Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,21
Dólar Ahorro/Turista $137.30
Dólar Blue $181,00
Euro $95,10
Merval 0,00%
Riesgo País 1435
“Glass” de M. Night Shyamalan

Más grandes que dios. (*****)

“Glass” de M. Night Shyamalan
12 de Febrero de 2019 | 19:32

          ALERTA DE SPOILERS (para elaborar esta teoría es necesario contar muchos detalles del final de la película).

          Sucede que en el año 2000 M. Night Shyamalan dirigió la mejor película de superhéroes de toda la historia del cine, El Protegido (Unbreakable). En esta obra maestra ni siquiera desde el trailer se podía llegar a sospechar que se trataba de superhéroes. Ni siquiera ya avanzada la película. Se trataba de un trabajador de seguridad, Bruce Willis, que milagrosamente era el único sobreviviente del descarrilamiento de un tren. Luego de esta tragedia se encuentra con Mr. Glass (Sr. Cristal), Samuel Jackson, un fanático de las historietas, que trata de convencerlo diciéndole que aquello no se debió a una simple casualidad, sino que se había salvado, y sin un rasguño, por ser él un verdadero superhéroe. El personaje de Bruce Willis, Dunn, se convence poco a poco de esto y hasta llega a rescatar a varias personas en aprietos como todo un paladín de la justicia. Al final también se descubre que Mr. Glass fue el que provocó aquel accidente, como tantos otros, con el objetivo de encontrar a aquel superhéroe y confirmar su teoría: la existencia de personajes de historietas que habitan el mundo real, ya que él mismo se consideraba también un supervillano. Así entonces vemos el surgimiento de un superhéroe desde una perspectiva romántica y realista.

          Muchos años después, en 2016, el director M. Night Shyamalan presentó Fragmentado (Split). La historia de un paciente psiquiátrico, James McAvoy, que tiene nada más ni nada menos que 23 personalidades. Le gusta secuestrar gente y en el camino descubre una veinticuatroava personalidad, “La Bestia”. Una especie de súper monstruo poderosísimo en el cual puede llegar a transformarse en pocos segundos. Lo sorprendente de esta película es que hacia el final, cuando por la tele anuncian que a pesar de los esfuerzos de la policía La Bestia escapó, aparece Dunn, el personaje de El Protegido, en un café mirando el noticiero. De esta manera Split se revela sorpresivamente como una secuela de aquella película anterior sin haber sido anunciado. También aquel final era un guiño sólo para los conocedores ya que tal vez los espectadores podrían no tener idea de quién demonios era aquel personaje que pertenecía a una película de hace 16 años, que además no había tenido demasiado éxito.  

          Pero en 2019 aparece una continuación de estas dos películas, Glass. Luego de algunas aventuras Dunn, La Bestia y Mr. Glass son encerrados en un manicomio especial. Una Doctora trata de convencerlos de que en realidad no son verdaderos superhéroes para poder tenerlos contenidos allí sin desequilibrios. De eso trata la película entera. Poco a poco La Doctora va cumpliendo su objetivo y convenciéndolos de que dejen su pretensión de personajes de comic. Pero Mr. Glass tiene otro plan. Ya que es fanático de las historietas y defensor de la existencia de superhéroes reales, planea que La Bestia y Dunn escapen para que se desate una pelea final entre Superhéroe y Supervillano, en unos grandes edificios, para que se presenten ante todo el planeta como lo que son.  Antes de concretarse el plan, en medio de una batalla pero que no pasa los límites de manicomio, la Doctora y una oscura fuerza armada asesinan a aquellos tres superhombres. Resulta que esta doctora en realidad forma parte de una especie de secta secreta que lucha contra  dioses o seres con poderes sobrenaturales. Se encarga de eliminarlos para que no existan en este mundo de humanos. Su técnica es persuadirlos, convencerlos de que no son verdaderos dioses, en vez de combatirlos para que la gente no los descubra y nadie se entere.

         Pero cuando la Doctora parece regodearse de su victoria final, escucha a dos nerds de las historietas mientras conversan sobre un villano llamado El Cerebro. “Él es tan inteligente que nunca te dirá el plan real”, dicen. Es cuando La Doctora comprende que ha sido engañada por Mr. Glass. Que antes de su muerte, este villano, ha tomado todas las grabaciones de las cámaras de seguridad del manicomio y las ha subido a internet para que todo el mundo vea los verdaderos poderes que tenían Dunn y La Bestia y a causa de eso surjan más superhéroes.

         De esta manera M. Night Shyamalan concluye que estos protagonistas no son simplemente dioses sino que son algo más, son personajes de historieta. Porque la Doctora, que sabe más de dioses y mitologías que del arte de la novela gráfica, es derrotada. Un dios caería ante ella, pero no un supervillano como Mr. Glass que su mayor poder es la infinita inteligencia. Aquí un villano es más inteligente que un dios maligno, por lo tanto más poderoso. En Glass el arte es más grande que dios mismo. 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Soy Facundo J. Barrionuevo, Profesor en Comunicación Audiovisual y en este espacio vamos a compartir una mirada crítica a los estrenos cinematográficos + caprichos varios.

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla