Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Es muy peligroso ser ambiguo con el narcotráfico: o lo combatís o lo justificás”

Cree que dará vuelta el resultado de las PASO. “Los bonaerenses no votaron convencidos a otras fuerzas”

“Es muy peligroso ser ambiguo con el narcotráfico: o lo combatís o lo justificás”

La gobernadora defiende su relación con Macri, pese a las diferencias que imponen sus roles / D. Ripoll

11 de Octubre de 2019 | 01:54
Edición impresa

-¿Cuáles son los objetivos que se propone de acá al domingo 27?

-Escuchar más que nunca, entender el voto del 11 de agosto y mostrar que podemos ser mejores. Y llevar dos mensajes: el primero, es que nuestra prioridad en los próximos cuatro años van a ser quienes más pusieron en los cuatro años que pasaron. Es a los que más queremos cuidar y estamos hablando especialmente de la clase media. Y el segundo mensaje es que el 27 para la Provincia es definitivo, no hay segunda vuelta, se gana o se pierde por un voto. Y por eso es tan importante lo que decidan los bonaerenses ese día.

-¿Usted habla de escuchar, pero siente en sus recorridas que la gente la escucha a usted?

-Sí, de hecho mostrar que podemos ser mejores se tiene que traducir en hechos concretos. Cuando esta semana los 300 mil docentes de la Provincia cobraron su cláusula gatillo adelantada para proteger sus salarios y la devolución de Ganancias, estamos mostrando que escuchamos. Cuando el Banco Provincia sigue sosteniendo una vez por mes el descuento del 50 por ciento para los alimentos y son 4 millones de bonaerenses los que pueden hacer esa compra con ese descuento, estamos mostrando que escuchamos. O cuando hay 22 mil puestos de trabajo en Pymes que están en problemas y la mitad del sueldo lo está pagando la Provincia. No es sólo la escucha, es la respuesta concreta que hoy está vinculada a una situación de crisis pero que en los próximos cuatro años tiene que estar vinculada al crecimiento, al desarrollo y al trabajo. Ya tenemos listo el programa de trabajo para jóvenes para que les llegue el trabajo a unos 100 mil jóvenes.

 

-¿En qué basa su convicción de que la elección puede revertirse?

-Siento que muchos bonaerenses expresaron su enojo, su desilusión porque esperaban más de nosotros en estos cuatro años. Pero no votaron convencidos a otras fuerzas y además no quieren volver atrás. Están esperando de nosotros que escuchemos, que entendamos y que mostremos con hechos concretos que vamos a ser mejores y que podemos ser mejores. Y en este camino estamos tanto Mauricio como yo y a partir de eso esperamos que nos den la oportunidad de seguir juntos. Aún así a mí siempre me gustó lo difícil, no soy una candidata acostumbrada a imaginarse triunfante porque siempre la corrí de atrás y mi compromiso con los bonaerenses va más allá de cualquier especulación.

-Pero da la impresión de que esta elección es más difícil, con un peronismo unido y una situación económica más compleja...

-La de 2015 fue bien difícil. Una mujer sin aparato y que no era parte del sistema político de la Provincia. Había muchas dudas y todo el aparato del Estado en contra. Cuatro años después puedo mirar con tranquilidad a los bonaerenses y decirles que cumplí lo que me comprometí a hacer en esa campaña. Prometí que iba a dar peleas contra las mafias de la Provincia y las di. Esta ciudad lo sabe muy bien. Lo sabe por el Pata Medina, por Balcedo, por los jueces que están presos por cometer delitos. Aquí tiramos 17 búnkers donde se vendía droga. Acá hemos bajado la tasa de homicidios con un trabajo de seguridad que nunca se había hecho. De la misma manera que nos comprometimos a hacer obras que habían esperado décadas y hoy me puedo reunir con los vecinos de Tolosa y decirles que la mayor parte de la obra para que esta ciudad no se inunde está terminada. Se terminó la electrificación del Roca. La oportunidad de seguir juntos se puede construir sobre la base de lo que ya hicimos juntos.

-¿Qué lectura hace de las declaraciones de Axel Kicillof que emparentó la pobreza con la venta de droga?

-Es una estigmatización de la pobreza. Recorro los barrios pobres desde hace 17 años, mucho antes de ser candidata y de ser gobernadora. Conozco a las madres de hijos adictos que están desesperadas buscándolas por los pasillos, sé que ellas son las primeras que salen a aplaudir cuando derribamos un búnker. Definitivamente hoy quien es pobre y no tiene trabajo, no entiende que la salida sea el narcotráfico. Es víctima del narcotráfico, es rehén. Es muy peligroso ser ambiguo en este tema: con el narcotráfico, o lo combatís y estás en la vereda de enfrente o lo justificás. Pero no hay grises.

 

-El Conurbano es decisivo para cualquier elección. ¿Cómo se hace para ganar las elecciones allí?

-Lo que hicimos en La Plata también lo hicimos en el Conurbano. Hicimos obras contras las inundaciones, los metrobuses que cambiaron la forma en que muchos vecinos viajan. Podemos hablar de 54 guardias de hospitales provinciales empezadas y terminadas, y que no es sólo el edificio nuevo, es también los insumos, los médicos y enfermeros que hacen falta. Es el Same para 13 millones de bonaerenses, las salitas de salud que no son del gobierno de la Provincia pero aportamos fondos para que se pusieran en valor para que hay un médico cerca y no necesariamente los vecinos tengan que ir a las guardias de los hospitales. Son muchas políticas que se replicaron en el Conurbano.

-Todas esas obras estaban hechas o avanzadas antes de las Primarias de agosto. Si esto no se transformó en votos, ¿que podría cambiar de acá al 27 para que se traduzca en votos?

-Creo que muchos bonaerenses y sobre todo los que más pusieron que fueron las familias trabajadoras de clase media, empezaron a dudar. No dejan de reconocer que somos un gobierno que ha luchado contra las mafias y que ha hecho obras que esperaron 40 años pero quieren saber si podemos ser también el gobierno del trabajo, que les garantice llegar a fin de mes y que no les agobie. Y ese es nuestro desafío: escuchar que ese fue el mensaje y tomar medidas concretas desde hoy para ayudarlos y aliviarlos y generar un plan de trabajo y desarrollo para los próximos cuatro años.

-¿Ese desafío es del gobierno provincial o del nacional?

-Es de todos, pero también de los intendentes. El trabajo y el alivio para las familias que no llegan a fin de mes no reconocen diferencias políticas. Por eso la baja del IVA en alimentos y no importa quién lo hace, sino que se haga. También los precios cuidados o la ley de góndolas. Es hacer cosas para aliviar a los que trabajan pero también a los que generan trabajo. Por eso suspendimos los embargos de Arba hasta diciembre pensando en las Pymes. Cuando pagamos parte del sueldo de 22 mil bonaerenses cuyo trabajo está en riesgo. Eso es empezar a mostrar que esa necesidad que se expresó en el voto del 11 de agosto puede empezar a encontrar una respuesta hoy y una respuesta mucho mejor en los próximos cuatro años.

-¿Esas medidas no se deberían haber aplicado antes?

-No soy de las que busca culpables cuando hay problemas, soy de las que busco qué puedo hacer. Desde el año pasado venimos tomando medidas de alivio que tienen que ver con todo lo que hizo el Bapro para ayudar a las Pymes, dar créditos, reforzar las partidas sociales.

 

-Si no logra revertir el resultado electoral, usted será quien lidera la oposición?

-Los líderes no los define uno, los van a definir los bonaerenses. El 27 van a tener la oportunidad de elegir su gobernador o su gobernadora y es por un voto. Y esa es su elección. Yo ya tomé la mía y mi vocación de servicio no cambia por un cargo, va a seguir estando. Y el lugar donde quiero ayudar es en la provincia de Buenos Aires. Desde el lugar donde la gente me ponga, voy a trabajar para seguir ayudando. Después si soy o no líder lo definirán los bonaerenses.

-¿Cómo está hoy su relación con el Presidente?

-Mauricio y yo tenemos una relación personal que excede la política. Podemos tener diferencias y nuestros roles son distintos. El es presidente y yo gobernadora y eso puede hacer que muchas veces no estemos de acuerdo, pero desde lo personal nuestra relación es la mejor y siempre lo fue.

-¿Le llama la atención la liberación de los detenidos kirchneristas acusados de corrupción?

-A los fallos judiciales hay que respetarlos siempre, esté uno o no de acuerdo. Lo más importante de estas causas no son, más allá de que generen debate público, estas liberaciones sino los juicios orales. Porque es allí donde se determina la culpabilidad o inocencia de alguien.

-Hay toda una corriente de opinión que considera que la actitud de la Justicia va acompañada de los resultados electorales. ¿Ud. cree que es así?

-Espero que no sea así, porque sino sería muy inequitativo. Conozco mucho las cárceles de la Provincia y he encontrado muchísimas personas pobres, jóvenes, con procesos sin condena durante mucho tiempo. La Justicia tiene que tener el mismo ritmo para todos. La respuesta concreta de la Justicia es el juicio oral y es dónde se tiene que determinar la culpabilidad o la inocencia.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla