Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Información General |Un punto de inflexión para la compañía del magnate Elon Musk y para el mundo
SpaceX hace historia grande con el primer vuelo privado tripulado al espacio

Terminó con seis décadas de monopolio estatal en los vuelos tripulados y le dio a Estados Unidos un nuevo medio de transporte espacial. El lanzamiento se siguió con especial atención en La Plata

31 de Mayo de 2020 | 02:36
Edición impresa

CENTRO ESPACIAL KENNEDY

La empresa estadounidense SpaceX envió ayer desde Florida dos astronautas de la NASA al espacio, acabando con seis décadas de monopolio estatal en los vuelos tripulados, y dando a Estados Unidos un nuevo medio de transporte espacial por primera vez en nueve años.

Los astronautas estadounidenses Bob Behnken y Doug Hurley se vieron propulsados en diez minutos 200 kilómetros sobre los océanos, volando a 20 veces la velocidad del sonido hacia la Estación Espacial Internacional (ISS), a donde deben llegar hoy si todo marcha bien.

“Fue increíble”

“Felicitaciones por este primer viaje tripulado para Falcon 9, fue increíble”, dijo Hurley, comandante de la nave, grabado junto con su compañero durante el ascenso supersónico por una cámara a bordo.

SpaceX dijo que la cápsula Crew Dragon estaba en la trayectoria correcta para llegar a la ISS, que orbita a una altitud de 400 kilómetros sobre la Tierra.

Aunque el clima amenazaba con un nuevo retraso tras el primer intento del miércoles, el cohete Falcon 9, construido por SpaceX, despegó del Centro Espacial Kennedy, en Florida, según lo previsto ante los ojos de decenas de miles de personas instaladas a lo largo de las playas cercanas, y de Donald Trump, que asistió a lo que la NASA llama el alba de una nueva era espacial.

“Verdadero talento, verdadera genialidad, nadie hace esto como nosotros”, dijo Trump, quien ha prometido enviar nuevamente astronautas a la Luna para 2024.

La buena noticia del lanzamiento cierra una semana negra en la que Estados Unidos superó el umbral de las 100.000 muertes por COVID-19 y varias ciudades son sacudidas por disturbios y protestas en respuesta a la muerte por policías del afroamericano George Floyd.

“Un sueño hecho realidad”

“Es un sueño hecho realidad, nunca pensé que sucedería”, dijo Elon Musk, quien fundó SpaceX en 2002 en California.

El lanzamiento tuvo lugar desde la plataforma de lanzamiento 39A, la misma que utilizó el Apollo 11, la histórica misión de 1969 que posó por primera vez al hombre en la Luna.

“Elon Musk aportó al programa espacial estadounidense la visión y la inspiración que nos faltaba desde hace nueve años, desde el fin de los transbordadores espaciales. Es brillante”, elogió el jefe de la NASA, Jim Bridenstine.

La misión se desarrolló en medio de las restricciones impuestas para contener la pandemia del nuevo coronavirus, lo que obligó a los tripulantes a permanecer en cuarentena durante más de dos semanas y someterse a múltiples exámenes de COVID-19.

Desde que puso fin a su programa de transbordadores espaciales, la NASA debió pagar a Rusia para utilizar sus cohetes Soyuz y llevar a astronautas estadounidenses al espacio.

Esta misión de la cápsula Crew Dragon, llamada “Demo-2”, resultará clave para SpaceX, compañía que Musk fundó en 2002 con el objetivo de desarrollar una alternativa de menor costo para los viajes espaciales tripulados.

Para 2012, logró convertirse en la primera empresa privada en acoplar una cápsula de carga a la ISS, y desde entonces ha proporcionado con regularidad servicios de reabastecimiento a la estación.

Dos años después, la NASA le encargó adaptar esa cápsula para el transporte de astronautas, para lo que pagó más de 3.000 millones de dólares a SpaceX, que debía diseñar, construir, probar y operar una cápsula que pudiera reutilizarse para seis viajes de ida y vuelta al espacio.

SpaceX realizó en marzo del año pasado la primera prueba de fuego de su cápsula -Crew Dragon- piloteada por Ripley, un muñeco cubierto de sensores cuyo nombre alude al personaje interpretado por Sigourney Weaver en la película “Alien”.

El proyecto ha sufrido demoras y contratiempos de todo tipo, desde explosiones hasta problemas con paracaídas, pero así y todo SpaceX superó a su competencia, el gigante aeroespacial Boeing, que desarrolla en paralelo su cápsula Starliner.

Plan de vuelo

La primera etapa del cohete de 70 metros de SpaceX se separó unos dos minutos después del despegue y regresó para posarse, en vertical, sobre una plataforma en el océano Atlántico. SpaceX es la única empresa en el mundo que puede recuperar sus cohetes de esa manera.

Si todo ocurre según lo planeado, la cápsula se acoplará hoy a la ISS unas 19 horas después del despegue.

Bob Behnken, de 49 años, y Douglas Hurley, de 53, expilotos militares que se unieron a la agencia espacial en 2000, se sumarán allí a sus residentes, el astronauta Chris Cassidy y a los cosmonautas Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner.

La duración de la estadía de Behnken y Hurley en la ISS no ha sido determinada aún, pero Crew Dragon puede permanecer 114 días (16 semanas) en el espacio.

Bridenstine, el administrador de la NASA, indicó que podrían regresar a la Tierra a principios de agosto.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El lanzamiento fue seguido por miles de personas / Ap

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla