Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,14
Dólar Ahorro/Turista $214.73
Dólar Blue $239,00
Euro $135,24
Riesgo País 2434
Espectáculos |CINE POR TV
¡A la pipeta! ¿Harry Potter o Straub?

23 de Abril de 2014 | 00:00

POR AMILCAR MORETTI

Pequeño –o ninguno- dilema para el televidente: elegir entre Harry Potter y Straub y Huillet vistos por Pedro Costa. Es bastante extraño y paradójico: el dilema sería para el que está informado sobre cine. Pero, precisamente, el que tiene conocimiento del lenguaje fílmico va inclinarse de inmediato por la obra que incluye a los tres nombres mencionados en segundo lugar. Y el que percibe el cine como la mayoría que consume, aunque tiene la oportunidad de un dilema y elección de interés, ni siquiera va a dudar: Harry Potter. Es decir, que acá no habrá dilema.

Un poco lo de siempre: yo creo que la mejor crítica y análisis de cine tienen sentido solo para aquellos que están informados de algún modo -más o menos bien- sobre el lenguaje del cine, desde lo puramente fílmico, dramático o de lo plástico refinado. No se crea por ello que estos son pocos; no, al contrario, somos unos cuantos y tenemos peso, no tanto como para aumentar taquilla y dólares pero sí para agregar prestigio cultural a un producto de pantalla, lo que nunca es desechable (siempre que, en el caso de Hollywood, produzca pérdidas).

Esta semana hay una especie de “festival Harry Potter”. Confieso que nunca entendí demasiado de qué iba el cine con Potter. No porque no lo haya visto, sino porque nunca encontré del todo el sentido, una de mis obsesiones personales de vida, el sentido de las cosas, ya la cosa-vida, ya una cosa como el cine, desde pequeño. Pero todos parecieron conformes con Potter. Mientras, yo menos comprensivo cuando el Vaticano le lanzó una cuerda al personaje y a toda la serie. Ahí me dije: “Bueno, entonces esto es serio”. Y ahí fue cuando me reservé el derecho de ejercitarme en aceptar no comprender el sentido profundo de “algunas cosas serias”.

Para los seguidores, el sábado a la noche se estrena en cable “Harry Potter y las reliquias de la muerte –Parte I”, del 2010, que es el inicio de “la séptima y última aventura del mago famoso”, dicen. Pero hay, mucho más: en estos días hay “harripóteres” por toda la programación, día y noche. A continuación hago una lista, a “vuelo de pájaro”, sobre lo más notorio:

“Harry Potter y la orden del Fénix”. Warner hoy a las 22 por TNT.Harry Potter y el cáliz de fuego”. Mañana a las 19, por Cinemax. “Harry Potter y la cámara secreta”. Viernes, Warner a las 23. Domingo a las 22 por Warner. “Harry Potter y el misterio del príncipe”. TNT a las 13,40. Martes 29 a las 22 por TNT. “Harry Potter y la piedra filosofal”. Lunes 28, Warner a las 13.55.

Y el estreno ya anunciado: “Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte I”. Sábado a las 22 por Warner. Martes 29 a 22.

SATRUB, HUILLET Y PEDRO COSTA

Una película en el INCAA (canal 35) el domingo a las 20. Complicado y fácil de explicar. Informaré, al menos. Comienzo por lo más “fácil”: Costa, portugués, nació en el 1959 en Lisboa y es muy conocido en buena parte del mundo, pero casi únicamente en los festivales cine más intelectuales. En Argentina sus películas no han tenido gran repercusión, salvo en una importante parte de la crítica. Lo suyo es lo experimental y, en consecuencia, la ambivalencia y multiplicidad confusa, entramada y clarificadora de los dos “componentes” del lenguaje del cine: lo “docu”, documental, y la ficción.

Ya hablé un poco esto unos días atrás: bueno, que no hay, tampoco aquí, “objetividad”. Lo documental se mezcla siempre con el punto de vista, y entonces deja de ser eso que solemos llamar “realidad”, y que vendría a ser como la forma oficializada, normativizada de ver al mundo, aún el que no vemos. Lo que no dice la ciencia hoy, no existe. Algo así. Y la ficción no es mentira, aunque apele a la imaginación: esa invención de la ficción habla de una forma de verdad, de una parte de lo verdadero, aunque nunca se haya mostrado evidente. Dicen que los mejores científicos “duros” son los más imaginarios, creativos, en fin, los más artistas.

Lo cierto es que Pedro Costa hizo un filme sobre una pareja excepcional en el cine de la segunda parte del siglo XX: Danielle Huillet (fallecida en el 2006) y Jean-Marie Huillet, quienes nacidos en Francia filmaron mucho en Alemania e Italia. Trabajaron siempre juntos, casados desde muy jóvenes. A principios de los años 60 del siglo XX tuvieron vinculación con Truffaut y Godard pero nunca fueron incluidos en la nouvelle vague que capitanearon estos últimos junto a Chabrol y Resnais. La idea es que tanto Huillet, en general guionista, como Straub, director (ambos lo eran y lo ejercieron), eran tanto más “extraños” que los chicos de Cahiers y la Nouvelle y por ello quedaron fuera, sin que se sintieran molestos. Ellos preferían eso, buscaron siempre eso. Straub vive ahora en Roma, aunque viaja por sus países más queridos.

¿Qué aportaron Huillet y Straub al cine? Bueno, en síntesis: el desarmado del lenguaje. La mecánica-ilusión del montaje, en especial. Un lenguaje puede decir lo que no existe y hacer que exista. Parece increíble, pero sucede todos los días, a cada rato. Y al revés, puede negar lo que es evidente y todos entonces hacen “desaparecer” lo que hasta ese momento era de consistencia indudable. Pero esto es solo una parte, y una generalización, es decir, una simplificación.

Yo recomiendo la visión de esta película el domingo 27. No solo a alumnos de cine (para ellos, imprescindible) sino para lectores de películas. Si uno lo intenta, se acerca siempre a la verdad, o al menos a la duda, que es el principio de la verdad, o eso que a nosotros –cada uno- nos parece verdad. Lo que se llama libertad e individualidad, cuando pensadas y reflexionadas, son las bases de lo comunitario creativo.

“Danielle Huillet & Jean-Marie Straub”, domingo 27 a las 20, en INCAA.

(Aclaración del autor: indagué, quizás no lo necesario, pero no pude encontrar el origen o proveniencia de la expresión de sorpresa “¡a la pipeta!”. No pertenece al lenguaje lunfardo urbano, ni al gauchesco, tampoco al parecer es una adaptación de otras lenguas. Sería “inexplicable” como “¡a la flauta!” En todo caso forma parte del uso popular del habla argentina. Al menos hasta hace un tiempo, porque las cosas cambian: “¡a la pindonga!”)

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla