Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |Una investigación de cuatro años
Las escuchas a la “banda del comisario” dejaron al desnudo delitos y contactos

EL DIA accedió a parte del material que puso en la cárcel a 11 acusados, entre ellos a un ex jefe de una seccional. Hacen mención a un crimen que ocurrió un año atrás y que tuvo ribetes políticos, en Ensenada

2 de Agosto de 2018 | 03:56
Edición impresa

Muchas de las más de 100 fojas que la fiscal Betina Lacki dedicó a explicar el funcionamiento de la banda mixta de policías y delincuentes se nutren de la transcripción de escuchas telefónicas a los presuntos integrantes de la organización. “Y para comprender acabadamente la causa debe hacerse un análisis integral de situaciones que, analizadas individualmente quizá no tendrían la relevancia que tienen en contexto”, explicó Lacki en su planteo a la jueza Marcela Garmendia.

EL DIA accedió a más de una docena de esas escuchas, que revelan el modo en que los imputados interactuaban entre ellos y con personajes que les garantizaban la comisión de “reiterados hechos ilícitos de distinta naturaleza”, como argumentó la propia Lacki, además de cobertura policial y judicial.

En esas conversaciones se habla de escruches en casas o de robo de autos, su reducción, adulteración y venta, sin pasar por alto la venta de droga, ajustes de cuentas y crímenes.

Una de las conversaciones incorporadas a la causa es la de un sujeto que llamó por teléfono a Ángel “Pipi” Yalet después de matar a un hombre en Villa Catella.

Con voz desesperada le ruega “vení a rescatarme por favor, maté al Lucio”, a lo que Yalet responde con un “bueno, callate la boca, chau, ahora voy para allá”.

“Lucio” es Lucio Claudio Vacelar (27), quien hace casi un año -el 4 de agosto de 2017- fue asesinado de dos escopetazos en 35 bis entre 123 y 124, donde había ido a visitar a su madre. Por el caso fue detenido Cristian Colombo, quien integraba la lista de candidatos a concejales por el frente Cumplir, de Florencio Randazzo.

En otro de los audios vuelve a aparecer la voz de “Pipi”, pero entonces conversando con un hombre que le cuenta cómo se enfrentó a un sujeto, hizo algunos disparos y lo “corrió la gorra por todos lados”. Es que “me pintó la locura ‘Pipi’”, explica. En otra charla, el interlocutor contacta a Yalet para “averiguar” por una denuncia que supuestamente habían radicado en su contra en la comisaría Tercera de Los Hornos y él se compromete a hablar con quien entonces era el jefe de esa seccional, Sebastián Cuenca.

Este policía, al que ellos apodan “pollo”, es uno de los 8 que está detenido y esperando el juicio por el escándalo de los sobres con dinero en la Departamental La Plata, que estalló en abril de 2016.

En otra comunicación, “Pipi” averigua, a través de sus “contactos policiales”, que aquella causa está radicada en la comisaría Primera y promete “averiguar todo”.

Además de Yalet, están imputados en la causa el ex comisario de la Segunda, Gustavo Brusztyn; el ex jefe de calle de esa seccional, Gustavo Mena; el subteniente de esa misma dependencia, Marcos Chiusaroli; Javier Ronco; Adrián “Quichua Manes”; Carlos Bertoni; Carlos “Macha” Barroso Luna; Jorge “fiscal” Gómez de Saravia; Héctor “Pepe” Vega y Martín “Gaucho” Fernández.

Otra escucha realizada a la línea del policía Marcos Chiusaroli reveló una charla que mantuvo con un sujeto que le ofreció “dos laburitos” en su jurisdicción, con “autos clavados (arreglados)”.

El acusado le pregunta si los vehículos estaban “tirados”, son “crudos o monchos”, por lo que el otro le aclara que es para “hacer un daño, es un vuelto que necesito”.

La investigación dejó al descubierto los vínculos aceitados que mantenía el grupo con la Policía bonaerense, motivo por el cual esta fuerza quedó completamente al margen de la pesquisa que demandó cuatro años y de los operativos que hace poco más de una semana terminaron con los 11 imputados presos. Esos procedimientos los hizo personal de la Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

“Mañana no hay que laburar porque la gente sale de operativo”

Escucha entre Ángel “Pipi” Yalet y otro hombre que lo llama para advertirle que habrá operativos policiales

Qué lástima que no le diste en la cabeza, sabés que lo enterramos. Qué negros ratas, que vayan a robar un banco”

Javier Ronco y un amigo, tras un robo en la casa del primero

Venite para el Banco Provincia -¿Pasó algo? -Trae el chiquito por las dudas, que entramos a laburar”

El “chiquito” es un arma y el objetivo, hacer una salidera

-El estéreo que te guardé yo, ¿se lo vas a prestar al pibe? -Si, pero ¿si yo tengo que escuchar música?”

El estéreo es un arma de fuego

En uno de los audios, “Quichua” Manes se comunica con un contacto policial para averiguar por la patente de un auto que pasó más de dos veces por la puerta de su casa. Aquel amigo le informa los datos del titular del vehículo (nombre, apellido, DNI y hasta su Facebook) y le confirma su sospecha: el dueño de aquel auto es un policía, de quien le suministra, incluso, su número de legajo.

Hasta hace poco más de una semana uno de los imputados, Ronco, cumplía arresto domiciliario con tobillera en su casa del barrio San Carlos, pese a estar procesado por un doble homicidio, ser joven y tener buena salud. La sospecha es que pagó 500 mil pesos por ese beneficio.

Pipi vení a rescatarme por favor, maté al Lucio”, se escucha en uno de los audios

 

Lo cierto es que días atrás sufrió un robo en su departamento, del que este diario dio cuenta cuando el escándalo aún no había estallado.

El caso fue llamativo, porque el ladrón “pescó” una mochila con la varilla de una obra en construcción. En esa charla telefónica Ronco le cuenta a su contacto que corrió al delincuente a tiros.

“Creo que le di en la punta de la zapatilla porque se pegó una revolcada”, dice, mientras que el otro lamenta que no lo haya herido en la cabeza: “Lo mandamos a enterrar. Qué negros hijos de puta, ratas hijos de puta, que vayan a robar a un banco”.

En el allanamiento a su casa los policías secuestraron una pistola calibre .45 y 110 mil pesos.

Lacki destacó en su pedido de detención que hay “innumerables referencias a la comisión de delitos distintos a los que se investigan en la presente y de los cuales se formarán actuaciones independientes, sin embargo, estos ejemplos dan cuenta de la corrupción que permite la impunidad de la banda”.

Los audios

 


 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Hace casi un año, un joven de 27 años fue asesinado en el dique. El caso aparece en una escucha / archivo

Una de las armas secuestradas en los allanamientos / el dia

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla