Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Le dicen “sushi”: Alfano contó cómo descubrió que Alé le metía los cuernos...
Le dicen “sushi”: Alfano contó cómo descubrió que Alé le metía los cuernos...
14 de Diciembre de 2019 | 06:43
Edición impresa

Ayer fue el último día de Graciela Alfano como panelista invitada de “Los Ángeles de la Mañana” y, sus compañeros, para despedirla a lo grande, dado que esta temporada le dio al envío del Trece una alta dosis de escándalos y rating, la sentaron en el sillón de las visitas y la entrevistaron a calzón quitado.

Y la rubia no tuvo reparos en contestar de todos los temas, sin concesiones.

A medida que avanzaba la charla las preguntas de las “angelitas” comenzaron a subir el tono, hasta que tocaron un tema sensible: la infidelidad.

Sabiendo del pasado de Matías Alé, quien fuera su pareja durante casi una década, sus ahora ex compañeras le preguntaron: “¿Alguna vez te fueron infiel?”. Y Grace se despachó contando cómo descubrió que su ex pareja, ahora devenido en humorista, la estaba engañando.

“Yo estaba con Matías y él se estaba bañando, ya era el final de la relación. Le dije: ‘¿Querés comer algo?’. Me dijo que sí y agarré su teléfono”, empezó relatando la actriz.

“Quería comer sushi y veo que en su teléfono dice ‘sushi’. Llamé esperando que me atienda un señor, pero me encontré una voz que me dijo ‘holaaa’”, siguió el cuento Alfano, imitando una voz súper sensual. “Corté y dije ‘vamos de nuevo’. Y otra vez me atiende y me dice ‘holaaa, tonto’. Le dije ‘perdón, soy Graciela Alfano y quiero pedir sushi’”, sumó, entre risas. La actriz considera que “en una relación larga tiene que haber cinco permitidos”, aunque lo que no está permitido es ser desprolijo.

Luego del “sushi” siguió revisando el teléfono y descubrió la técnica de Alé: el la había contado, años atrás, en “Animales Sueltos”.

¿Cómo terminó la anécdota? “Cuando salió del baño me dijo ‘¿Y? ¿Pediste?’. Le dije ‘no, no, ya se me fue el hambre’. No le dije nada más porque la venganza es un plato que se come frío”. ¿Habrá ido a tener su permitidito?

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla