Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Sigue las polémica

Abusado en el set: Romano dice que fue acosado por una directora

El actor contó que una productora, devenida en realizadora, se inventó un papel en un film para tener una escena de sexo con él

Abusado en el set: Romano dice que fue acosado por una directora

el actor contó una anécdota sobre una escena fuera de guión agregada por pedido de la productora

Luego de haber sido noticia la semana pasada por decir que, “en una escena de sexo los actores tienen derecho a meter la lengua”, Gerardo Romano volvió a los escándalos con otra declaración que caló hondo, en medio del debate con las situaciones de acoso en el set.

Sin pelos en la lengua, el polémico intérprete contó que padeció “un caso de acoso inverso”, y que no lo hizo público en su momento para evitar “tener un conflicto”.

Según reveló durante una nota con el programa “Implacables”, fue víctima del poder de una productora que habría hecho agregar una escena para tener un escena hot con él.

“me ha pasado al revés”

“A mí me ha pasado al revés. Estuve en una película y la productora, después devenida en directora, quiso tener una escena de sexo conmigo, se incluyó como actriz de la película y escribió una escena de sexo. Yo estaba obligado a hacerla porque estaba contratado y tuvimos una escena de desnudos y de sexo”, aseguró.

Y detalló cómo realizó la mencionada escena: “La hice de mala gana. Le pedí a la maquilladora en voz alta una toalla de maquillaje para ponérmela sobre los genitales, y no tener contacto directo con los genitales de ella”.

Y fue todavía más polémico: “La violación es un delito que solamente podemos cometer los varones. Pero la violación puede ser inversa. No se registran en los anales de la jurisprudencia, pero recuerdo el único caso paradigmático. Eran unas monjas italianas que durante la guerra violaron a un chico que era un tarado y lograron que tuviera su erección y las pudiera penetrar”.

Después recordó su época al frente de la recordada “La marca del deseo”, y se diferenció de los tiempos que corren. “El argumento era que yo dormía, tenía sexo y tatuaba a una mujer sin su consentimiento. Era una conjugación de delitos. Lo hice con 16 actrices en 16 capítulos y nunca tuve un problema y lo hemos disfrutado”, manifestó el actor.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...