Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Información General |SU ÚLTIMO LOCAL ESTABA EN 5 ENTRE 49 Y 50
Adiós a otro café histórico de la Ciudad: cerró el Costa Azul

Golpeado por la crisis y por una cuarentena que se le hizo interminable, su dueño decidió bajar la persiana para siempre. Fue un punto de encuentro para varias generaciones

Adiós a otro café histórico de la Ciudad: cerró el Costa Azul

El Costa Azul ayer, en su local de 5 entre 49 y 50 y ya cerrado / G. Calvelo

1 de Julio de 2020 | 02:15
Edición impresa

La crisis de los últimos años ya lo había puesto contra las cuerdas, pero el cierre de más de cien días impuesto por el aislamiento social, preventivo y obligatorio terminó de darle al histórico café platense Costa Azul un certero golpe de nocaut.

Ubicado en los últimos años en 5 entre 49 y 50 (luego de funcionar durante años en 49 entre 7 y 8 y luego en su local de 48 entre 8 y 9), “el Costa”, como lo conocían todos, no sólo fue un emblema del centro platense sino un punto de reunión de varias generaciones y personajes identificados con la historia misma de la Ciudad. Un lugar de anécdotas, encuentros y discusiones. Un emblema que ahora, empujado por la crisis, baja sus persianas como tantos otros locales de la Ciudad.

“Es doloroso porque cerramos un lugar que era el punto de reunión de varios grupos de amigos”, decía ayer Rubén Steimbrenner, uno de sus propietarios y quien había arrancado a principios de los ochenta como empleado del emblemático café.

“En el 2007, cuando estábamos en 48, me asocié y estuve de encargado hasta la actualidad”, cuenta Steimbrenner, quien detalla que el Costa Azul “tenía cinco empleadas y la obligación de seguir pagando el alquiler. Con este cierre impuesto por la pandemia era imposible seguir. Para colmo, en agosto se nos vencía el contrato y la dueña del local ya no había informado que tenía pensado subirnos el alquiler de 50 mil a 200 mil pesos. Con ese panorama nos dimos cuenta de que era imposible seguir...no teníamos ninguna opción”.

Tras asegurar que los primeros días después de tomada la decisión “no podía ni dormir de la tristeza”, algo que lo llevó actualmente a estar con tratamiento psicológico y psiquiátrico para intentar paliar la desolación que le genera el cierre, Steimbrenner confirmó que, “aunque duela mucho, ya sabemos que el Costa Azul no vuelve a abrir nunca más. Ya terminamos de sacar todo el mobiliario y lo llevamos a un depósito. Es una tristeza enorme pero no tenemos más alternativa”.

Así como sucedió a principios de la pandemia con la tradicional confitería París y otros tantos comercios de la Ciudad, en el Costa Azul explican sin demasiados misterios que se les hizo imposible sobrevivir a las medidas de aislamiento por la cuarentena. A pesar de pensar la forma de seguir adelante con el negocio durante los primeros tres meses del aislamiento, la realidad de una crisis económica furibunda terminó por darle como se dijo el golpe de nocaut.

“No soy propietario, vivo en una casa alquilada y tengo dos hijas menores que mantener -contaba ayer Steimbrenner, desolado-. Si bien ya veníamos mal, esto me termina de liquidar. Es muy triste desde lo personal pero también para la Ciudad. El Costa era un lugar de amigos, de encuentro. Pensar que todo está desapareciendo es muy doloroso”.

La angustia y tristeza que sentía ayer el propietario del histórico café era también la de cientos de clientes y vecinos de la Ciudad que pasaron alguna vez por sus mesas. Entre los distintos comentarios que ayer se escribían en la página de eldía.com el lugar común era el de la nostalgia y la impotencia por perder, una vez más, lo que muchos consideran un pedazo de historia platense.

El usuario Solrac Rebreg, por mencionar un ejemplo, escribía ayer en la página digital del diario: “El primer Costa Azul de 49, todavía recuerdo a su canoso fundador que estuvo siempre de impecable traje negro en la caja...estaba situado al lado de la ex casa de bebés Voss. Después de recorrer los bancos era para mi un ritual tomar un cafecito y charlar un rato entre pinchas (como yo) y triperos. Como dice el tango: se me cae un lagrimón!!!”.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El Costa Azul ayer, en su local de 5 entre 49 y 50 y ya cerrado / G. Calvelo

Una postal clásica del viejo “Costa”, en su local de 48 entre 8 y 9 / Archivo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla