Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un distrito jaqueado por los falsos avisos al 911

En Berisso insisten en tener una fiscalía para actuar en casos de amenaza de bomba

En Berisso insisten en tener una fiscalía para actuar en casos de amenaza de bomba

en berisso buscan una solución a la ola de amenazas de bomba / archivo

Mientras la imparable ola de amenazas de bomba en distintos establecimientos educativos de la Región sumó ayer nuevos episodios, en la localidad de Berisso insisten en que haya una fiscalía para actuar en los casos de amenazas de bomba.

El subsecretario de Seguridad de Berisso, Hugo Dagorret, calificó como “un verdadero escollo” la negativa de la Procuración bonaerense de centralizar en una sola fiscalía las causas por amenazas de bombas a escuelas del distrito y aseguró que “en otras comunas, como el caso de Tres de Febrero, esa centralización permitió pasar de 300 amenazas a 30 porque con la celeridad judicial se lograron hacer hasta cuatro allanamientos por día”.

Dagorret expresó su “descontento” por la negativa de la Fiscalía General a cargo de Héctor Vogliolo y, en otra instancia, la Procuración General de la Corte, comandada por Julio Conte Grand, de establecer una fiscalía para estos casos.

Dagorret explicó que nos dijeron que si acceden a nuestro pedido se altera el orden establecido”.

El funcionario berissense sostuvo que “estuve en Tres de Febrero hablando con el secretario de Seguridad Juan Manuel Lucioni y ellos el año pasado tuvieron en un mes 300 amenazas y les dieron una fiscalía única para que esas investigaciones y en un mes bajaron al 10 por ciento los casos, hacían entre tres y cuatro allanamientos por día”.

Como ha venido reflejando este diario, Berisso es uno de los distritos más castigados por las falsas amenazas a los establecimientos educativos. Allí los padres de los alumnos realizaron nutridas manifestaciones con corte de calles reclamando una solución a lo que consideran un trastorno cotidiano. También hubo una tensa reunión de la que participaron integrantes de distintos establecimientos educativos, así como funcionarios policiales, municipales, educativos y judiciales, aunque el encuentro estuvo atravesado por cuestionamientos y acusaciones cruzadas.

Por otro lado, ayer, último día de clases antes del inicio del receso invernal, se registraron nuevos llamados intimidatorios a las escuelas, por lo que debió desplegar, una vez más, el protocolo de seguridad.

Ocurrió, por caso, en la escuela Benito Lynch, de calle 35 entre 14 y 15, donde los alumnos de todos los grados tuvieron que ser evacuados en la tarde de ayer. Un panorama similar se vivió en la escuela Media 1 de Ensenada.

Como se recordará, anteayer tres alumnos del Liceo quedaron en condición de “libres” tras admitir haber realizado falsas amenazas de bomba.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...