Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Entró a boxes cerca del 20 % de los relojes “anti estrés” de los semáforos platenses

Según informaron en la Municipalidad, más de 40 unidades tuvieron que ser retiradas para repararlas. En total hay 250 equipos

Entró a boxes cerca del 20 % de los relojes “anti estrés” de los semáforos platenses

en la plata hay 250 relojes decrementadores/ césar santoro

25 de Abril de 2018 | 02:54
Edición impresa

Casi un 20 por ciento de los contadores de los semáforos, que tanto ayudan al tránsito peatonal y vehicular, están en boxes, por lo que en algunos casos están apagados y en otros fueron directamente retirados para ser reparados en el área de mantenimiento de la Municipalidad de La Plata.

Desde la Subsecretaría de Movilidad Urbana de la Municipalidad de La Plata, aseguraron ayer que “en la actualidad están funcionando unos 250 decrementadores de cuenta regresiva en distintos semáforos de la Ciudad”.

También se explicó que “durante el año pasado se compraron unos 50 contadores y otros 50 fueron reparados por cuestiones climáticas o fluctuación de la red eléctrica que son las principales causas de rotura”.

Aunque por estos días parece que hay menos relojes en el centro de la Ciudad, la razón es que más de cuarenta fueron a boxes para ser reparados.

“Se realizan trabajos supervisación del funcionamiento de los mismos, y en ese aspecto, se encuentran en reparación otros 40 segunderos que fueron retirados en los últimos días mediante un trabajo de relevamiento y control semáforo por semáforo”, agregaron en Movilidad Urbana.

Hace varios años que fueron instalados en la Ciudad y ya se observan también en Berisso y Ensenada, porque son un elemento de vital ayuda para ordenar el tránsito vehicular.

Ayuda a los peatones a decidir a cruzar con certeza cualquier calle, principalmente las avenidas, porque le permite saber si le alcanzará el tiempo para hacerlo o tiene que esperar el siguiente semáforo para hacerlo.

“Me acostumbre a utilizarlos porque me dan seguridad. Si no cruzas a ciegas. Quizás te toma a mitad de camino y terminas corriendo. Y si voy con mi hijo de 5 años, el riesgo es mayor aún”, dijo Julián Reinold, vecino de la zona de plaza Moreno.

Vecinos de plaza Azcuénaga se quejaron ayer porque hace varios días que retiraron el contador del semáforo de esa esquina y no lo repusieron.

“Vi que como ocurrió con este de 19 y 44, que lo sacaron y no volvieron a colocarlo, sucedió con otros semáforos. Es una pena que en lugar de sumar estos relojes, tengamos menos cantidad, porque ayudan a todos”, dijo el vecino que se comunicó con este diario.

En nuestra ciudad comenzaron a instalarlos en el segundo semestre de 2013. Desde entonces fueron ganando terreno como “semáforos anti estrés”, según remarcaron entonces.

“Sacar el pie del pedal del embrague, estirar piernas y brazos, y hasta revisar algún papel que se tenga a mano sin riesgos de recibir un bocinazo”, resumen algunos conductores al resaltar las ventajas que tienen estos relojes decrementadores, que se transformaron en aliados del orden vial en más de 200 esquinas de la Ciudad.

 

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla