Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
una multitud para ver a lali esposito y mariano martinez en plaza moreno

Un “amor prohibido” en la TV vino a La Plata y desató una fuerte polémica

La grabación de la presentación de la novela “Esperanza mía” generó rechazo en el Arzobispado, que la consideró una ofensa

De la mano del lanzamiento de una historia de “amor prohibido” la polémica se instaló ayer en la plaza Moreno. De un momento a otro, se montó un inmenso escenario de espaldas a la Catedral para presentar una novela que Canal 13 comenzará a emitir a partir de la semana próxima. Se trata de “Esperanza mía”, protagonizada por Lali Espósito y Mariano Martínez, quienes encarnarán a una monja y a un cura unidos por un romance clandestino. El lanzamiento generó controversia y fue calificado por la iglesia católica local como “provocador” por lo que, junto a un grupo de vecinos, se solicitó a las autoridades comunales y a los responsables de la emisión que se suspenda el show, algo que, finalmente, no sucedió.

Durante buena parte de la mañana y las primeras horas de la tarde muchos platenses se intrigaron por el inusual despliegue que se realizó en un sector de la plaza Moreno. Cabe aclarar que la Municipalidad no brindó informaciones al respecto.

Un buen número de operarios valló el sector de la plaza que se encuentra frente a la Catedral, donde se dispuso el escenario. También se montaron torres de iluminación y sonido.

Rechazo eclesiastico

Mientras eso pasaba en el corazón de la Ciudad, el Arzobispado daba a conocer un comunicado en el que indicaba -en referencia a la telenovela- que “por lo que se conoce del contenido de la obra, a través de las redes sociales y otros medios, no podría ser recomendada; ya que significa la deformación de realidades muy valiosas de la vida de la Iglesia”.

Al mismo tiempo, el sacerdote y secretario de prensa del Arzobispado, Cristian Viña, solicitaba la suspensión del espectáculo porque “hacerlo en las puertas de la Catedral es una ofensa y un acto de provocación a la fe católica” (ver página 13).

El sacerdote Andrés Magliano señaló que en las últimas semanas circularon muchas versiones acerca de que se iban a realizar filmaciones en el interior del templo. “Nunca se nos avisó nada, nos enteramos por las redes; si el contenido de la novela es como el que se comenta creemos que es provocador, nos afecta por la imagen que se presenta de la vida religiosa y del sacerdocio, algo que hiere la sensibilidad de muchos”, opinó el sacerdote que desarrolla una amplia tarea religiosa en la Catedral.

Magliano consideró además que la televisión “toma los temas religiosos siempre en una misma línea, nunca es noticia cuando ayudamos; además es provocador que todo se haga en vísperas de la Semana Santa y en el día de la Anunciación del Señor, en el que teníamos previsto rezar el rosario en esa plaza como hacemos los 25 de cada mes”. De todas maneras se aclaró que el rosario se rezaría al concluir el show y que la misa prevista para las 19:30 se realizaría en la capilla de la Catedral ubicada sobre calle 53.

El show

Más allá de la polémica, miles de niñas y jóvenes se concentraron frente al escenario con varias horas de anticipación. Estaba previsto que el espectáculo comenzara a eso de las 19 y arrancó una hora y media más tarde.

A través de tres inmensas pantallas se promocionó la novela y se mostraron anticipos de lo que promete ser una comedia de enredos.

El actor Guido Kaczka fue el encargado de presentar la novela y a las “monjas” que precedieron a Esperanza - Lali Espósito -. Las actrices Ana María Picchio, Gabriela Toscano, Rita Cortese y Carola Reyna protagonizaron junto a Lali Espósito un baile que hizo saltar a niñas y adolescentes.

Entre cuadros musicales y pequeñas entrevistas se fueron contando algunas de las historias que anticiparon quienes serán los buenos y quienes los malos.

Uno de los momentos de mayor euforia se vivió cuando se solicitó la presencia del padre Tomás - Mariano Martínez -, quien saludó mediante una bendición que dedicó “ a esta juventud hermosa”. Después se fueron alternando cuadros musicales, entrevistas e imágenes de la novela.

Más tarde, casi sobre el cierre del show, Luciano Pereyra subió al escenario para cantar el tema “Seré”, cortina de la novela.

Al finalizar la presentación, cientos de niñas y adolescentes comenzaron a regresar a sus hogares, mientras a espaldas del escenario la postal de la Catedral, que lucía casi a oscuras, se perfilaba casi como un símbolo del rechazo que la puesta en escena televisiva generó en la comunidad religiosa local.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla