prevención del embarazo no planificado en la adolescencia. A partir de la campaña #MostráTuPoder, se apuntó a adolescentes de 13 a 18 años, a quienes se interpeló en las redes para debatir sobre sexualidad, sobre el derecho a elegir el momento de tener sexo y prevenir embarazos no deseados y enfermedades venéreas.

Según sus impulsores, lo que se busca con la iniciativa es multiplicar la difusión de información para el reconocimiento de los derechos de los adolescentes “y el ejercicio de poder elegir si tener sexo, con quién, cuándo, sin ninguna forma de violencia o coerción, respetando la decisión del otro de manera saludable y placentera”. Ya la Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva de 2016 indicó que el 4,2% de las adolescentes declaró haber sufrido coerción en su primera relación sexual.

La campaña es coordinada por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) en conjunto con la Red Nacional de Jóvenes y Adolescentes para la Salud Sexual y Reproductiva (RedNac), Amnistía Internacional Argentina, FUSA Asociación Civil, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), Fundación Huésped, Fundación Kaleidos, Las Otras Voces y Doncel.

América Latina es la segunda región del mundo con la tasa más alta de embarazo no planificado en la adolescencia, advirtió el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Los embarazos adolescentes “están vinculados a múltiples factores sociales, económicos y culturales que van desde la falta de información y reconocimiento sobre el derecho a elegir” y “la falta de educación sexual integral en las escuelas”, señaló el organismo internacional.

También se vincula a “las representaciones estereotipadas de los roles de mujeres y varones y que invisibilizan las disidencias sexuales; el abuso y la violencia sexual, hasta las dificultades para el acceso a los servicios de salud y/o la interrupción legal del embarazo”, apuntó.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla