Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
32° FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA

“Al Desierto” y “Thelma”, Festival de Mar del Plata

Competencia Internacional

“Al Desierto” de Ulises Rosell (Argentina)

“Thelma” de Joachim Trier (Noruega/Dinamarca)

         Una polémica historia. Proyectada justo el día contra la violencia de género, Al Desierto comienza con una mujer y una propuesta de trabajo en la ciudad de Comodoro Rivadavia rodeada por el desierto patagónico. Un hombre la lleva hasta el pozo petrolero de la zona con la excusa de la oferta laboral. Cuando ya están muy lejos de la ciudad ella empieza a dudar. Sabe que esto se trata de otra cosa. Intenta escapar de la camioneta en la que van en una escena muy similar a Sospecha de Hitchcock.  Esta vez chocan en medio del desierto y quedan los dos náufragos. Entonces deben sobrevivir días en el desierto. El supuesto captor no habla por lo que no sabemos si realmente la quiso secuestrar o no y todo es ambiguo. Pero, por más de que se vaya enamorando un poco de él, y tengan relaciones en medio de una tormenta de arena, el lugar menos sensual que se pueda uno imaginar, ya luego queda claro que se trata de un secuestro. Un plano final homenajeando a los Puentes de Madison le da un marco de amor ideal, y por más que la película pueda tener varias lecturas convierte a este secuestrador de mujeres en un posible buen tipo. Cuanto menos peligroso.

         Thelma parece hablar también de la mujer. El inicio es supremo. Una niña va a cazar con su padre. Cuando ven un ciervo, el padre apunta a la cabeza de la nena, lo piensa unos segundos, pero al final decide no disparar.

         Ahora Thelma ha crecido y, luego de una vida religiosa y bastante ermitaña, viaja para estudiar en la universidad. No sabemos todavía por qué el padre dudó en asesinarla pero algo empezamos a intuir. A Thelma le dan ataques de epilepsia en momentos sentimentales críticos. Cuando se siente atraída por una compañera no sólo sufre ataques su propio cuerpo sino que también se corta la luz en toda la manzana. Thelma tiene un secreto y extraño poder. Tan secreto y extraño para ella como su despertar sexual. Y todo esto en un tono sombrío y fascinante, hechicero y devastador.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...