Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,02
Dólar Ahorro/Turista $156.78
Dólar Blue $145,00
Euro $113,00
Merval 0,00%
Riesgo País 1505
Información General |OBSTÁCULOS Y CONTRATIEMPOS CONSPIRAN CONTRA LAS EXPECTATIVAS DE CONTROLAR LA PANDEMIA DE COVID-19
Demoras en la entrega de vacunas, un problema global

Mientras que la Unión Europea mantiene una dura batalla contra AstraZeneca y Pfizer por atrasos y recortes en las dosis acordadas, Rusia admite que podría haber un delay

Demoras en la entrega de vacunas, un problema global
27 de Enero de 2021 | 02:55
Edición impresa

La inquietud que generaron en Argentina las postergaciones en la llegada de las dosis de la Sputnik V acordadas con el Gobierno ruso para este mes no son ciertamente una excepción. Cuando el mundo cuenta finalmente con vacunas efectivas contra el coronavirus, las demoras en su distribución y otros obstáculos que afectan a los principales productores ponen en jaque las expectativas de controlar la pandemia de COVID-19.

El mayor inconveniente se registra por estos días en Europa, donde los retrasos y el recorte de las dosis anunciadas especialmente por la empresa AstraZeneca, pero también por Pfizer, han llevado a la Unión Europea a una batalla con las farmacéuticas con amenazas de demandas multimillonarias.

Por supuestos problemas de producción, AstraZeneca anunció que reducirá al 60 por ciento las entregas de su vacuna contra el coronavirus a la Unión Europea, que durante el primer trimestre de este año sólo recibirá 31 millones de las 80 millones acordadas. Frente a este escenario, Italia anunció que emprenderá acciones legales contra la compañía británica por atentado a la salud.

La Comisión Europea ha salido al paso rápidamente y ha enviado una carta a la farmacéutica. En ella le recuerda que debe cumplir todas las cláusulas del contrato firmado, lo que incluye los plazos y el número de dosis comprometidas. El Ejecutivo comunitario le recordó a AstraZeneca que hay “un contrato firmado” y que se pagó una “importante suma” por adelantado para asegurar el suministro, por lo que ahora debe cumplir.

En medio del incumplimiento de los acuerdos se filtra una fuerte dosis de desconfianza por parte de la Comisión Europea hacia la firma británica, a la que le exigió que informe cuántas dosis ha producido hasta el momento y cómo las distribuyó. Y es que, aunque no puede decirlo, el organismo europeo sospecha que las vacunas que la empresa no está entregando son las mismas que han permitido al gobierno británico inocular a su población más del triple que el resto de los países europeos.

LA “RALENTIZACIÓN” DE PFIZER

Lo cierto es que el de AstraZeneca no es el único retraso en vacunas que sufre la Unión Europea. También el laboratorio estadounidense Pfizer, su otro proveedor, anunció que sus entregas se ralentizarán entre finales de enero y principios de febrero, lo que supone una reducción del 20 por ciento en las remesas acordadas. De este modo, Europa recibiría 480 millones de dosis en lugar de los 600 millones con que esperaba contar este mes.

“Aunque esto temporalmente impactará en los envíos a finales de enero y principios de febrero, proveerá un incremento significativo de las dosis disponibles para pacientes a finales de febrero y marzo”, explicaron desde la firma farmacéutica norteamericana.

En respuesta a ese anuncio, Suecia detuvo sus pagos por vacunas a Pfizer y está buscando aclaraciones sobre la cantidad de dosis disponibles en cada vial; en tanto que Italia y Polonia amenazan con emprender acciones legales contra la compañía si ésta no le entrega en los próximos días las dosis pactadas.

Pero además de un retraso en su producción, Pfizer enfrenta por estos días un serio problema de credibilidad. Luego de que días atrás expertos israelíes reportaran que la protección que aporta la primera dosis de su vacuna es significativamente más baja (un 33 por ciento) que lo estimado inicialmente durante los ensayos clínicos, el Gobierno británico anunció que revisará su efectividad.

“DELAY” RUSO

Las dificultades en la producción para cumplir con las entregas esperadas constituye una amenaza del que no es ajeno el gobierno ruso con su vacuna Sputnik, según reconoció el director del Fondo Ruso de Inversión Directa, Kirill Dmitriev, en una entrevista con la cadena estadounidense CNBC.

“Se han visto delays... es comprensible que esto pase porque las vacunas utilizan muchos componentes y si hay un tema de suministro con algún componente, se demoran las cosas. Se ha visto con Pfizer, con AstraZeneca y con la mayoría de las vacunas”, dijo el ejecutivo ruso, quien reconoció que “también puede haber un delay en una parte de nuestra producción, a medida que incrementamos la capacidad... esperamos que no”.

Tras sostener que “se hace lo mejor para proveer las vacunas a tiempo”, Dmitriev remarcó que “es un proceso que nunca se ha llevado a cabo en el mundo” y “las expectativas tienen que ser realistas”.

NO TAN EFECTIVA

Lo cierto es que las dificultades en la distribución de vacunas no son el único obstáculo que atenta contra las expectativas de controlar la pandemia de COVID. La empresa norteamericana Moderna reconoció que su vacuna sería menos efectiva contra una nueva cepa del virus detectada en Sudáfrica semanas atrás.

“Es un proceso que nunca se ha llevado a cabo en el mundo” y “las expectativas deben ser realistas”

 

Tras dar a conocer un estudio donde se observó que los anticuerpos desarrollados por su vacuna contra esa variante no son tan altos como los demostrados en los ensayos clínicos originales, la compañía dijo que, “por precaución”, probaría una nueva inyección de refuerzo para proteger contra la cepa sudafricana.

El problema es que aun cuando esa inyección adicional resulte efectiva, un esquema de tres dosis plantea todo un desafío para un gran número de países que apenas si están pudiendo cumplir con los objetivos iniciales de inmunización.

Este no es tampoco el único desafío que enfrenta Moderna, cuya vacuna ha sido objeto de cuestionamientos luego de reacciones alérgicas registradas en California.

UN GIGANTE QUE SE BAJÓ

Finalmente, una noticia no menos desalentadora para torcerle el brazo a la epidemia fue la difundida este lunes la firma norteamericana Merck, el desarrollador de vacunas más exitoso de la industria a nivel mundial.

En un comunicado que dio la vuelta al globo, la empresa informó que daba por terminados sus dos proyectos para desarrollar vacunas contra el COVID por la baja eficacia que demostraban en sus ensayos clínicos iniciales. De esta forma se cayó un jugador que prometía aportar no sólo una gran experiencia sino una importante capacidad de distribución global.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla