Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En 2018 tramitaron el registro 2.060 platenses de 80 años o más

Cada vez son más los adultos mayores que siguen manejando

Los especialistas lo ven como uno de los rasgos salientes de una generación que madura de manera distinta a las anteriores, con la aspiración de mantenerse más activa y con mayor autonomía

Cada vez son más los adultos mayores que siguen manejando

Lucrecia Arceguet (80), socióloga “ Siempre me gustó manejar y por eso me parece de lo más natural hacerlo ahora. Creo que lo único que cambia es que desde hace tres años tengo que usar anteojos al volante y que ahora manejo con mucha más cautela. No siento que el tránsito sea especialmente agresivo con los adultos mayores, pero evito andar por el Centro en horas pico. Creo que, en todo caso, el que puede tener dificultades es aquel que empezó a manejar de grande”.

Lucrecia Arceguet maneja desde los 18 años y es algo que siempre le gustó. Es por eso que hacerlo ahora, que tiene 80, le parece lo más natural. “La única diferencia es que ahora manejo, quizás, con un poco más de cautela que antes. Y que desde hace tres años lo hago con anteojos”, dice.

Como ella, son cada vez más los adultos mayores que siguen manejando, un fenómeno que los especialistas asocian a una generación que eligió madurar de una manera distinta a las anteriores.

“Estamos hablando de una generación más activa y que pone a la autonomía en un lugar central”, dice Silvia Gascón, presidenta de la Red Mayor de La Plata.

Pero el hecho de ser pioneros en eso de llegar a adultos mayores al volante también hace que encuentren un tránsito demasiado agresivo y poco amigable.

Como contraparte, estudios realizados a nivel nacional indican que un mayor número de adultos mayores en el flujo del tránsito aporta más respeto a las normas y cautela a las calles.

Un número que crece

Según los datos manejados por la ANSV (Agencia Nacional de Seguridad Vial) en el año 2018 aumentó un 2,59% la cantidad de licencias emitidas para mayores de 60 años con relación al año anterior.

Así, mientras en 2017 se emitieron 675.270 licencias para adultos mayores, durante el 2018 fueron un total de 692.760.

De acuerdo con estas cifras oficiales, el 3,58% de las personas que manejan en todo el país tiene más de 60 años.

En tanto, en La Plata, los últimos datos difundidos por la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, correspondientes al año 2018 y dados a conocer en enero, indicaban que en la Ciudad tramitaron su licencia de conducir durante ese año 19.992 personas mayores de 61 años.

Esas cifras indican que hicieron ese trámite 7.070 personas de entre 61 y 70 años, 10.862 de entre 71 y 80 años y 2.060 mayores de 80.

A la hora de mencionar las razones de este aumento, los expertos hablan, en primer lugar, del aumento de la expectativa y de la calidad de vida de los adultos mayores.

La generación de los nacidos entre 1946 y 1964 vive, de la mano de los avances de la ciencia médica y la tecnología, una madurez más activa que las generaciones anteriores y se anima a reinventar la forma de convertirse en adulto mayor.

Esta nueva forma de envejecer incluye nuevas maneras de usar el tiempo libre, la posibilidad de viajar o de llevar adelante cualquier actividad que les permita desarrollar su vitalidad.

En el marco de esos cambios se extiende la edad en que los adultos mayores conducen.

Con todo, y aunque la expectativa de vida se prolonga, es sabido que a medida que pasa el tiempo los reflejos y la capacidad de reacción se vuelven más lentos. Esto, no obstante, no es un impedimento para que los adultos mayores conduzcan de manera adecuada.

Según un trabajo de la organización Luchemos por la Vida, cuando se analizan los accidentes por edad se advierte que los mayores no suelen ser los responsable de accidentes viales.

Una de las razones para que esto pase es que los adultos mayores conocen mejor las reglas, cuentan con experiencia de manejo y son más conscientes de los cuidados que tiene que tener el conductor.

O como elige decir Lucrecia Arceguet: “lo que noto ahora es que manejo con mayor cautela”.

Capacidades físicas que se modifican

Entre las capacidades físicas que se modifican con la edad hay varias que conviene tener en cuenta.

La audición y la visión, por caso, son sentidos fundamentales para una conducción segura y se recomienda que el adulto mayor realice chequeos regulares para controlar la vista y la graduación de los lentes, sobre todo ante la perspectiva de un viaje largo.

Otro elemento a tener en cuenta son los medicamentos, ya que muchos adultos mayores los toman y algunos fármacos suelen tener efectos secundarios que reduzcan habilidades de reacción, por eso se recomienda a los adultos mayores que consulten a su médico de cabecera, sobre todo si piensan salir a la ruta.

El ejercicio regular también es un buen compañero del adulto mayor que quiere seguir manejando, ya que, con la vejez, la flexibilidad comienza a disminuir y los músculos se debilitan, imposibilitando o dificultando realizar ciertas maniobras al volante.

Por otra parte, y como contrapartida, aparecen recursos tecnológicos que buscan equipar a los vehículos para ayudar al adulto mayor en el viaje.

Entre ellos se cuentan dispositivos de conectividad en base a GPS/GPRS, volantes multifunción, sistemas de navegación digital o cajas de cambios automáticas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla