Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Murió el principal sospechoso de los ataques con bombas en Texas

Explotó un artefacto que llevaba mientras era perseguido por la policía. Se cree que fue el autor de cinco estallidos que provocaron dos muertos y al menos seis heridos

Murió el principal sospechoso de los ataques con bombas en Texas

El jefe de la Policía de Austin, Brian Manley, informó hoy que el principal sospechoso de los atentados con paquetes bomba en la capital de Texas (EEUU) se suicidó volándose por los aires cuando las autoridades intentaban detenerlo.

Poco antes una periodista de la emisora local KVUE había informado que la policía federal, el FBI, había detenido a un sospechoso. En la operación se escucharon disparos y una explosión, añadió.

La misteriosa serie de bombas, que dejó dos muertos y varios heridos, tenía a Austin y a sus autoridades en tensión desde principios de marzo.

Al parecer, el sospechoso murió al explotar un artefacto que llevaba consigo cuando era perseguido por una ruta interestatal en la zona norte de la capital de Texas.

Austin fue sacudida por una serie de paquetes bomba que explotaron en los últimos días en la ciudad sin motivo aparente ni objetivos concretos. Desde el 2 de marzo, han explotado cinco paquetes, que dejaron dos muertos y media docena de heridos.

Las primeras bombas de esta serie mataron a un trabajador de la construcción de 39 años y a un estudiante de 17 años, ambos negros y que eran amigos, e hirió gravemente a una mujer hispana de 75 años que al parecer había recibido el paquete postal por error, según medios locales.

La Casa Blanca había afirmado que no existían "aparentes nexos con el terrorismo" al comentar la serie de artefactos que desataron la paranoia y la tensión en Texas.

Desde Washington, el presidente Donald Trump dijo ayer que la ola de explosiones era obra de un "sujeto muy enfermo, o quizás de varios" y agregó que la situación en Texas era "terrible", un día después de que la policía dijera que sospechaba que un "atacante serial" estaba detrás de los estallidos, que dejaron dos muertos y cinco heridos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...