Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Lo que dejó la boda de Rafa Nadal: se casó en una fortaleza, sin celulares y con “Pico” desprolijo

Fue un festejo secreto: el tenista pidió dejar los teléfonos y prohibió el acceso de medios y el vuelo de drones

Lo que dejó la boda de Rafa Nadal: se casó en una fortaleza, sin celulares y con “Pico” desprolijo

Nadal y Xisca, en la previa de su festejo

21 de Octubre de 2019 | 02:33
Edición impresa

Nadie sabe a ciencia cierta que pasó detrás de las puertas de sa Fortaleza, el imponente recinto al norte de Mallorca (es la propiedad más cara de España, y además, inexpugnable) donde el sábado el tenista Rafael Nadal celebró su boda con Mery “Xisca” Perelló, su novia de toda la vida. ¿Qué sonó en el carnaval carioca? ¿Alguien bebió de más? ¿Qué nuevos romances surgieron? Imposible saberlo: es que Rafa se encargó de generar un importante cerco alrededor del evento para que la prensa quedara afuera y los invitados pudieran dedicarse a disfrutar, que incluyó un curioso cartel de bienvenida: celulares afuera.

Sin teléfonos móviles en la fiesta, y prohibido el vuelo de drones y aeronaves, no tuvo lugar el típico aluvión de fotos en Instagram, y apenas circularon ayer las pocas imágenes que los medios pudieron tomar de los invitados llegando al lugar: muchos llegaron en autobuses privados que entraron directamente a la fortaleza de Albercutx por la puerta principal del Aeródromo Militar sin tener que hacer un tramo a pie ni parar a pasar controles, evitando de esa manera incluso a los fotógrafos de la prensa apostados en la entrada.

LOS INVITADOS

Los invitados, por supuesto, son parte de la elite del jet set internacional: desde Enrique Iglesias a Cristiano Ronaldo, pasando por Anna Kournikova e Iker Casillas, nadie se lo quiso perder. Salvo Roger Federer, que se encuentra disputando un torneo en Basilea. Pero sí estuvieron otros reyes: no faltaron los reyes eméritos Don Juan Carlos y Doña Sofía, aunque dejaron la fiesta sobre las 18.30.

Además, claro, el convite estuvo lleno de tenistas: celebraron Carlos Moyà, con su mujer, Carolina Cerezuela; y otros tenistas como Marc López, Feliciano López, David Ferrer y el argentino Juan Mónaco, amigo íntimo de Rafa, que se acercó con su nueva pareja, la modelo francesa Diana Arnopoulos, pareja “blanqueada” hace un par de meses.

Con el nivel adquisitivo que se manejaba en la lista de invitados, de más está decir que todo el mundo estaba vestido muy elegante. Todos, menos “Pico”, que eligió un look elegante sport (sin corbata, camisa abierta, lentes de sol), muy canchero, pero que desentonó con el resto de los invitados. Desde ya, en las redes lo acribillaron...

 

Multimedia

Nadal y Xisca, en la previa de su festejo

El Rey Juan Carlos llega a la boda

Juan Mónaco y Diana Arnopoulos llegando al festejo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla