Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El 70% de la población rechaza los piquetes y sólo el 7,2% dice participar en marchas

El sondeo arrojó datos interesantes, como que el obrero registrado es más reacio al piquetero que la clase media profesional

El 70% de la población rechaza los piquetes y sólo el 7,2% dice participar en marchas
18 de Octubre de 2019 | 03:01
Edición impresa

El 69,3 por ciento de la población está en desacuerdo o muy en desacuerdo con los piquetes como “herramientas correctas para canalizar reclamos sociales”, y sólo el 7,2 por ciento dice participar en “marchas o movilizaciones”. Los datos surgen de una encuesta que hizo la Universidad Católica Argentina (UCA) en todo el país, y adquiere particular relevancia en la Ciudad porque, según el último informe publicado sobre el tema, se llega a registrar un promedio diario de 1,9 cortes de tránsito por manifestaciones.

Cuando se observan con lupa las conclusiones de la encuesta que el Observatorio de la Deuda Social de la UCA realizó entre el 1º de junio y el 30 de agosto, aparecen datos que invitan a un segundo trabajo para saber qué hay detrás de los números.

Es que, por ejemplo, los miembros del estrato socio-ocupacional “medio profesional” y “medio no profesional” manifiestan mayor confianza en los “movimientos sociales y/o piqueteros” que los del estrato integrado por “trabajadores marginales”.

Asimismo, las personas de los sectores medios son las que más participan en marchas o movilizaciones; los trabajadores informales, los que menos. Aunque ello se da en un contexto general donde apenas el 7,2 por ciento de la población protagoniza movilizaciones y marchas callejeras.

La encuesta “Participación y opinión sobre marchas y protestas” abarcó 5.800 casos en CABA, Gran Buenos Aires, Gran Rosario, Gran Córdoba, San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo y Gran Mendoza, además de ciudades como Mar del Plata, Salta, Paraná, Resistencia y otras del sur. Y La Plata.

Como se señaló, un 7,2 por ciento dijo participar en marchas y movilizaciones. En cuanto a la “valoración de los piquetes como herramientas correctas para canalizar reclamos sociales”, un 69,3 por ciento se mostró en desacuerdo o muy en desacuerdo, mientras que un 30,7 por ciento aseguró estar de acuerdo o muy de acuerdo.

Un 67,6 por ciento aseveró que el derecho de huelga “no” es más importante que el derecho a la libre circulación (ver gráfico).

Cuando se consultó acerca de la “confianza en los movimientos sociales y/o piqueteros”, un 77,5 por ciento los consideró poco o nada confiables frente a un 22,5 por ciento que respondió “confiables o muy confiables”.

Sin embargo, dentro de ese 22 y medio llama la atención que el estrato socio-ocupacional donde la encuesta registró mayor nivel de confianza en los movimientos sociales o piqueteros fue el “medio profesional” (25,3 por ciento), seguido por el “medio no profesional” (25,2). Tercero aparece el estrato “trabajador marginal” (21,4 por ciento) y último el conformado por los “obreros integrados” (19,8).

En cambio, la creencia en el piquete como herramienta válida para hacer reclamos crece a medida que se desciende en la escala social. “Según se agrava la condición de pobreza, aumenta la valoración positiva de los piquetes. El 43 por ciento de las personas indigentes y el 36,8 por ciento de las personas pobres consideran que son mecanismos correctos para canalizar peticiones sociales, porcentaje que desciende al 28 por ciento entre los no pobres”, subraya el informe de la UCA.

Es de destacar que los obreros sindicalizados son los más reacios al método del piquete.

Otro dato revelador de la megaencuesta es el que refleja la participación en marchas y movilizaciones según la zona. Los mayores niveles de activismo en esas manifestaciones se dan en la CABA (21 por ciento) y en el Gran Rosario (11,5). El nivel de participación más bajo se observa en el Conurbano (3 por ciento).

Ciudad caliente

Sede de la gigantesca administración pública provincial y de una de las tres universidades más populosas del país, La Plata suele ser -más aún en tiempo revueltos- una de las ciudades con mayor cantidad de piquetes y movilizaciones.

Un informe comunal reveló que, en ese sentido, los puntos más complicados son el sector de avenida 7 entre 47 y 50; 7 entre 55 y 59 (fiscalías); 6 entre 50 y 54 (Gobernación), y 12 entre 49 y 54 (Municipalidad y torres administrativas), en ese orden.

30,7
Por ciento de la población, según una encuesta a nivel nacional que realizó la UCA, está de acuerdo o muy de acuerdo con el piquete como herramienta válida para reclamar por cuestiones sociales.
40,4
Dentro de la minoría que apoya los piquetes como herramienta de reclamo, el 40,4 por ciento son trabajadores marginales; el 30,4 por ciento, obreros integrados (registrados y/o sindicalizados), y el 29,1 por ciento, personas de clase media profesional. La clase media no profesional es la menos favorable a esa práctica: 26,4 por ciento.

 

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla