Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
un estilo arquitectonico de gran riqueza

El art nouveau en La Plata, un patrimonio descuidado y en camino a marchitarse

Las construcciones, que florecieron desde 1900, están muy deslucidas

El art nouveau, con sus formas ondulantes, sus figuras florales y su obsesión por resaltar lo decorativo sin perder la elegancia, salpica, de tanto en tanto, el casco histórico platense. Varios son - aunque muchos han desaparecido a lo largo de las décadas - los edificios reconocidos, justamente, por los rasgos tan propios del “nuevo arte” surgido en Europa hacia fines de 1800 y que a La Plata, casi recién fundada, llegó en los primeros años de 1900. Esas construcciones, que sobreviven aún después de numerosas intervenciones, se muestran, por lo general, deslucidas y con claras señales de deterioro.

Transición entre lo academicista y el movimiento moderno, predecesor del art decó, el “arte nuevo” pasó de la línea recta a la curva, y se inspiró, básicamente, en la naturaleza. De ahí que se lo distingue por los motivos de hojas de plantas, flores, libélulas, mariposas, y también, por la aparición, como una expresión que se realza, de la figura femenina, en este caso sensual, estilizada y delicada.

Todo un patrimonio de la Ciudad, reunido muy al comienzo del siglo pasado, y que tiene a una casa de 44 entre 11 y 12 como la “cuna” del art nouveau platense (se levantó en 1905), la lista de edificios que reúnen elementos de la tendencia europea en plena Revolución Industrial no es muy larga, pero sí significativa por el valor arquitectónico de cada uno de ellos. El máximo exponente es, considerando que se trata de uno de los que más enteros se conservan, ese inmueble erigido en lo alto, imponente y recargado de columnas, balcones y trabajadas molduras, en la esquina de 12 y 58. El “palacio de Las Flores”, como se lo conoce, fue la antigua casa Boo y desde hace un tiempo funciona como sede del centro de estudiantes de esa ciudad del centro bonaerense. Fue obra de Guillermo Ruótulo, un arquitecto napolitano, radicado en la Argentina, y que dejó su impronta, con distintos proyectos, en la nueva capital de la Provincia.

El estilo nació en Francia y se extendió muy rápidamente y con vigor a otros países europeos e incluso a Estados Unidos (en cada región se lo llamó a su manera) hasta truncarse en su desarrollo con la irrupción de la Primera Guerra. Creado en sus orígenes como una suerte de rebeldía frente a las grandes urbes que representaban el poder central, y que en la Argentina fue adoptado por los sectores burgueses que a principios del siglo XX cruzaban el Atlántico y regresaban al Río de la Plata con “el último grito” de la moda, tiene la particularidad de encontrarse no sólo en la arquitectura sino en los más diversos objetos, como muebles y ornamentaciones, y hasta en diferentes ramas del arte.

Según aseguran los expertos, casi no hay en La Plata, como se dijo, inmuebles por completo “art nouveau”. Y así los señala Claudio Catera, secretario de Icomos Argentina y especialista en Intervención del Patrimonio Edificado: “en general, son vestigios, fragmentos, esculturas, molduras, detalles. Por ejemplo, la marquesina de la Estación de Trenes de 1 y 44 es muy similar a la marquesina del Teatro Colón de Buenos Aires, y las dos pertenecen al arte nuevo”.

Entre la lista del estilo más acabado figuran, el Palacio Gibert (diagonal 80 entre 3 y 45, hoy la Universidad del Este); y el Palacio Achinelly (11 y 53), que no es puro, sino una combinación con el barroco francés. También una gran parte de las bóvedas del Cementerio municipal se diseñaron con elementos característicos del “art nouveau”.

Otro detalle distintivo de ese arte en nuestra ciudad, es que todas las construcciones de la corriente fueron iniciativas privadas; emprendimientos de vecinos que proyectaban su vivienda o de comerciantes que armaban su local. Ninguno de los edificios levantados a los efectos de uso público estatal recrearon el estilo europeo, y eso aun en aquellos que se diseñaron unos años después de la fundación de la Ciudad, es decir, en el auge internacional de la tendencia.

María Esther Massimino es profesora de Historia, especializada en Historia de la Cultura en la Argentina. Aunque ya está jubilada de las aulas, no pierde su interés por la arquitectura platense y en especial por el “art nouveau” que, recalca, se trató de un arte que lo renovó todo. “ Incluso - añade -, el dibujo, la ilustración, la decoración. No perduró mucho en el tiempo pero dejó su huella en casi todas las expresiones”.

La docente le atribuye a la “falta de legislación” la inclinación, en esta ciudad, a no preservar los bienes patrimoniales y que, en este caso, afecta a las obras vinculadas del arte nuevo. “Acá no es como en otras ciudades, como Córdoba, por ejemplo, donde las normativas son de un control estricto. Además, el Estado no aporta nada para el mantenimiento de inmuebles que, para preservarlos o restaurarlos, necesita de una mano de obra especializada. Y ese servicio, aunque sea de asesoramiento, debería prestarlo la Municipalidad”, remarca.

Allá por 1992, al cumplir La Plata 110 años de vida, el Museo y Archivo Dardo Rocha expuso, a instancias de su Asociación de Amigos, la muestra Art Nouveau en La Plata. En esa oportunidad, con la colaboración de decenas de vecinos provenientes de familias tradicionales de la Ciudad, que acudieron a la convocatoria con picaportes, mesas, sillas, lámparas, jarras, cubiertos, vajilla, trozos de ornamentaciones y hasta joyería, se logró reunir una colección que los organizadores calificaron de “maravillosa”. Lo curioso que ocurrió es que muchos de los visitantes, al ver los elementos que se exponían, descubrieron que ellos, en sus casas, poseían, sin saberlo hasta entonces, piezas representativas del “arte nuevo”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...