Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Víctima de cáncer

Sorpresa y conmoción: murió el bailarín de Tinelli, Pier Fritzsche

Sorpresa y conmoción: murió el bailarín de Tinelli, Pier Fritzsche

Pier Fritzsche murió a los 42

Con solo 42 años, la muerte de Pier Fritzsche sorprendió ayer al mundo de la farándula, a pesar de que el bailarín que supo ser estrella del “Bailando” llevaba luchando hace tiempo contra un feroz cáncer.

Histórico bailarín del envío de Tinelli y también parte de numerosas revistas exitosas en la temporada veraniega, Fritzsche debutó en la pista más famosa de la tevé en 2008 y acompañó a famosas como Karina Jelinek, Wanda Nara, Zaira Nara, Silvina Escudero, Andrea Rincón, Dolores Barreiro, Belén Francese y Marcela Tauro.

Este verano hizo temporada en Mar del Plata con “Magnífica”, pero ya su amplia sonrisa escondía su duro presente, conocido solo por su mejor amiga, la también bailarina Eva Sánchez.

La muerte de Pier Fritzsche tomó por asalto a la farándula, que no sabía que la enfermedad había vuelto a atacar al bailarín. Y varias compañeras de baile y del medio se desahogaron en Twitter.

Tinelli se mostró desolado por la noticia y compartió un corazón roto en sus redes.

“Gran compañero, excelente persona y profesional, un placer haber trabajo juntos... ¡Puta y maldita enfermedad! Por siempre en mi”, escribió Natalie Weber.

Marcela Tauro lo describió como “un tipazo, muy generoso y laburante, un gran compañero ¿por qué los seres de luz se van antes?”.

Mientras que Wanda Nara dijo que “me guardo nuestras risas y la fortuna de haber compartido con vos tantas charlas, cumplir uno de tus sueños y este viaje inolvidable... ”.

Ángel De Brito fue otro de los que se mostró emocionado, y decidió compartir un mensaje que le envió en Navidad. “La vida es como un viaje en un tren. Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres, y creemos que siempre viajarán a nuestro lado. Pero en alguna estación se bajarán. Se subirán otras personas, serán significativas. Muchos se bajarán y dejarán un vacío permanente…. Otros pasan tan desapercibidos que no nos damos cuenta que desocuparon sus asientos. Este viaje estará lleno de alegrías, tristezas y despedidas. El gran misterio para todos, es que no sabemos en qué estación nos bajaremos. Por eso, debemos vivir de la mejor manera…”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla