Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dos barrios movilizados para despedir a curas de la Región

En Ringuelet dio su última misa el sacerdote carismático Nelson Almeida, que tiene 93 años. En El Dique, Ensenada, ayer fue la última jornada de la congregación franciscana

Dos barrios movilizados para despedir a curas de la Región

El padre nelson almeida en su última misa, qiue dio a sus 93 años, en el templo de ringuelet/ roberto acosta

24 de Febrero de 2020 | 02:20
Edición impresa

Los fieles católicos de la Región vivieron una jornada de mucha emoción en la mañana de ayer. En Ringuelet, el padre Nelson Almeida, de 93 años, dio su última misa y se despidió de una comunidad que convivió con él durante varias décadas. Y en El Dique, Ensenada, se despidió ayer la congregación franciscana. En ambas sedes religiosas se vivieron con mucha emoción ambos acontecimientos que marcaron el fin de una etapa para ambas comunidades.

Pasadas las 10 de la mañana, en 512 entre 12 y el Camino Centenario, la parroquia Inmaculada Concepción se vio colmada de fieles. Vecinos y ex alumnos de los colegios donde Almeida dejó su impronta fueron a presenciar la última misa del padre Nelson, un cura carismático que impuso un estilo en la zona con su fuerte personalidad. Escritor, músico y principalmente solidario con quienes fueron siempre a buscar una ayuda, un consejo o alguien que los pudiera escuchar, ayer recibió abrazos, besos y reconocimientos ni bien finalizó el oficio religioso.

Nacido en Gualeguay, era chico cuando se mudó con su familia a La Plata. Ingresó al seminario San José en 1939 y lo ordenó sacerdote diocesano el entonces arzobispo de la Ciudad, monseñor Tomás Juan Carlos Solari, el 29 de noviembre de 1953. Luego, ya vestido con los hábitos, fue vicario parroquial en la Catedral, San Ponciano y Nuestra Señora de Lourdes. En el ´59 se convirtió en párroco y estuvo al frente, hasta 1983, de la iglesia de Santa Lucía. Desde ese año hasta ayer condujo la vida religiosa de Inmaculada Concepción.

Como cura cumplió 67 años y fue reconocido por la labor que desplegó en los diferentes templos en los que estuvo.

De ahora en más vivirá en el Asilo Marín, según indicaron ayer en la capilla de Ringuelet.

Cura sanador, compositor que no estudió ni una nota de música y predicador del Evangelio en las villas, se dio un gran gusto años atrás, cuando compartió un concierto con una sobrina nieta.

Fue autor de unas 350 piezas que alternan distintos ritmos: folklore, el tango y música clásica.

Como pertenece a la corriente de los curas carismáticos, las suyas son misas festivas. Y la de ayer no fue la excepción. Con ojos llenos de lágrimas, los fieles siguieron a Almeida en cada concepto.

Carlos, un ex alumno del colegio Santa Lucía, dijo que “Almeida dejó su sello por su conducta y su mensaje de siempre, ayudando a quién lo necesita. Creó una escuela y de cada lugar en el que estuvo impuso su sello.

Pero ayer se pudo observar a gente de distintas generaciones. Preocupado por lo que vendrá, Almeida intentó dejar un mensaje positivo con miras al futuro y pidió compromiso.

Aún no se sabe quién lo reemplazará en el templo de Ringuelet, pero todos los que estuvieron ayer coincidieron en que ya nada será igual.

“El padre Almeida tiene una personalidad determinada, que ha generado en los fieles mucha confianza, cercanía y respeto, fundamentalmente. Su fuerza de vivir lo demuestra en cada momento. Hace poco tuvo una enfermedad muy compleja que pudo superar con su gran espíritu de superación”.

“El próximo sacerdote será bien recibido, pero costará adaptarse a otro cura”, aceptó una de las fieles que se retiró del templo de la calle 512 con fuertes muestras de emoción.

FIN DE UNA ETAPA

En tanto, en El Dique, Ensenada, fue ayer el último día de la congregación franciscana y se realizó una misa alusiva en la Parroquia Nuestra Señora del Santísimo Rosario, de 124 y 49, donde se levantó el Convento San Antonio.

En el barrio El Dique Cabecera se vivió ayer una jornada de “emoción que mezcló un poco de tristeza porque se habían ganado un lugar grande entre los fieles del barrio”.

Según se desprendió del mensaje del sacerdote que brindó ayer su última misa, Gustavo Mariucci, la decisión se habría adoptado por una “reestructuración de la congregación”.

De la misa también participaron autoridades del arzobispado platense, según se pudo saber.

La congregación llegó a La Plata en el año 2000 y se instaló en El Dique al año siguiente.

Desde entonces crearon lazos con la comunidad en los que primó la ayuda para quienes más lo necesitan.

“Ayudaban a gente en situación de calle, realizaban movidas solidarias, estaban atentos a las diferentes necesidades del barrio. En fin, cumplieron a rajatabla las funciones que uno espera por parte de la iglesia”, comentó ayer otra de las fieles que estuvo en el templo.

La congregación franciscana es una línea ortodoxa del catolicismo y en determinadas misas (Pascuas, Navidad) un tramo de las mismas las desarrollaban en latín en el templo de Ensenada.

La congregación de los frailes franciscanos recoletos nació como una búsqueda de una vuelta a las fuentes dentro del gran ideal que sembrara el Patriarca de Asís San Francisco, según se informó en medios eclesiásticos.

En el barrio ayer había mucha tristeza, porque la comunidad había dejado su impronta y no se sabe quién los reemplazará en ese lugar.

“Quién venga será bien recibido, pero seguramente habrá un extenso proceso de adaptación. Los sacerdotes, a lo largo de los años, se ganaron la confianza y el respeto de toda la comunidad”, dijó ayer uno de los asistentes a la misa de despedida.

“Almeida dejó su sello en Ringuelet por su persistente mensaje y fuerte personalidad”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El padre nelson almeida en su última misa, qiue dio a sus 93 años, en el templo de ringuelet/ roberto acosta

la congregación franciscana terminó su etapa en el dique/ roberto acosta

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla