Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Nahuel Pennisi: “La música me sale de las entrañas”

El cantante y guitarrista llega a la Ciudad esta noche para mostrar su último disco, adelantar el próximo y contagiar inspiración. “Voy a contar mi historia de vida a través de diferentes canciones”, adelanta

8 de Noviembre de 2019 | 04:15
Edición impresa

Nahuel Pennisi es un artista ciego, sí. Nació en una casa humilde, donde la lluvia se filtraba por las paredes, por el techo. Y todo eso, accede él mismo, informó su música, se filtró como aquella lluvia por dentro de las paredes de su corazón para emanar, catártica, en forma de melodía, en forma de canción. Pero por eso mismo es que ser ciego y venir de donde viene no es todo en Nahuel Pennisi: el artista porteño nacido hace 29 años llega a La Plata esta noche, a las 21.30, para presentarse en el Teatro Metro tras girar por todo América con “Feliz”, su segundo disco, nominado a un Grammy latino.

“No me cansa hablar de mi ceguera, porque es parte de mi vida”, dice al respecto Pennisi, “pero sí me satura a veces que el foco sea siempre ese. Por ahí mi historia tiene algo de inspirador, invita a la gente a explorar, a sentirse libre. Pero yo voy mucho más allá de eso, y hoy agradezco que la gente reconozca mi forma de hacer música, por dónde va mi esencia”.

Efectivamente, la música de Pennisi, esa voz cargada de sentimiento, ese toque de guitarra poco ortodoxo pero virtuoso y emotivo, ya se han impuesto largamente al relato sobre Pennisi. “Mi música tiene un grado de emoción, porque me sale de las entrañas. Para mí, la música es vivir al 100%”, afirma sobre su estilo el cantante, que emergió como artista de versiones pero hace rato compone sus propios temas.

Con esa música desde el alma llega Pennisi esta noche a la Ciudad, con espectáculo donde “voy a contar la historia de mi vida a través de diferentes canciones”. Habrá temas de “Feliz”, versiones que ya son clásicos de su repertorio, invitados y algunos temas del disco que se viene, que verá la luz el año que viene y que trabaja con Julio Reyes Copello, productor de Alejandro Sanz, Jennifer Lopez y Ricky Martin. Un trabajo que tendrá mayoría de temas propios, algunas versiones, mayor modernidad aportada por el reconocido productor y una sensibilidad social forjada en una infancia de privaciones.

“La canción te despierta necesidades que te están matando por dentro. En la música todo eso se proyecta, por eso hace bien, es sanadora”

 

“Me duelen las miserias que pasa la gente. Sin culpar a nadie: hay cosas más importantes que opinar desde un bando y otro, hay problemas que no dependen de los bandos”, explica al respecto Pennisi, que propone, primero, mirar hacia uno: “Tenemos que empezar por nosotros mismos, y desde ahí contagiar. A veces nosotros mismos no nos damos cuenta y relegamos a las personas, por prejuicio, porque está mal vestida, porque tiene mala cara. Hay que tratar de llegarle a ese gente desde un lugar honesto: escribirle a esas cosas es mi forma de tratar que la música nos mejore”.

“La música nos enseña todo el tiempo, a ser sensibles, agradecidos, a desahogarnos. Hay muchas cosas que tenemos adentro que no nos damos cuenta hasta que aparece una canción. La canción te despierta anhelos, angustias que tenías guardadas, necesidades que te están matando por dentro. En la música todo eso se proyecta, por eso hace bien, es sanadora”, opina el artista, que además de emocionar tiene en su esencia la fe, la inspiración, un compromiso “con lo que hace bien”.

LA LLEGADA DE MATEO

Un compromiso que se vio reflejado en “Feliz”, titulado así porque “las canciones que grabé mostraban mucho optimismo. Y era más feliz que nunca en ese momento”, sonríe, “porque todavía no había llegado lo siguiente”.

Lo siguiente es, claro, Mateo: en agosto, Pennisi fue padre por primera vez, y dice que “Mateo es la felicidad máxima. Vino a cambiarnos los días”.

“Es una responsabilidad hermosa, me hace muy feliz. Mateo ha venido para mejorarnos a todos. La paternidad te hace subir un montón de escalones, todo lo que uno vive cotidianamente ahora son emociones más profundas, un hijo profundiza todo lo que uno es”, comparte Pennisi.

¿Problemas para dormir? Seguro. Y algo de miedo de padre primerizo también. “Cuando recién llegó, era increíble lo chiquito, lo frágil que era. Una pulguita”, cuenta. También, claro, la llegada de Mateo obliga a cambiar los planes, la agenda. Porque si llora el nene, llora el nene: “Mateo ocupa todo, claro”, accede Pennisi. “El maneja los tiempos de todos, y uno tiene que aprender a fluir, porque la vida continúa, hay que trabajar, hay que seguir componiendo, cantar. La misión es lograr un equilibrio”, dice convencido.

Porque además, “Mateo ocupa todo” no es para Pennisi causa de pena. Porque la llegada de su primogénito también se mete en lo musical, afecta su toque. Para bien: “Mateo se mete en la interpretación, en lo que significa la canción para uno. La emoción que te viene en la canción depende de cómo estás viviendo ese momento: y yo estoy muy feliz y me refugio en sus sentimientos, un ser tan puro, tan inocente, que nos da una sensibilidad única”.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla