Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $140,98
Dólar Turista $246,72
Dólar Blue $296,00
Euro $141,82
Riesgo País 2439
La “lección” sobre autoridad para la Vice, guiño por los planes y defensa del rumbo

Alberto Fernández, entre la reivindicación de lo hecho por su Gobierno y los dardos para Cristina. Ausencias, apoyos y el “estilo” de Perón

La “lección” sobre autoridad para la Vice, guiño por los planes y defensa del rumbo

Alberto Fernández, en un pasaje del acto en la CGT / Telam

Mariano Pérez de Eulate

Por: Mariano Pérez de Eulate
mpeulate@eldia.com

2 de Julio de 2022 | 03:54
Edición impresa

Por más que usó un tono moderado, casi docente, y nunca la nombró, resulta imposible no leer el discurso de ayer de Alberto Fernández como una suerte de réplica o una contra argumentación a las recientes conminaciones que le hizo Cristina Kirchner para que cambie las decisiones que viene tomando en el plano económico.

Si la Vicepresidenta recurrió un par de veces a la gráfica figura de “usar la lapicera” para metaforizar la autoridad presidencial, el jefe de Estado le respondió ayer, reivindicando supuestamente el estilo de Juan Domingo Perón, que el poder no es fruto de utilizar un bolígrafo sino el arte de conectar con la ciudadanía.

“El poder no pasa por la lapicera; pasa por ver quién tiene la capacidad de convencer. Perón nunca necesitó una lapicera”, dijo Alberto en la sede de la CGT durante un acto por la conmemoración de los 48 años de la muerte del tres veces presidente. Es más, lo citó textual: “Jamás en la conducción política hay que obligar a nadie, hay que persuadir”. Lo leyó de un machete que sacó del saco.

Saga de desencuentros

Así, Fernández estiró la saga de desencuentros con Cristina, quien viene presentándose ante la opinión pública casi como una opositora. Una increíble novela que se actúa sobre esa bomba de tiempo conocida como Argentina, que casi con seguridad tendrá un nuevo capítulo hoy a la tarde cuando la vice encabece su propio acto recordatorio de Perón en Ensenada. Anoche, en el peronismo se corrían apuestas respecto al misilazo que podría lanzar la ex mandataria.

La unidad

A. Fernández, sin embargo, aludió varias veces a la necesidad de unidad, a lo imperioso de “crear valores” a través de acuerdos, referenciándose siempre en Perón. Y puso el ejemplo histórico, medio obvio, del encuentro entre éste y el radical Ricardo Balbín por la reconciliación nacional en los convulsionados inicios de la década del 70. También debe leerse eso como un mensaje al kirchnerismo duro, que insiste en “desunirse” del frente oficialista en disconformidad con el programa económico del ministro Martín Guzmán, que ayer estuvo en el salón Felipe Vallese cual invitado estelar. Alberto, se ve, lo sigue bancando.

Nueva economía popular

La segunda arista del discurso que pareció una alusión a recientes dichos de Cristina se dio cuando el Presidente pidió reconocer que hay una nueva economía popular, en el marco de una resignificación de la lógica económica en general. “Tenemos que darle vida porque si no la vamos a dejar al margen. No es una discusión de planes sociales, es una nueva realidad”, dijo. En el auditorio aplaudían líderes piqueteros oficialistas, como el barbado Emilio Pérsico, del Movimiento Evita.

 

“Jamás en la conducción política hay que obligar a nadie, hay que persuadir”

 

Se trata, justamente, del sector aliado a Fernández que fulminó Cristina en su última aparición, cuando pidió que la lapicera de Alberto fuera usada para sacarle a los movimientos sociales la administración de los planes de asistencia, para que pasen a ser repartidos por los estados provinciales y municipales. O sea, por gobernadores e intendentes, a los que la vice busca reconquistar, en su aparente plan de hacer crecer la musculatura política de su sector interno con la mira apuntada a las elecciones del año que viene.

Los piqueteros oficialistas, que efectivamente reparten los planes a sus propias agrupaciones y a las que no son aliadas del Gobierno, aparecen hoy como los socios políticos más leales a Fernández, con poder de movilización garantizado. Más leales incluso que la propia CGT, que ha empezado un diplomático proceso de “desalbertización”, producto de los magros resultados del Gobierno en la economía cotidiana. Al punto que el acto de ayer casi no se hace en la sede de la calle Azopardo por cierta desprolijidad de los funcionarios nacionales, que dieron por descontado que a los líderes sindicales les iba a encantar recibir al Presidente en su peor momento político y casi que ni pidieron permiso para usar las instalaciones. Al final, cedieron.

 

“No es una discusión de planes sociales, es una nueva realidad”

 

Frente a ellos -un público formado en la ortodoxia peronista, muchos de ellos delfines de legendarios caciques gremiales que son sinónimo de peronismo, que recitan de memoria las “verdades” partidarias-, el Presidente dedicó media hora a contarles quién fue y qué hizo Perón, como si estuviera dando una clase a iniciados. “Nuestra obligación es generar la felicidad del pueblo”, reflexionó.

Algunos gobernadores e intendentes

Sólo cinco gobernadores del PJ dijeron presente, dos de los cuales obedecen únicamente al liderazgo político de Cristina: el chaqueño Jorge Capitanich y el bonaerense Axel Kicillof. Un grupete de intendentes del Conurbano también acompañó y el comentario malicioso pasó por la ausencia de Sergio Massa, el titular de Diputados, una de las patas de la alianza gobernante que, se sabe, intramuros también es muy crítico de Guzmán.

De todo lo que abordó Fernández ayer en su discurso, que incluyó un raconto medio maquillado de la supuesta recuperación post pandemia, no se desprenden indicios de que vaya a abandonar el rumbo económico actual ni que, como piden sectores del peronismo, haya descartado la idea de volver a postularse el año que viene. Acaso eso explique muchas de las ausencias.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla