Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESTABA CON UN GRUPO DE AMIGOS EN TOLOSA

Un joven de 21 años quedó en estado crítico tras recibir un disparo en la frente

Ocurrió ayer a la madrugada en 17 y 525. El agresor huyó y está prófugo. Investigan las causas del salvaje ataque y si hubo cómplices

Un joven de 21 años quedó en estado crítico tras recibir un disparo en la frente

la escena del bestial ataque, en la esquina de 17 y 525/gonzalo calvelo

Un joven de 21 años se encontraba anoche al borde de la muerte, después de recibir un certero disparo, que le pegó en la cabeza.

Las circunstancias del hecho son ahora investigadas por la Justicia, aunque ya hay algunos testimonios que introdujeron datos clave para descifrar qué fue lo que ocurrió.

Miguel Heredia, la víctima, se encontraba con un grupo de amigos en la esquina de las calles 17 y 525, cuando se consumó la bestial agresión.

Fue cerca de las 03.50 que se escucharon varios estampidos, que cortaron en seco la serenidad de la noche.

Después llegaron los gritos, las corridas y una gran desesperación.

A Heredia lo llevaron en un auto hasta el hospital San Roque de Gonnet, donde certificaron que el proyectil le había ingresado a la altura de la frente, sin salida, y que le quedó alojado en la parte posterior del cráneo.

“Posee daño cerebral”, refirió una fuente policial en base a lo que dijeron los médicos.

También indicaron que al centro asistencial “entró en shock, con paro cardíaco, aunque respondió a las maniobras de reanimación”.

Al cierre de esta edición, siempre en base a los mismos voceros, su situación clínica era “crítica”.

El autor del disparo, trascendió, no habría actuado en soledad, ya que los testigos apuntaron a que integraba un grupo de entre cinco y seis personas.

Todos se dieron a la fuga después de los balazos, por lo que se ignora su paradero.

Efectivos del Comando de Patrulla local llegaron inmediatamente a la escena, pero sólo quedaban manchas de sangre y vainas servidas por todas partes.

Fue un vecino quien les informó que al herido lo habían llevado al hospital.

LA CAUSA

En el hecho tomó intervención la comisaría de Ringuelet, con conocimiento de la fiscal penal en turno de La Plata, Virginia Bravo, quien ya impartió distintas directivas para que se avance con el esclarecimiento del ataque.

Si bien no se descartan hipótesis, la más firme apuntaba a una posible venganza.

En ese sentido, se explicó que “por estas horas se intenta determinar si la víctima tenía problemas con alguien en particular y si esas diferencias pudieron ser el detonante de la balacera”.

Se habla de varios disparos, aunque no se precisó la cantidad.

Los peritajes quedaron a cargo de Policía Científica, que deberá determinar qué tipo de arma usaron para agredir a Heredia.

También colabora una comitiva de la DDI, que ya empezó a rastrillar ese barrio y, otros de la Región, en busca de pistas que lleve a los pesquisas hasta el autor de la balacera y sus eventuales cómplices.

El caso provocó gran conmoción en la zona y ayer en el hospital San Roque de Gonnet una gran cantidad de familiares y allegados a la víctima esperaban la información oficial sobre el estado del joven.

Así, se vieron escenas de profunda angustia y dolor, sobre todo porque saben que “necesitan de un milagro”, expresaron los informantes en diálogo con este diario.

13
crímenes son los registrados en lo que va del año en nuestra región. Once de esos casos ocurrieron en La Plata, uno en Berisso y el restante en Ensenada. La estadística establece un promedio de un homicidio cada 5,5 días

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...