Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El paraguayo fue el destacado en el agónico triunfo

Ayala fue el motor y la conducción

El ex Lanús buscó ser salida constante de un equipo al que le costó. Un pasito detrás, la potencia incansable de Hurtado

Ayala fue el motor y la conducción

Víctor ayala fue conductor constante en un lobo que no brilló, pero que sumó oro puro / dolores ripoll

Fernando Alegre

falegre@eldia.com

Tres puntos vitales para Gimnasia que jugó decididamente mal durante gran parte del encuentro. Pese a esto, el equipo de Ortiz nunca bajó los brazos y en la última encontró el desahogo.

Mucho tuvo que ver Víctor Ayala, constante salida de un conjunto que no estuvo fino. El paraguayo no sólo fue el más claro, sino que estrelló un remate en el palo y generó la mejora atajada de Aguerre.

Apenas por detrás, otro que buscó incesantemente, Jan Hurtado. El venezolano luchó contra todos y siempre fue opción, a veces solitaria.

Un escalón más abajo, Guiffrey, de lo mejor de la línea del fondo. Tuvo un cruce vital en la primera mitad luego de un error de Licht en la salida que podría haber desnivelado la acción para los rosarinos.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...