Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,60
Dólar Ahorro/Turista $175.89
Dólar Blue $200,50
Euro $120,68
Riesgo País 1827
Delirio en la TV a la medianoche

Zafados, atípicos e ingeniosos, los animadores de la franja horaria dirigida a los insomnes están estableciendo un nuevo tipo de vínculo con el televidente. Qué dicen, qué hacen y qué permisos se toman para sorprender programa a programa

14 de Septiembre de 2004 | 00:00
Cuando las brujas rondan y los insomnes se hacen cargo del control remoto, nuevas propuestas, desacartonadas, hacen su desembarco en la televisión de hoy. Conductores -o "anticonductores"- que se dan, frente a la pantalla, permisos y licencias que en otros horarios serían impensables.

La medianoche en la televisión parece suponer ciertos "permisos" y estar hecha a la medida de los transgresores. Los demás, en vista de los resultados, no tienen más remedio que abstenerse. En ese horario aparecen estilos atípicos de conducción y también alguna palabra fuerte porque los animadores se expresan como de entrecasa.

Fueron pocos los programas que lograron definir el tono y el color de la medianoche. Sin embargo, en los últimos tiempos, la TV parece mostrar un nuevo fenómeno en esa difícil franja horaria: el de programas conducidos por personajes que podrían definirse como "anticonductores". Diferentes, polémicos y capaces, por lo que se ve, de extender la guerra de los medios a la hora de las brujas. Gerardo Rozín, Marcela Pacheco, Emiliano Rella, Coco Silly y Daniel Aráoz parecen ser los nuevos representantes de esta televisión noctámbula, donde el humor y el grotesco se mezclan a la perfección con show y noticias. Canal 9 y Canal 7 les dieron el lugar y el puntapié inicial para cambiar la cara -y refrescar- la medianoche.

CERO GLAMOUR

Al frente de "Medianoche de un día agitado" (Canal 9) -título inusual ya que el programa va a las 23.30- Gerardo Rozín parece encarar el emblema del "anticonductor": petiso, gordito y, según él mismo se define, bastante tímido, intenta -de la mano de los hermanos Alejandro y Sebastián Borensztein- una propuesta completamente diferente a la profundidad de sus reportajes en "La pregunta animal".

Rozín mismo se encarga de mostrar su costado "feo" y "perdedor", bastante alejado del glamour y sensualidad de los conductores clásicos de los shows televisivos. Aunque el programa todavía no da muestras de encontrar su perfil definitivo, la propuesta es poco convencional aunque se haya inspirado en el citado "Duro de acostar", con el que comparte hasta la presencia de una banda de música en vivo.

Emiliano Rella se hizo famoso con la publicidad de "Día Osvaldo", aunque su currículum apunta una trayectoria teatral de más de diez años. Rella es el conductor -mejor dicho, anticonductor- de "Call TV", que va por el 9 a la 1 de la madrugada, llegando a convertir la propuesta originalmente pensada como de concursos telefónicos, en un espacio donde todo es posible. "El formato original es holandés, pero lo tratamos de argentinizar", explica Emiliano, encargado cada madrugada de "ratonear" con sus juegos de seducción tanto hacia muchachas de 20 como a señoras de más de 40 que padecen insomnio, mientras sus maridos roncan plácidamente a su lado. Sabe que está quebrando toda tradición en lo que a concursos se refiere y disfruta de este nuevo espacio televisivo que, seguramente, no tendría chances de mantener el estilo si se emitiera a las tres de la tarde. La medianoche se convierte en su cómplice indiscutido.

La marginalidad del horario de las brujas, donde disminuyen las presiones del rating, parece haber instalado la idea de que "nada mejor que irse a dormir con una sonrisa en los labios y de buen humor". En eso cabe reconocer la iniciativa de Portal en "Notidormi".

"NO ESTOY CHAPITA"

La trasnoche parece haber moldeado una impronta televisiva de la que, en la misma sintonía que Canal 9, el 7 intenta tomar la posta. Fruncir el ceño o hacer un "pucheritos" o, más aún, decir cosas que no suelen escucharse en televisión y opinar sin tener en cuenta lo que se supone que espera la mayoría es el estilo que define Marcela Pacheco al frente de "Visión 7: tercera edición", en la trasnoche del canal estatal. "No estoy chapita", se apura a aclarar la rubia conductora, cuando se la interroga sobre su particular manera de encarar la pantalla a la hora de dar las noticias del día. Pacheco sobrepasó los límites de los conductores de informativos. Su estampa y su decir reo y su osadía son cualquier cosa menos típicas en esta clase de envíos.

Fue en el noticiero de CVN, donde Pacheco empezó a despuntar como diferente entre sus pares. Después, en el magazine de humor y actualidad "Medios locos" -delirante envío que es otro gran ejemplo de lo que se puede hacer en la trasnoche- profundizó su estilo. Entendió entonces que podía combinar a la perfección las noticias con el humor, y reírse de la actualidad sin dejar de informar. "Me acusan de editorializar con mi cara", dice entre gestitos y caída de ojos esta mujer que apunta, según dice, a "desacartonar" a la presentadora de noticias, rígida y en tailleur. Ella, asegura, intenta mostrarse más humana. Aunque es consciente de que semejante osadía sólo es permitida -al menos por el momento- a la hora de las brujas.

En la misma sintonía que sus compañeros de horario, Coco Silly y Daniel Aráoz en "Compatriotas" (Canal 7 a las 12 y media de la noche) se animaron a la transgresión usando sus recursos actorales. Con amplia trayectoria como actores (en televisión lo último de Aráoz fue en "Los pensionados" y a Silly se lo puede ver en "Los Roldán"; en teatro están haciendo "Aryentains" junto a Jean Pierre Noher y Roly Serrano), hablan entre ellos, se interrumpen al aire y sus chistes y sketchs rondan en la línea "border" de "Todo por 2 pesos": "Queremos que nos identifiquen no con el glamour del ambiente, sino como el primo de todos", dicen. Jugando constantemente con cierto estilo argentino de resolver todo con poco -poco presupuesto, por ejemplo- y permitiéndose toda clase de locuras, Aráoz y Silly están edificando un vínculo particular, muy cercano con un sector de televidentes. En los sketchs de "Compatriotas" encarnan arquetipos como Milton Legrón o el porteño típico, "licenciado en todo" y tanto Silly como Aráoz aseguran que el secreto de su éxito en un horario tan atípico es, simplemente, su "credibilidad": "Esto es como el clima de medianoche de una fábrica: compramos una pizza, escuchamos la radio", señalan.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla