Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
RECIBE DESDE LAS 17:10 A PATRONATO EN EL ESTADIO CIUDAD DE LA PLATA

Estudiantes buscará un buen resultado y algo de paz para el futuro

El Pincha arrastra una racha adversa de 7 partidos sin ganar. Por eso el Ciclo Benítez está en jaque y una derrota lo empujaría a renunciar. El DT mete varios cambios. Un partido que vale mil puntos

Manuel Castro, “sobreviviente” de la tormenta en San Juan. Jugará como volante izquierdo / Agustín Moya

Estudiantes, que atraviesa una serie negativa de siete partidos sin triunfos, buscará mejorar su deslucida imagen cuando reciba a Patronato de Paraná, que se revitalizó con un par de victorias y sueña con escapar del descenso, en uno de los tres partidos a celebrase hoy desde las 17:10 en la continuidad de la 18va. fecha de la Superliga.

El Pincha sufre una “tormenta” deportiva: los resultados no acompañan al técnico Leandro Benítez y ya son siete las fechas sin ganar, desde aquel triunfo ante River por 1 a 0 en el estadio de Quilmes, el 3 de noviembre pasado.

El final del año pasado lo había mostrado con cierta recuperación y los hinchas se ilusionaron que, con la llegada de refuerzos, la cosa iba a cambiar en este tramo final del torneo. Todo lo contrario: el equipo perdió los dos partidos que jugó, mostró un nivel muy pobre y para colmo se cargó de lesionados

Entonces Leandro Benítez se vio obligado a meter mano en los once. De los que jugaron en San Juan, “borró” a la Gata Fernández y Fernando Evangelista. Este último, por ejemplo, ni siquiera fue parte de la concentración, desnudando un viejo problema del equipo en el sector izquierdo, que podría traer consecuencias en aquellas personas que están encargadas del fútbol profesional. E Iván Gómez quedó descartado por un desgarro.

El juvenil Juan Ignacio Díaz reemplazará a Evangelista, Rodrigo Braña a Gómez y Nahuel Estévez a Gastón Fernández, para darle forma a un 4-4-2. A priori, una formación sin generador de fútbol y sin un jugador capaz de trasladar la pelota hasta el área rival. En el fútbol nada está escrito, pero asoma como complicado el partido para los albirrojos.

Para colmo, en la semana se confirmó el desgarro grado 2 de Matías Pellegrini, a quien no supieron llevarlo físicamente de la mejor manera y por apurarlo en San Juan profundizó una lesión que arrastra desde hace dos semanas.

Las malas campañas realizadas con Lucas Bernardi y ahora con Benítez dejaron al equipo en la lucha directa por no descender en el próximo torneo. El rival de esta tarda pelea por eso pero mucho más por no caer en los últimos cuatro puestos en el presente torneo. Hoy por hoy es uno de los cuatro que pierden la categoría.

Lo que se dice, un partido de varios puntos. Porque más allá de lo matemático, Estudiantes necesita empezar a reencontrarse con su fútbol para enderezar su rumbo que hoy es incierto. Lo mejor: el regreso a La Plata después de 261 días. En este reducto ha conseguido buenos resultados a lo largo de la historia.

Por su parte, en Patronato el entrenador Mario Sciacqua decidió darle continuidad a la alineación que viene de golear 3 a 0 como local a Atlético Tucumán.

En tanto Patronato está en zona de descenso, posee el cuarto peor promedio (supera a Belgrano, San Martín y Tigre), pero llega incentivado tras vencer a River a Atl. Tucumán con seis goles en dos partidos.

El historial es escueto. Jugaron sólo dos veces y ambas fueron triunfo de Estudiantes por 1 a 0, en La Plata y en Paraná. El de hoy, sin lugar a dudas, es el partido más importante de la historia. Al menos para los de rojo y blanco.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla