Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL JUEZ BONADIO HABÍA PEDIDO SUS CAPTURAS LUEGO DE LA DECLARACIÓN DEL EMPRESARIO CARLOS WAGNER

Se entregó Olazagasti, el ex secretario de De Vido , y Uberti permanece prófugo

Claudio Uberti, ex funcionario de Planificación, es uno de los dos prófugos de la causa. El otro es el ex administrador de Yaciretá

Se entregó Olazagasti, el ex secretario de De Vido , y Uberti permanece prófugo

Olazagasti con el ex ministro Julio De Vido/archivo

El ex secretario privado de Julio De Vido, José María Olazagasti, se entregó ayer a la policía federal, en el marco de la causa donde se investigan sobornos de empresa a ex funcionarios kirchneristas, y que investiga el juez Claudio Bonadio.

La entrega de Olazagasti ex secretario privado de De Vido, ocurrió después que quedara detenido Juan Carlos Lascurain, ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La policía Federal aún busca a Claudio Uberti, ex director del Organismo de Control de Conceciones Viales (OCCOVI) con el ministro Julio De Vido, y cuya captura había sido pedida el viernes pasado por el juez Bonadio.

El viernes por la noche los efectivos allanaron una de sus propiedades en la ciudad de Buenos Aires, pero el ex encargado de la relación con Venezuela no se encontraba en su domicilio.

En el 2012, la Justicia había sobreseído a Uberti, titular del OCCOVI durante el gobierno de Néstor Kirchner, en la causa por el intento de ingreso ilegal de una valija con 800 mil dólares por parte del empresario venezolano Guido Antonini Wilson en 2007.

Además, a Uberti se lo consideró como el jefe de la “embajada paralela” que funcionó en Venezuela al margen de la misión oficial que dirigía el embajador Eduardo Sadous

Ya hay 15 detenidos en el expediente que sigue la ruta de unos 200 millones de dólares, y cuya investigación comenzó con los llamados “cuadernos de la corrupción” escritos por el ex chofer del ministerio de Planificación, Oscar Centeno.

Olazagasti y Lascurain fueron nombrados, al igual que Claudio Uberti por Carlos Wagner, ex mandamás de la Cámara Argentina de la Construcción y dueño de Esuco SA, en la amplia declaración indagatoria con la que se convirtió en un “arrepentido” en el expediente que investiga las coimas. Allí, habló de un “sistema” de la cartelización de la obra pública que contó con una activa participación de los ex funcionarios del extinto ministerio de Planificación Federal. Esto incluyó al ex secretario privado.

En apenas 10 días, ya hubo 10 arrepentidos y 15 detenciones, convirtiendo a los tribunales de Comodoro Py en una pasarela por la que desfilaron los empresarios más poderosos del país.

En los próximos días, el juez también dispondría otras detenciones en la medida que confirme los dichos de Wagner, el hombre que manejó del cartel de la obra pública en la época K.

El hombre de confianza de De Vido fue indagado la semana pasada por el juez Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli porque figuraba en los cuadernos de Oscar Centeno como parte de los ex funcionarios que estaban al tanto del entramado de coimas. Allí, si bien aceptó ser indagado, negó las acusaciones en su contra: está imputado como partícipe necesario de la asociación ilícita que “comandaba Néstor y Cristina Kirchner” y de la cual, su jefe directo, Julio De Vido “era el organizador”, según determinó la Justicia.

En la investigación judicial consta que, después que Baratta y sus ex secretarios “recolectaban los fondos ilegales para ser entregados, había una instancia también en la que se encontraban quienes “quienes recibían los fondos recaudados y los derivaban a los jefes y organizadores o aplicaban esos fondos a otras actividades delictivas. Es aquí donde intervenía Olazagasti, el ex secretario de Julio De Vido.

Claudio Uberti es uno de los dos prófugos que tiene la causa. El otro es el ex administrador de Yaciretá, Oscar Thomas.

Thomas, un ingeniero graduado en 1981 en la Universidad Nacional del Nordeste, fue uno de los funcionarios de confianza que el detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido supo colocar en los trece años en los que integró el gabinete de los tres gobiernos kirchneristas.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...