Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La reducción de intereses de la Reserva Federal (Fed)

Tasas más bajas, alarmas más altas

Tasas más bajas, alarmas más altas

Nueva York

Los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la Reserva Federal (Fed) hacen apretar los dientes en los mercados financieros, pero sus demandas de tasas de interés nulas provocan sudores fríos en los bancos. La Fed dio un giro de 180 grados al mostrarse dispuesta a recortar por segunda vez las tasas de interés y los bancos esperan sufrir un gran impacto en su línea de flotación.

Numerosas entidades, entre ellas JPMorgan Chase y Wells Fargo, rebajaron sus expectativas de ganancias anuales mientras bancos centrales de todo el mundo tienden a ablandar su política monetaria en respuesta a la debilidad económica que prevén.

Tasas más bajas significan menos ganancias en los préstamos que otorgan los bancos, especialmente aquellos que sedujeron depositantes ofreciéndoles rendimientos más altos. Moody’s advirtió que tasas de interés más bajas contraerían la rentabilidad en general y obligaría a realizar fusiones en el sector bancario.

El director ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, dijo que había rebajado en 1.000 millones de dólares hasta los 57.000 millones sus expectativas de ingresos de todo este año.

El julio la Fed rebajó su principal tasa de interés -que orienta todos los tipos de préstamos- por primera vez en más de una década luego de haberla subido cuatro veces el año pasado. El cambio coincidió con la guerra comercial de Estados Unidos con China, que daña a la economía mundial al enlentecer las inversiones y la actividad manufacturera.

Trump insiste una y otra vez para que la Fed reduzca los intereses con el fin de que Estados Unidos siga el paso del Banco Central Europeo y otros que tienen tasas nulas o, incluso, negativas.

Decisiones tan drásticas de la Fed son altamente improbables. “No creo que lleguemos a las tasas cero en Estados Unidos”, dijo Dimon. “Estamos pensando en estar preparados para eso, tal como es normal en el manejo de riesgos”, añadió.

Para los bancos las posibles respuestas a la caída de las tasas son las de reducir costos y las tarifas que cobran a sus clientes.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla