Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El 24 de febrero, una gala atípica

Drástico final: tras la polémica con Hart, la Academia no tendrá conductor en los Oscar

El comediante había sido elegido para ser maestro de ceremonias y renunció luego de que aparecieran una serie de tuits homofóbicos

Drástico final: tras la polémica con Hart, la Academia no tendrá conductor en los Oscar

Kevin Hart no será el maestro de ceremonias de los Oscar / web

Increíble pero real: la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas habría decidido no contar con presentador en la 91º ceremonia de los Premios Oscar, que se celebrará el próximo 24 de febrero en el Dolby Theatre de Hollywood, tras la polémica renuncia del comediante Kevin Hart al trabajo luego de que emergieran una serie de viejos tuits homofóbicos.

Cuando parecía que Hart retornaba al trabajo, gracias al “lobby” de Ellen DeGeneres, que lo invitió a su programa (siendo ella una referente del movimiento LGBTQ) para convencerlo de arrepentirse de su renuncia, la Academia de Hollywood decidió cortar con la novelita y, ya sin tiempo para más maniobras ante la inminencia de la ceremonia, prescindirá del rol específico de maestro de ceremonias.

Serán entonces las diferentes estrellas que vayan pasando por el escenario las que asumirán sus que se repartirán sus funciones. Según informa Variety, tras semanas buscando sin éxito un sustituto para Hart, finalmente, la Academia optará por no contar con un anfitrión para la ceremonia por primera vez en tres décadas: resta ver si la drástica decisión determina una suba en las audiencias, por la curiosidad del público, o profundiza la merma de rating de la gala que el año pasado obtuvo su número más bajo en toda su historia y fue criticada duramente por su ceremoniosa y aburrida fiesta.

Sin presentador, todo podría ser todavía más formal y estructurado, con diferentes celebridades subiendo al escenario, presentadas por una voz en off, para presentar los nominados de cada categoría, como es usual, y sin mucho más show, aunque ante la falta de anfitrión la Academia intentará entretener con distintos sketches y aprovechar los shows musicales para una ceremonia donde las canciones de películas como “Nace una estrella” o “Bohemian Rhapsody” pueden ser protagonistas.

La última vez

La última vez que los premios más importantes de la industria cinematográfica no contaron con un maestro de ceremonias fue en 1989. La 61º gala arrancó con un humorístico número musical protagonizado por el actor estadounidense Rob Lowe y Blancanieves.

Esta vez, sin embargo, la decisión llega envuelta en polémicas, marchas y contramarchas: la Academia reconsideró volver a contar con el actor como presentador hace unos días, tras la campaña iniciada por Ellen, y la comediante incluso afirmó que se había puesto en contacto con la Academia para defender que volviera a ser elegido tras su renuncia. Hart aseguró que lo “consideraría” en el piso del talk show de Ellen, de los más vistos de EE UU, pero finalmente, el polifacético actor dio por cerrada la posibilidad de presentar los Oscar 2019.

“¿Lo haría alguna vez? No, se acabó. Se acabó. El momento pasó y fue una bendición, me entusiasmó la oportunidad y todavía estoy entusiasmado”, aseguró Hart en otra entrevista concedida a Variety.

Así se pone punto final a una novela de invierno (para el hemisferio norte) que llegó a entusiasmarnos porque entre las posibilidades para conducir la gala llegaron a sonar Los Muppets. El sueño tendrá que esperar...

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...