Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Por un brutal ataque

Cayeron otros tres sobrinos del “hornero” José Luis Auge

Cayeron otros tres sobrinos del “hornero” José Luis Auge

Otros tres sobrinos del “hornero” José Luis Auge fueron detenidos ayer en Los Hornos por su presunta participación en un brutal ataque que casi termina con un vecino muerto a golpes, en agosto pasado.

Se trata de dos mujeres de 26 y 30 años y su hermano de 20, que serán indagados por la tentativa de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y robo agravado, en una causa por la que ya estaban presos otros dos hermanos, la madre y el padrastro.

Las capturas las hicieron los policías de la comisaría Tercera que investigaron el hecho y allanaron el domicilio de la familia, secuestrando, en el registro de ayer, tres celulares.

Como ya informó este diario en ediciones anteriores el hecho ocurrió en la noche del 26 agosto, cuando una banda irrumpió en la casa de Emanuel Sotelo Acuña (25), en 155 entre 57 y 58 y lo sometió a una paliza feroz frente a su mujer y sus tres hijos, para robarle lo poco que tenía y jugar -literalmente- con su vida.

Sobrevivió para contarlo y denunciar a los responsables, a quienes identificó con nombre y apellido porque los conoce bien: viven a metros suyo y ya lo atacaron dos veces en un mes.

En el episodio anterior, “me dieron un machetazo en la cabeza, que me abrió un corte por el que tuvieron que darme cinco puntos de sutura”, recordó la víctima en una charla que mantuvo con este diario, pero el último incidente resultó todavía más violento.

Los acusados son familiares del “hornero” José Luis Auge, uno de los condenados por el crimen de José Luis Cabezas.

Cuando atacaron, Sotelo Acuña estaba con sus tres hijos de 1, 3 y 5 años. Los agresores entraron en su vivienda después de meterse por los fondos y romper una pared de machimbre, explicó. Al joven le pegaron trompadas, patadas y hasta lo apedrearon en el piso. Luego lo llevaron “a los golpes hasta el arroyo que tenemos al lado de casa”, donde “la madre de estos pibes me hundió la cabeza varias veces en el agua como si quisiera ahogarme”, recordó.

Huyeron con 700 pesos y el documento de Sotelo Acuña.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla