Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LUEGO DEL ATAQUE A DOS buques PETROLEROS

Crece la presión de Trump a Irán, pero aún confía en poder negociar

Crece la presión de Trump a Irán, pero aún confía en poder negociar

WASHINGTON

El presidente estadounidense, Donald Trump, continuó ayer su escalada contra Irán al insistir en culparlo de los ataques a barcos cisterna en el estrecho de Ormuz, pero mantuvo su esperanza de dialogar en algún momento con los iraníes después del fracaso del intento de mediación japonés.

Después de que Irán negara toda vinculacióin en los sucesos del jueves, Trump perseveró en su acusación y describió a ese país como una “nación de terror”, pero evitó adoptar un tono demasiado beligerante y volvió a apostar por el diálogo.

“(Los iraníes) lo hicieron”, sentenció Trump en una entrevista telefónica con su cadena de televisión favorita, Fox News, en el día de su 73 cumpleaños.

El presidente citó como prueba el video difundido a última hora del jueves por el Mando Central de EE UU en el que según el portavoz de esa división militar, Bill Urban, puede apreciarse a una patrulla naval de la Guardia Revolucionaria Islámica acercándose al buque japonés después de las explosiones.

La patrulla “fue observada y grabada sacando una mina sin explotar del Kokuka Courageous”, uno de los dos buques atacados, afirmó Urban, presuntamente para eliminar pruebas de su implicación en el suceso.

“Supongo que una de las minas no explotó, y probablemente (esa mina) tiene el nombre de Irán escrito por todas partes”, aseguró Trump en su entrevista.

“Ese era su barco, era de ellos. Y no querían que quedara esa prueba”, argumentó.

Irán ha negado toda vinculac ión en los ataques a los barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, que llevaban 44 personas a bordo y sufrieron impactos y explosiones cuando salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa de Irán.

El Gobierno iraní ha recordado que salvó a los navegantes de uno de los barcos -los del otro fueron rescatados por EE UU- y ha insinuado que Washington podría estar detrás del ataque.

Para Irán, es “sospechoso” que los ataques ocurrieran en el estratégico estrecho de Ormuz justo cuando el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se encontraba de visita en Irán, mientras que el secretario general de la ONU, António Guterres, ha llamado a esclarecer “la verdad” sobre lo ocurrido.

Trump advirtió a Irán de que no cierre el estrecho de Ormuz porque “si lo hacen, no va a estar cerrado durante mucho tiempo”, en una aparente amenaza de acción militar para preservar lo que el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, describió ayher como la “libertad de navegación” en el golfo Pérsico. (AP, EFE y AFP)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla