Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,04
Dólar Ahorro/Turista $181.57
Dólar Blue $219,00
Euro $122,73
Riesgo País 1960
Deportes |Entrevista con jonatan schunke
“Teníamos jugadores que sabían jugar este tipo de partidos”

El exdefensor de Estudiantes dejó una racha positiva: 7 triunfos en 13 clásicos jugados. Y no perdió ninguna vez

“Teníamos jugadores que sabían jugar este tipo de partidos”

Schunke hinchará por el Pincha desde Paraguay

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

2 de Diciembre de 2021 | 04:11
Edición impresa

No nació en La Plata ni se formó íntegramente en Estudiantes. De todos modos Jonatan Schunke tiene una historia fuerte y muy particular con el clásico de la Ciudad. Es que en su ciclo por el Pincha disputó 13 ediciones y nunca perdió. Es más, ganó 7 y empató 5 encuentros, entre partidos del torneo local y la Copa Sudamericana.

“El primero y el último me dejaron un recuerdo imborrable. Me marcaron. Pasé muchos y tuve la suerte de tener un saldo favorable pero si me preguntás me quedo con esos dos”, arrancó su diálogo con este medio el defensor que está en Paraguay como integrante del plantel de Sportivo Luqueño, equipo de la Primera División de aquel país.

Los clásicos que hace mención son el de 2014 en el Bosque con triunfo 1-0 y gol de Franco Jara. Y el otro es el recordado 1-0 con el tanto de Mateo Retegui desde afuera del área y con Diego Maradona en el banco de los suplentes.

Schunke dejó de lado un par de partidos que bien podría haber incluido, como uno donde Estudiantes ganó también de visitante con un gol suyo y el definitorio por la Sudamericana. “Sí, fueron dos partidos muy importantes. El primero que recordás hubo goles de Guido (Carrillo) y otro del Pocho Cerutti. Y el de la Copa fue terrible, con mucha tensión. Eran dos buenos equipos. Creo que hicimos un partido inteligente en la ida, que se jugó en el Bosque y después en el Único ganamos con un gol de Diego Vera. No me olvido más de una jugada de (Walter) Bou en el último minuto que pasó muy cerca del palo del Gori Silva que pudo haber cambiado la historia. Haber sido parte de ese equipo me llena de orgullo”.

La paternidad de Estudiantes en los últimos 15 años es innegable. En ese tiempo perdió un solo clásico y eso, sin dudas, no es casualidad. El propio Schunke destaca la estructura deportiva y las mejores individualidades en algunos casos. Pero se detiene en un grupo de jugadores que llevaron la bandera como Andújar, Desábato, Braña, Benítez y la Gata Fernández.

“A mí me tocó llegar al Club después de la época cuando se ganaron muchos títulos, pero varios de esos jugadores quedaron en el plantel y transmitían cosas especiales siempre, pero en ese tipo de partidos mucho más. Los sabían jugar. Eran ganadores. A los que nos tocaba llegar estar con ellos era un plus porque sabían cómo jugarlos”, relató vía celular desde Paraguay el defensor de tiene casi 500 partidos oficiales en el fútbol argentino y más de la mitad con la camiseta del Pincha.

De los 13 clásicos que jugó con la camiseta de Estudiantes el exdefensor destacó que todos fueron partidos muy trabados y luchados, menos uno. “No me olvido más de un 3-0 en nuestra cancha con Nelson Vivas como entrenador. Ese día sí que fuimos bien superiores”.

La semana es especial. No es mito. Lo que dicen tantos jugadores que pasaron por la vida reciente de ambos clubes es avalado por Schunke, que no duda en contar un poco qué pasa entre el lunes y el domingo, al menos en el Country Club: “Hay un poco de todo. Ya dos semanas antes se lo empieza a ver de reojo, sobre todo aquellos jugadores que están con dolencias o amarillas. Y la semana esa directamente hay que ser mesurado con las declaraciones y ser más cuidadoso que de costumbre. De todos modos la gente te lo hace sentir, es imposible alejarte de ese clima de clásico que se vive en las calles. Hay nerviosismo y emoción a la vez. Se va generando algo muy especial”.

Aquí quiso poner el fibrón en lo que fueron sus partidos como visitantes. Las salidas hacia el Bosque, con hinchas en el Country y esas motos y autos que acompañan unas cuadras las recordó como emocionantes. “Ese tramo es muy lindo, te motiva más y te da fuerzas para cuando llegás a la cancha y te sentís visitante. Pero el aguante previo lo guardás y te acompaña”.

¿Se disfruta un clásico? “Se puede disfrutar pero recién sobre el final y cuando el resultado te acompaña. En el medio se vive con muchísima intensidad y nerviosismo. Pero sí las pequeñas cosas con los hinchas, como las que decía de las despedidas las vivís en el momento y no se consiguen en otro lugar”.

A la distancia Schunke mira para atrás su recorrido y dimensiona de otra manera lo vivido. “El otro día estaba mirando el partido desde acá en Asunción y escuchaba a los hinchas hablar del clásico que me empezó a generar una expectativa. Si me pasa eso a mí que estoy lejos no me quiero imaginar lo que deben estar sintiendo los muchachos”.

-¿Cuál es tu relación con Estudiantes?

-Perfecta. Soy y seré un eterno agradecido a Estudiantes. No tengo más que palabras de agradecimiento. De mi parte no puede definirlo mejor que con agradecimiento. Y después en lo personal tengo relación con todos los chicos con los que compartí planteles y con la gente del club. Esta vez me tocará alentar desde afuera y ahora sí disfrutando de ese lindo partido.

“El club no es sólo una estructura sino toda la gente que lo hace. Tiene un valor muy grande por eso aprecio y valoro tanto lo que me ha dado. A tal punto es mi vínculo con Estudiantes y la Ciudad que ahora cuando nos liberen de Luqueño voy a ir unos días de mis vacaciones por La Plata porque me quedaron amigos realmente.

Schunke, en el final de la charla contó el fanatismo que tiene la gente de Sportivo Luqueño por su equipo. “Es una república”, bromea. La ciudad está pegada a Asunción pero en Luque están el aeropuerto, el hotel Bourbon y la sede de la Conmebol. “Todo está pintado de azul y amarillo, las casas, los colectivos, las rejas de las casas, los cordones.. Tienen mucha pertenencia a su lugar”.

“Soy y seré un eterno agradecido a Estudiantes. Este vez me tocará hacer fuerza desde afuera

Jonatan Schunke, jugador de Sportivo Luqueño

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla