Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |LOS DETALLES DE UNA HIPÓTESIS QUE SE HIZO VIRAL
“Sandler-verse”: ¿Y si todas las pelis de Adam están conectadas?

La teoría la esbozó un youtuber que encontró pruebas de que, quizás, todas las películas transcurren en el mismo universo

“Sandler-verse”: ¿Y si todas las pelis de Adam están conectadas?

Uno de los personajes que se repite película tras película en ¿el universo Sandler?

2 de Agosto de 2020 | 07:42
Edición impresa

Internet. El hábitat de las teorías conspirativas más descabelladas. También, el lugar donde de tanto obsesionarse, internándose como mineros en las profundidades de la web, los internautas a menudo dan con el equivalente al oro, y revelan una verdad insospechada.

Esta es la historia de una de esas obsesiones: el youtuber Shawn Kohne se dio cuenta un día de que un actor de una película de Adam Sandler (el gran Dan Aykroyd) tiraba en una línea lanzada al aire una frase que lo conectaba con otra cinta. Y comenzó a escarbar. Y descubrió (o creyó descubrir) que en realidad el cine de Adam Sandler, ese que a menudo es desestimado por irrelevante, por idiota, por banal, compone en realidad una red interconectada de películas y personajes que apuntan a un sentido más profundo… tal vez.

La cuestión es así. Kohne estaba mirando “Como la primera vez”, por enésima vez, cuando vio algo que no había visto la primera vez: el personaje de Aykroyd menciona el negocio “Autos Callahan” de Sandusky, Ohio… que es el mismo negocio para el cual su personaje de “Tommy Boy” trabaja.

Ahora, “Tommy Boy” no es una película de Adam Sandler. Dirige Peter Segal, pero sí la protagonizan dos “amigotes” de Sandler, de esos que suelen aparecer en sus comedias: David Spade y Chris Farley, a quien Sandler, de hecho, le dedicó un tributo en su último especial de stand up, que se puede ver en Netflix. Todos, desde ya, son parte de la usina de “Saturday Night Live”.

Pero teniendo en cuenta que Farley murió en 1997 y que Sandler siempre lo extraña, la mención podía ser un guiño, una cita cinematográfica y nada más. Esa idea, de hecho, hubiera disuadido a la mayoría de los internautas: “Acá no hay más que una referencia”, se habría tranquilizado cualquiera de nosotros, para continuar con el perpetuo zapping digital.

Pero Kohne no es cualquiera de nosotros: el bichito de la curiosidad le había picado, y le había picado profundo, así que decidió seguir buscando conexiones que ratificaran la existencia del universo Sandler, o “Sandler-verse”, como ya es apodado en las redes sociales el supuesto universo común en el que transcurren todas las películas del comediante. Y Kohne (quizás porque el que busca encuentra) descubrió lo que parece ser un entramado tan complejo como el de los universos que construyen Marvel y DC con sus superhéroes infinitamente conectados.

Quizás Kohne continuó azuzado por otra “coincidencia” que aparece en la misma película que dio origen a la teoría: el personaje de Tom de los 10 segundos, interpretado por Allen Covert, no solo aparece en “Como la primera vez” (es el personaje que solo puede recordar los últimos 10 segundos), sino que repite el personaje en “Blended”, también con Drew Barrymore y Sandler como protagonistas, y también con el mismo problema en su memoria de corto plazo.

Una vez es casualidad, dos es coincidencia, tres es patrón, dice un viejo refrán: para Kohne, las dos veces, la de Tom y la de Dan, ya eran patrón, y su investigación, sorpresa, parece darle la razón. Kohne encontró enseguida repeticiones que asoman obvias, como el personaje que Rob Schneider repite, con breves apariciones, en películas que van de “El Aguatero” a “Golpe bajo”. Siempre repite la misma frase, “¡puedes hacerlo!”, que dice Adam Sandler en “El animal”... porque Schneider es el protagonista de la película. De la misma forma, varias frases se repiten a lo largo de todas las producciones de Happy Madison, la productora de la que salen todas las comedias de Sandler: la cabra que habla, la forma de decir “jugo”, las citas son interminables, y Kohne las rastrea a los inicios de Sandler en “Saturday Night Live” y a sus primeros álbumes de comedia.

Otras conexiones más sutiles, como la repetición del apellido Lamonsoff, que David Hasselhoff menciona al pasar en “Click” pero que luego llevan los personajes de Josh Gad en la nefasta “Pixeles” y Kevin James en “Son como niños”. La aparición del apellido atraviesa varias películas.

Hay más: “Blended”, la película que también mostraba al Tom de los diez segundos, repite el festejo de “Happy Gilmore” a caballo del palo de golf; el caddy de la misma película reaparece en la increíblemente mala “Jack y Jill”, y el maestro de Happy en el filme reaparece en el cielo, en “Little Nicky”; se repiten las apariciones del Coronel Sanders, la cara de una reconocida marca de pollo frito.

La cantidad de repeticiones, se dio cuenta Kohne, evidenciaban que todas las películas formaban una compleja red de conexiones, las pistas de un universo organizado yaciendo debajo de los pedos y los chistes adolescentes que muchos disfrutamos y otros descartan rápido por chabacanos.

¿Qué hay detrás de este Sandler-verse? ¿Es solo un juego de Sandler, o hay algo más profundo?

 

Pero ¿qué? ¿Qué hay detrás de este Sandler-verse? ¿Es solo un juego de Sandler, o hay algo más, algo profundo oculto bajo las superficies de comedia baja? Se suele decir que Sandler hace solo un personaje en todas sus películas, ¿es esta su respuesta, positiva? Kohne, visiblemente perturbado, no alcanza conclusiones. Y quizás no las hayas: es decir, lo más probable es que ciertos chistes internos del grupete de amigos que Sandler contrata habitualmente se hayan colado en varias de sus películas, repitiéndose como un guiño entre ellos. Esa, al menos, es nuestra teoría. ¿Una conclusión aburrida? Puede ser. Pero una conclusión que también valora el genio de Sandler, aunque no por su comedia: hoy los “universos cinematográficos” son el modelo con el que se maneja Hollywood, construyendo grandes familias de películas como una forma de garantizar que el público vaya al cine, que no se pueda perder ni una película, que se encariñe con los personajes de forma profunda, gestando un vínculo de años. Bueno, Adam Sandler, quizás, lo pensó primero.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla