Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Juró como presidente hasta el 2025

En una Venezuela en ruinas y aislada del mundo, Maduro inició otro mandato

Juró ante el Tribunal de Justicia y no ante la Asamblea Nacional como estipula la Constitución. La oposición lo calificó de “usurpador” y EE UU, de “dictador”. La OEA desconoce su legitimidad y Argentina habló de sanciones

Maduro jura su segundo mandato ante el titular de la Corte Suprema, Maikel Moreno / AFP

Venezolanos exiliados en Perú protestaron ayer en la embajada en Lima contra Maduro/AFP

Con un país en ruina y cada vez más aislado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumió un segundo mandato de seis años (hasta el 2025), considerado ilegítimo por gran parte de la comunidad internacional -incluida Argentina- y la oposición, que tiene a muchos de sus líderes en prisión.

El gobernante, de 56 años, prestó juramento en uno de los salones del Tribunal Supremo de Justicia (Corte) mientras la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución desconociendo la legitimidad de la segunda presidencia de Maduro y Paraguay resolvió romper relaciones diplomáticas. El Gobierno argentino también dijo que la Unidad de Información Financiera emitirá un alerta al sector financiero y bancario sobre los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado caribeño.

La sede de la ceremonia en el Tribunal Supremo es un hecho inédito y un abierto desafío a la Asamblea Nacional (Congreso), de mayoría opositora, que sostiene que la reelección de Maduro es ilegal. “He cumplido con la Constitución”, afirmó Maduro al agradecer la asistencia al acto de representantes -pero no figuras de primer nivel- de 93 países, entre ellos China, Rusia, Turquía, México, República Dominicana y el Vaticano, la cual consideró una presencia “valiente”. De la región, solo estuvo presente el presidente de Bolivia, Evo Morales.

“Hoy no hay jefe de Estado, no hay comandante en jefe de la fuerza armada”, dijo el presidente del Congreso, Juan Guaidó, al rechazar la juramentación de Maduro. “No eres legítimo, así te disfraces como te disfraces”, agregó.

Poco después de la declaración del presidente del Congreso, el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, ratificó el respaldo de las fuerzas armadas a Maduro.

Sectores del oeste de Caracas amanecieron ayer con una presencia inusual de militares, que también mantenían un fuerte resguardo del edificio del máximo tribunal de Justicia. Algunos centros educativos suspendieron las clases. Mientras, varios cientos de seguidores del Gobierno y empleados públicos, con sus características camisetas rojas, se movilizaron por Caracas dándole su apoyo.

un país petrolero con una crisis histórica

“Yo soy presidente”, se lee en afiches que cuelgan en céntricas calles de Caracas.

No obstante, la desesperanza y resignación se palpan en muchos venezolanos, asfixiados por la peor crisis que haya sufrido en su historia moderna el país con las mayores reservas petroleras del mundo.

“Esto va a alargar más la agonía que hemos vivido en los últimos años. Todo ha decaído gravemente, los bienes y servicios básicos cada día son más inalcanzables. Nos sentimos atados de manos”, dijo a AFP la enfermera Mabel Castillo, de 38 años.

Expertos auguran un agravamiento de la debacle socioeconómica. Además de la escasez de comida y medicinas, los venezolanos lidian con una hiperinflación que, según el Fondo Monetario alcanzará 10.000.000% en 2019.

En lo que considera la migración más impactante de América Latina en décadas, Naciones Unidas calculó que 2,3 millones de venezolanos salieron del país desde 2015 y estima que esa cifra subirá a 5,3 millones en 2019. Muchos de ellos llegaron a nuestro país.

Durante el gobierno de Maduro, la economía se redujo a la mitad y se contraerá 5% en 2019, según el FMI; además, el país y su petrolera cayeron en default y la producción de crudo, fuente de 96% de los ingresos, se desplomó a 1,4 millones de barriles diarios, la más baja en 30 años. Pero el presidente promete bienestar: “Me comprometo a realizar los cambios que hacen falta en Venezuela para (...) la prosperidad económica”, aseguró.

Sin cambio en el horizonte

Su reelección provocó una seguidilla de sanciones de Estados Unidos y Europa contra el círculo de poder, y los analistas prevén mayor presión en momentos en los que se afianzan en América Latina gobiernos de centroderecha.

La Unión Europea, Estados Unidos y el Grupo de Lima -de 14 países-, desconocieron la reelección de Maduro en los comicios del pasado 20 de mayo, adelantados por la oficialista Asamblea Constituyente y boicoteados por la oposición, que los consideró un fraude. El mandatario advirtió al Grupo de Lima que tomará medidas diplomáticas “enérgicas” si en 48 horas no rectificaba su posición sobre Venezuela.

Con el apoyo de Washington y la excepción de México, el Grupo de Lima -en el que ya debutó el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro- emitió el 4 de enero una declaración en la que le pidió no tomar posesión y pasar el poder al Parlamento, lo que Maduro calificó de intento de golpe de Estado. Los expertos no ven cambios en el horizonte, con una oposición fracturada y disminuida, y una población frustrada y temerosa de movilizarse, que opta por abandonar el país. (AFP/AP)

“Maduro hoy intenta burlarse de la democracia. Los venezolanos lo saben, el mundo lo sabe. Venezuela vive bajo dictadura”

Opiniones

Mauricio Macri (Pres. Argentina)

“EE UU no reconoce la toma de posesión ilegítima de la dictadura de Maduro y exige libertad para Venezuela”

Gobierno de EE UU

“Esperamos que Venezuela tenga nuevas elecciones presidenciales con garantías de un proceso justo y transparente”

Declaración de la OEA

“El presidente Maduro emprende hoy un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas”

Comunicado de la Unión Europea

“Ante un gobierno ilegítimo, Paraguay adopta la decisión de romper relaciones diplomáticas con Venezuela”

Mario A. Benítez (Pres. Paraguay)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...