Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Casación tuvo su debut en el juicio por jurados

Con una audiencia oral y pública en el Tribunal de Casación Penal bonaerense, a la que este medio tuvo acceso en exclusiva, las partes expusieron en el marco del primer recurso presentado por un condenado por homicidio con el sistema de juicio por jurados.

La audiencia se concretó al mediodía, en la Sala III, ubicada en el primer piso del fuero penal local de 7, entre 56 y 57, con la participación de los jueces de Casación Víctor Violini, Daniel Carral y Ricardo Borinsky.

El juez Carral actuó como presidente de la Sala y le dio la palabra en primer término al abogado Cristian De Fazio, defensor de Marcos Mazzón, condenado a 12 años de prisión por un Tribunal Oral en lo Criminal por el crimen Miguel Angel Baigorria.

En ese fallo realizado con el sistema de “Jurados Populares” se dio por probado que el acusado, el 13 de diciembre de 2013, en una casa de calle Saenz número 7128, de Villa Dorrego (La Matanza), mató a Baigorra de tres puñaladas.

El defensor dijo en su alegato que no está en su ánimo “atacar el sistema del juicio por jurados”, pero si cuestionó “la forma en que se direccionó el debate”, a su criterio con “comportamiento contrario a Derecho” por parte del fiscal que acusó y el “apartamiento de la prueba ofrecida por la defensa”.

También criticó el “rechazo de la prueba toxicológica”, sostenida por la defensa para probar que el imputado padeció un “trastorno de conciencia, por ingesta alcohólica”.

El defensor propició la nulidad del veredicto condenatorio y le reprochó al fiscal de Juicio haber “contaminado al jurado”, al haberle exhibido en el debate una planilla con antecedentes del imputado.

La defensa también planteó que el juez no dio la debida explicación al jurado sobre qué es la duda razonable, el principio jurídico que reza: en caso de duda debe estarse a favor del imputado.

Además dijo que testigos del juicio narraron que hubo una pelea y que su defendido estaba alcoholizado, situaciòn que genera, al menos, duda sobre la mecánica del hecho.

Por estos motivo solicitó la absolución de su asistido o que se reenvíen las actuaciones a otro Tribunal para que se realice un nuevo juicio. En forma subsidiaria, en el caso de que no se haga lugar a sus planteos, el doctor De Fazzio requirió que se le aplique a Mazzón el mínimo previsto para el homicidio simple: 8 años de pena.

El fiscal de Casación Fernando Galán rechazó cada uno de los planteos de la defensa, argumentó que el juicio por jurados fue ajustado a Derecho, respetándose todas las normas de procedimiento, y que la pena impuesta, de 12 años, es menos de la mitad de lo previsto en el Código Penal para el “homicidio simple”, de 8 a 25 años de cárcel.

Por ello no puede ser considerada excesiva la pena impuesta sino justa, alegó el doctor Galán.

El condenado luego hizo uso de la palabra. Solo dijo: “quiero que se haga justicia”.

Casación ahora analizará los planteos para dar a conocer en los próximos días la resolución final del caso.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla