Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Preocupación generalizada en las instituciones platenses; piden instrumentar las tarifas especiales

Asfixiados, los clubes dejan de pagar servicios y ya hay cortes

En el Dardo Rocha, de Ringuelet, no pudieron afrontar las facturas del gas y les sacaron el medidor justo cuando empezó el frío. Se suman otros clubes en serios apuros

los clubes de barrio, en sus distintas actividades, contienen a más de 30 mil chicos de la región. el club dardo rocha, es uno de ellos / césar santoro

les sacaron el medidor de gas y se quedaron sin servicio / c. santoro

En villa elisa también están preocupados por las tarifas / el dia

En figuritas se la están viendo las instituciones y clubes de barrio para cumplir con el pago de las abultadas facturas de los servicios, ya que según denunciaron aún no se aplican la ley nacional 27.218, que crea la tarifa diferencial, ni la 27.098 de promoción de los clubes de barrio y de pueblo. Ante ese asfixiante panorama, algunas entidades ya dejaron de pagar las facturas de agua y otras renunciaron al servicio de gas con tal de que el dinero les alcance para pagar la luz.

Alejandro Martínez, presidente del Club Liga de Fomento Dardo Rocha - 5 entre 519 y 520 -, asegura que ya intentaron casi todo para defender a capa y espada todo lo que tiene la entidad, pero les resulta imposible pagar los 6500 pesos de la factura de gas cuando en 2015, debían costear por ese ítem, 850 pesos.

“Reclamamos la tarifa social en Camuzzi, pero nos dijeron que no estamos registrados; además quisimos ponernos al día con una deuda que tenemos, pero no nos facilitaron ningún plan de pagos”, señala el dirigente, quien a las pocas horas de esa entrevista vio como operarios de la distribuidora les retiraba el medidor de la sede.

“Una cuadrilla nos retiró el medidor con la excusa de que perdía”, agrega el presidente del club.

Con 51 años, el dirigente cuenta que está en el club desde los 7 años y que fue como una extensión de su casa, su padre siempre jugó a las bochas allí y el espacio fue y es el centro de reuniones de las familias del barrio.

De ahora en mas verán cómo sin gas calefaccionan la sede o hacen el matecocido para los chicos.

Con Edelap la entidad tuvo mas suerte y está al día porque la distribuidora de energía le hizo un plan de pago para saldar en cuotas los 21 mil pesos de deuda.

“Sin estufas podemos abrigarnos y practicar deportes, pero sin luz no hay fútbol, ni otras actividades como zumba”, asegura Martínez que aclara que en 2015 se pagaba una factura de 1500 pesos y ahora, unos 7500 pesos.

Hay que aclarar que el club se sostiene con 60 socios que pagan una cuota de 20 pesos, con las cuotas de las actividades deportivas que rondan los 500 pesos y con el alquiler de un pequeño salón de fiestas. Por su problema financiero tampoco pagan el agua, ni tasas municipales.

Todas las actividades promovidas para los afiliados a PAMI son totalmente gratuitas y también se cede el espacio a un grupo de scouts que son los que en estos días les prestarán unas garrafas para salir del paso.

en Tiflos también hay inquietud

No es mucho mas desahogada la situación de la Fundación Tiflos - 22 entre 32 y 33-, una entidad sin fines de lucro que se dedica a la rehabilitación de las personas con discapacidad visual. Por allí pasa un promedio de 100 personas por mes y luego de completar los dos años de tratamiento la mayoría continua en talleres o cursos.

Delfina Balduzzi, su vicepresidenta, habla de las dificultades que atravesaron recientemente por los retrasos con los pagos de IOMA, suma con la que se les paga a los profesionales y profesores que realizan rehabilitación. Ahora su mayor preocupación es la factura de Edelap.

“Una cuadrilla de Camuzzi nos retiró el medidor de gas con la excusa de que perdía y no nos refinanciaron la deuda”

Alejandro Martínez, Club Dardo Rocha de Ringuelet

“En los 90’s fue igual, en el 2001 pasó lo mismo y la conclusión es que no toman medidas para que los clubes salgan adelante”

Rafael Irigoiti, presidente del Club Deportivo Villa Elisa

“De agua se paga cerca de 6 mil y con el gas, que nos llegó unos 5 mil, tampoco tenemos ningún descuento; Edelap nos prometió una tarifa especial, nos vino 6 mil pesos sin el descuento”, asegura la dirigente.

A pesar de la titánica tarea que la entidad realiza desde hace 28 años por la reinserción de los discapacitados visuales, se asegura que es una institución chica que se mantiene con la cuota de porcos socios, algunos subsidios y colaboraciones de gente del Rotary.

“Acá todo es a fuerza de electricidad, pero Edelap ha prometido ayudar a las entidades de bien público, si no es imposible seguir, encima la factura llega todos los meses”, concluye.

con La soga al cuello

Rafael Irigoiti, presidente del Club Deportivo Villa Elisa, es otro dirigente que siente que la entidad tiene la soga al cuello con una factura de luz que ya en diciembre - período de bajo consumo para el club - fue de 10 mil pesos.

“En el verano usamos la luz natural hasta 19 horas, para peor Edelap para nosotros no tiene una tarifa social porque estamos considerados como el último nivel de los consumos domiciliarios, pero no vamos a suspender ninguna actividad por no poder encender los reflectores” apunta.

Pero ese no es el único servicio costoso para la entidad, ya que por agua paga 4 mil pesos por mes.

“En los ´90 fue igual, en el 2001 pasó lo mismo y la conclusión es que no toman medidas para que los clubes salgan adelante”, dice Irigoiti sin resignarse.

Esa institución recibe mensualmente a unos 700 chicos que se suman a algunas de las actividades deportivas. En cuotas como las de basquet por las que se cobra 500 pesos, ya está incluido el concepto societario.

“Tengo una obra parada porque todo lo que se junta se va en el pago de servicios y por ejemplo por la carga social de dos empleados desembolsamos 15 mil pesos por mes”.

El dirigente espera que entre en vigencia la ley 27.218 que crea la tarifa para entidades de bien público y la 27.098 de promoción de los clubes de barrio. Además desea mayor claridad en los descuentos que en teoría debe aplicar Absa, algo que a ellos no los favorece.

CRECIENTE MALESTAR

Hartos de las promesas incumplidas, desde la Federación de Instituciones Culturales y Deportivas de La Plata expresaron fuerte malestar y preocupación por la situación que están atravesando los clubes. Si bien reconocieron que se está elaborando un listado de al menos 50 instituciones que accederían a una tarifa diferencial de luz (que les permitiría conseguir una reducción del 30% en las tarifas), subrayaron que es urgente la necesidad de reglamentar la ley 27.218, para que el beneficio sea generalizado para las instituciones sin fines de lucro y abarque a todos los servicios.

Alberto Alba, titular de la Federación local, resaltó que ya están “cansados de las promesas” y reiteró que las instituciones están movilizadas para avanzar con las medidas que sean necesarias. “Hace mucho que venimos luchando”, enfatizó, y reclamó que los atiendan en una audiencia las autoridades provinciales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...