Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
IMPRESIONES

Un tránsito dominado por las faltas y el patoterismo

Hasta el hartazgo se habla en la Ciudad sobre las faltas que se cometen en el tránsito, una de las variables que, de alguna forma, expone cómo es la convivencia. Y también llegó al nivel de cansancio escuchar los anuncios para ordenar el centro. En ese plan debiera incluirse la erradicación de los cuidacoches, que cada vez están más prepotentes y no sólo tratan de imponer el “cuidado”, sino que ahora le suman el “lavado”. En muchos casos terminan redondeando los 100 pesos por cada vehículo si el automovilista “acepta”.

La doble fila, la ausencia del respeto por las prioridades viales, y otras infracciones que hacen imposible circular con normalidad en el centro, tienen como valor agregado la presencia de “trapitos” que ya no cuidan autos, ahora pasaron a cuidar su “quintita”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...