Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
PARIDAD 1-1 ANTE CENTRAL POR LA ÚLTIMA FECHA DEL TORNEO DE LA SUPERLIGA

El León y un empate agónico en Arroyito

El Pincha, que volvió a estar poco fino en los últimos metros de la cancha, rescató un punto gracias a un tanto del juvenil Bazzana a los 49 del complemento. La igualdad puede servirle como envión anímico

El preciso instante en que ingresa al gol la pelota enviada por nicolás bazzana captada por la lente de este diario. un empate en rosario que le sirve mucho en lo anímico al León / Gonzalo Mainoldi

ROSARIO, SANTA FE
Enviados Especiales

Por LAUTARO SEGURA
lsegura@eldia.com

No pudo volver al triunfo, pero Estudiantes logró anoche un empate agónico 1-1 ante Rosario Central que le sirve desde lo anímico pensando en la “final” ante Nacional. El Pincha empezó perdiendo con un gol de Marco Ruben en el primer tiempo y parecía que se quedaba sin nada porque, otra vez, no estuvo preciso en el último cuarto de cancha. Pero a los 49 minutos del complemento, en la última jugada del encuentro, Nicolás Bazzana tuvo su bautismo en la red y rescató un punto. Final del torneo de la Superliga para el León.

Aprovechando que era un partido para cumplir con el calendario de la Superliga, y también dándole descanso a varios de los habituales titulares para el partido ante el Bolso, Benítez puso en cancha un 4-1-4-1 con varios juveniles: Iván Erquiaga, Nicolás Bazzana y Matías Ruiz Díaz estuvieron en la defensa, Iván Gómez fue el volante tapón, Carlo Lattanzio se ubicó como uno de los más adelantados del medio y, Francisco Apaolaza, se movió como el único delantero.

En el primer tiempo el trámite del juego fue parejo, tanto en el control de la pelota como en las situaciones de riesgo generadas, pero el conjunto local logró sacarle una ventaja en el marcador a Estudiantes porque estuvo más fino en los últimos metros de la cancha.

Las primeras situaciones de riesgo del encuentro fueron fabricadas por el equipo dirigido por el “Chino” Benítez: primero lo tuvo Matias Ruiz Díaz, de buen partido en Rosario, quien desbordó por la banda derecha y sacó un centro a media altura que controló Jeremías Ledesma en dos tiempos mientras Francisco Apaolaza se relamía para abrir el marcador; luego Zuqui, controló la pelota en tres cuartos de cancha y sacó un remate que se fue por encima del travesaño.

El local inquietó a Mariano Andújar recién a los 11 con un centro desde la derecha que Washington Camacho envió de cabeza por arriba del arco. Pero el Pincha respondió rápido con un disparo de Carlo Lattanzio que tenía destina de gol y que desvió el arquero canalla al córner con la punta de los dedos.

Pasado el cuarto de hora, Estudiantes empezó a perder peso en el control de la pelota y Central se agrandó con Néstor Ortigoza como eje del juego. Igualmente, a los 25, Zuqui otra vez tuvo la posibilidad de abrir el marcador cuando aprovechó una distracción en el fondo del local, aunque luego tardó en decidir que hacer en la puerta del área y el defensor Oscar Cabezas se le cruzó cuando intentó patear.

Un minuto más tarde la Academia logró romper el cero: jugó un rápido un tiro libre por el sector derecho y, tras un centro desde esa banda que dejó la pelota aboyando en el área, Marco Ruben anticipó a toda la defensa y festejó el 1-0.

En el complemento, los primeros diez minutos tuvieron poca claridad en el juego por parte de ambos equipos y muchos errores en el manejo de la pelota, por lo que escasearon las situaciones de riesgo. Ya pasado el primer cuarto de hora comenzaron a llegar las más claras, y las primeras fueron para el Canalla: primero lo tuvo Da Campo un remate desde la puerta del área que pegó en la parte externa de la red y, luego, Andújar voló y le sacó el segundo a Ruben de cabeza.

Al ver que el equipo tenía cada vez menos peso en ofensiva, Benítez decidió sacar a Zuqui y en su lugar colocó a Lucas Melano, quedando en cancha un 4-4-2. Ya con el cordobés en cancha, el Pincha tuvo al primera del segundo tiempo en los pies de Giménez, quien se hizo cargo de un tiro libre cerca a la medialuna del área que se fue ancho.

En los minutos siguientes pasó poco y nada en las áreas y, a pesar de que Estudiantes tenía un poco más la pelota, la imprecisión en los últimos pases no le permitió poner en apuros a Ledesma. La situación se complicó aún más para el elenco pincharrata cuando Central empezó a tener la posesión del balón a falta de diez minutos.

Ante esta situación, el Chino decidió reforzar nuevamente la zona ofensiva con el ingreso de Mariano Pavone por Desábato. De esta manera, quedó conformado un tridente en ataque con el Tanque por el medio y Melano y Apaolaza acompañando por los costados.

Con esta disposición táctica Estudiantes fue contra el arco de Central con más ganas que fútbol en los últimos minutos: a los 42 Melano probó un remate fuertísimo que se fue por encima del travesaño y, dos minutos más tarde, el arquero Herrera captó un buscapiés y dejó sin acción a los atacantes.

Pero en la última jugada del partido, y cuando el Canalla ya estaba saboreando la victoria, Nicolás Bazzana silenció el Gigante: Apaolaza bajó un centro desde la izquierda por el segundo palo y el defensor categoría 1996, que convirtió su primer gol en Primera División, venció la resistencia del arquero rosarino y le puso justicia al marcador.

Se terminó la primera Superliga para Estudiantes, en un campeonato que olvidará rápidamente ya que tuvo un andar irregular y no pudo meterse en zona de copas. Igualmente el semestre no terminó para el equipo que ahora comanda interinamente Leandro Benítez, ya que el próximo 24 de mayo se jugará su continuidad en la Copa Libertadores ante Nacional en nuestra ciudad.

 

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...