Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Deportes |EL LOBO AFUERA DEL CERTAMEN
VIDEO. Decepción: Gimnasia se traicionó y sufrió una dolorosa eliminación en Copa Argentina

El equipo de Gorosito arrancó dormido, se entusiasmó con el empate de Franco Soldano pero nunca jugó bien y terminó perdiendo con justicia ante Patronato por 2-1. Adiós a un objetivo siempre seductor

FACUNDO ACHÉ

10 de Agosto de 2022 | 03:00
Edición impresa

 

ENVIADO ESPECIAL A CHACO

fache@eldia.com

El Lobo recibió un cachetazo grande en Resistencia, en su derrota 2-1 ante Patronato que significó la salida de la Copa Argentina. No fue el equipo de siempre desde la forma de encarar el partido. Tampoco aportó nada la idea de Pipo Gorosito de sumar a Manuel Insaurralde al centro del campo y otra vez Brahian Alemán dejó de ser el dueño del equipo. Todos esos condimentos terminaron con una derrota dolorosa e inesperada. Y, más allá de que en el segundo tiempo con el 1 a 1 parecía que tenía más para quedarse con el pleito, terminó siendo una eliminación justa. Que, tal vez, sirva como enseñanza para lo que se le avecina en la Liga Profesional.

El encuentro tuvo un inicio cargado de imprecisiones, con Patronato intentando cuidar la pelota sin errores en la zona defensiva y con un Lobo paciente, buscando la generación de juego de Brahian Alemán desde la derecha con Lautaro Chávez más adelantado, como el verdadero reemplazante de Eric Ramírez.

Gimnasia tuvo un inicio errático. Desorientado el equipo de Pipo no encontró nunca la pelota y después de un par de aproximaciones, sobre los o minutos un centro desde la izquierda encontró la cabeza de Marcelo Estigarribia, quien tuvo que agacharse para convertir el 1 a 0 para la algarabía de los hinchas paranaenses ubicados detrás del arco de Rey.

Tras el golpe, Gimnasia trató de asimilarlo y salió a buscar más el partido, con Ramón Sosa como abanderado. Un par de enganches de izquierda hacia el medio terminaron con sendos remates que llevaron peligro al arco de Mansilla, especialmente el segundo que obligó a una buena reacción del arquero del conjunto rojinegro vestido de blanco.

Patronato fue más en los primeros 25 minutos de partido gracias a su peligrosidad por los costados. Con poca contención en el medio, los externos del “Patrón” llegaron al fondo en un par de oportunidades para enviar el buscapié en jugadas similares al gol y muy difíciles de controlar para la defensa albiazul.

El Tripero tuvo muchas dificultades para manejar el balón. Aislado Soldano, sin peso Chávez, Gimnasia no encontró funcionamiento colectivo y tampoco encontró respuestas individuales que le permitieran hacer pie para buscar confianza, para tratar de encontrar paciencia y fútbol. Nada por aquí, nada por allá para el Lobo.

Gimnasia empezó el partido con muchas impresiciones ofensivas y distraciones atrás

 

Cuando las cosas no le salían al Lobo y los hinchas especulaban con posibles modificaciones para el complemento, un corner desde la izquierda de Brahian Alemán encontró en el primer poste el anticipo ofensivo de Franco Soldano para el 1 a 1.

El empate le permitió a Gimnasia volver a empezar el partido. Patronato lo lastimó poco en el final de la primera etapa, más allá de que inquietó con un tiro libre de Jorge Valdez Chamorro que pasó cerca del caño derecho de Rodrigo Rey. Antes, Lautaro Chávez casi pone el 2 a 1 cuando impulsó una pelota que complicó a Mansilla y dio en la parte superior del travesaño.

El pitazo final de Silvio Trucco le permitió al Lobo ir al descanso con la igualdad y la chance de replantear unas cuantas cosas en el entretiempo. Para Patronato fue una actuación más que digna y obviamente dejó conforme a Facundo Sava.

Pipo Gorosito no movió el banco para los segundos 45 minutos y como contrapartida el “Colo” Sava dispuso el ingreso de Juan Barinaga por el ex Gimnasia Nicolás Castro, ambos habituales titulares en el conjunto entrerriano.

Avisó Patronato con una pelota quieta y enseguida un muy buen desborde de Ramón Sosa terminó en un buen centro atrás que el uruguayo Alemán perfilado como diestro tiró sobre el travesaño. El paraguayo Sosa era la carta más importante del Lobo en ofensiva.

Con el correr de los minutos, Patronato empezó a flaquear en el mediocampo y los volantes triperos a ganar las divididas y a anticipar los avances rivales. Pipo decidió buscar variantes en ofensiva con los ingresos de Benjamín Domínguez y Nicolás Contín por Manuel Insaurralde y Lautaro Chávez.

El Lobo nunca pudo reponerse del segundo gol. El arco de Mansilla quedó muy lejos

 

Con Sosa por derecha y Domínguez por zurda más la dupla Soldano-Contín, Gimnasia se mostró más ambicioso y a prioridad con Morales pesos ofensivo ante un rival que se fue desinflando con el paso de los minutos.

Sin embargo, a los 20 minutos una buena asistencia de Giani dejó solo a Marcelo Estigarribia y el delantero no falló y facturó por duplicado. Cuesta arriba otra vez para Gimnasia, que casi se queda fuera de partido cuando Matías Pardo quedó en buena posición y por suerte para Rey el disparo fue alto sobre el horizontal.

Le costó al Lobo recuperarse de la nueva desventaja. El arco de Mansilla empezó a quedarle cada vez más lejos. Salió con un corte Cardozo e ingresó en su lugar Cecchini y más tarde Gorosito probó con Tomas Muro y Matías Miranda por Brahian Alemán (golpeado) y Franco Soldano. Un disparo desde lejos de Leonardo Morales que pasó cerca del palo izquierdo de Mansilla pareció sacudir la modorra general.

Matías Miranda tuvo su chance desde afuera del área y su zurdazo salió al medio del arco, fácil para Mansilla. Fue una de las pocas acciones asociadas de Gimnasia en ataque, cuando quedaban menos de 10 minutos por jugar.

Insaurralde intenta poner el cuerpo para hacerse de la pelota / Copa Argentina

La expulsión de José Barreto sobre el final no le aportó nada a la confusión general tripera. Pasaron los minutos entre voluntarismo y decisiones equivocadas. Así, casi sin darse cuenta y víctima de sus propios errores (y de la inteligencia de Patronato para manejar los tiempos del juego) Gimnasia se quedó sin partido y sin Copa Argentina.

Ahora, con algunas cosas claras, deberá meterse nuevamente en modo campeonato. Y debe convencerse de que sin jugar al máximo, puede tener tardes como esta. Una tarde en la que Gimnasia no pareció Gimnasia.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla