Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Ushuaia amaneció cubierta de nieve

La capital de Tierra del Fuego registró temperaturas de entre 1 y 2 grados, mientras varias localidades del centro y norte del país sufren una ola de calor agobiante que recién cederá cuando comience 2014, según informó el Servicio Meteorológico

Foto: Twitter
Foto: Twitter

Mientras Ushuaia amaneció hoy cubierta de blanco a raíz de una nevada veraniega y temperaturas entre 1 y 2 grados, varias localidades del centro y norte del país continúan con temperaturas agobiantes que recién cederán cuando comience 2014, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Estos fenómenos extremos se deben a un bloqueo atmosférico que no permite que la masa de aire frío del sur se mezcle con la masa de aire cálido del resto del país.

"Es como un cinturón que al no dejar que circulen las masas de aire de distintas temperaturas, impide el intercambio atmosférico", dijo a Télam José Luis Stella, climatólogo del SMN, quien aclaró que "es poco habitual que dure tanto tiempo" y anticipó que el fenómeno cederá recién ente el 1 y 2 de enero.

Stella precisó que "el fenómeno hace que en una misma zona se esté continuamente bajo la influenca de la misma masa de aire. En este caso en el centro del país está afectado por una masa de aire cálido y seco que se mantiene como estancada", un hecho que se repite al sur, pero con clima absolutamente inverso.

Para el especialista, "el bloqueo se romperá recién después de fin de año y por ese motivo se prevén tormentas fuertes, granizo y un marcado descenso de temperatura en el centro y norte del país".

Esta mañana, Ushuaia, "registró una nevada pero el fenómeno no es extraño ya que la ciudad experimenta este tipo de eventos en pleno verano; tal como ocurrió en diciembre de 2005, cuando hubo cuatro dias de nevadas", recordó el climatólogo.

El fenómeno está acompañado de temperaturas frías, con valores que oscilan entre 1 y 2 grados centígrados y sensación térmica aún menor. Por ejemplo a las 6 de la mañana, el termómetro bajó a 1,4 grados, con una sensación térmica de 6,9 grados bajo cero.

Según pronosticadores locales, las condiciones del tiempo se deben a una ola polar proveniente de la Antártida que tuvo incidencia durante las últimas 48 horas.

En Buenos Aires, y en Rosario el bloqueo hizo que se registraran en diciembre dos olas de calor: la primera de cuatro días -del 17 al 20 y la segunda de cincoo días -después de un día que registró un descenso de tempratura- del 22 de diciembre hasta hoy, 27.

"Buenos Aires va a vivir este año, uno de los tres diciembre más cálidos desde que se tenga registro, desde 1906, en más de 100 años. Ayer la máxima trepó a 39 grados; en 1995 fue de 40,5; y en 1949, de 39,3 grados", informó el SMN.

Con este panorma, continúa vigente el alerta rojo para la ciudad de Buenos Aires y alrededores y para la ciudad santafesina de Rosario.

El alerta rojo se declara en casos excepcionales de olas de calor, que pueden afectar a todas las personas saludables, y no sólo a los grupos de riesgo.

Las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas.

Por ello, es necesario cumplir las normas dadas por el Ministerio de Salud de la Nación, que aconsejó "tomar mucha agua durante todo el día, consumir alimentos frescos, como frutas y verduras y evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes".

La cartera sanitaria también recomendó usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros, tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre y protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

En tanto, para los bebes y niños pequeños la cartera sanitaria recomendó darles el pecho a los lactantes con más frecuencia, hacerlos beber agua fresca y segura y ponerlos en lugares frescos y ventilados.

Históricamente Argentina experimentó episodios de olas de calor con simultaneidad en varias ciudades o localidades.

De las olas de calor más persistentes registradas, abarcando amplias zonas del país, se pueden citar a las ocurridas durante dicembre de 1971, marzo de 1980 y febrero de 1987

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...